¡Expectativas muy altas!

Etiqueta original que ya indica que estamos ante un vino diferente y el peso de la botella no hace más que constatar este dato.

A la vista se trata de un rojo rubí, brillante de media capa y ribete anaranjado.Al mover la copa deja lágrima algo coloreada.

En nariz destacan los balsámicos, se trata de un vino con muchos matices, también algo de frutos silvestres y luego cacao.

En boca es dónde decepciona un tanto y quizá no cubre las altas expectativas puestas en él.

De trago amable, entra con facilidad, acidez en su justa medida pero parece que le falta algo de complejidad para estar ante un vino redondo, conociendo su precio nos quedamos algo decepcionados...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar