Un Gran Arzuaga.

Estamos ante un vino con presente y mucho futuro.

A la vista color picota y ciruelo rojo con ribetes violáceos, lagrima abundante que tinta la copa y hace una bella corona.

Aromas intensos tierras y maderas nobles, no falta la frambuesa y aromas más minerales.

Y en boca, es de trago largo todavía algo astringente.

Se puede tomar ahora, pero mejor esperar y que se dome, estará óptimo en un apr de años.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar