Un Gran Arzuaga.

Estamos ante un vino con presente y mucho futuro.

A la vista color picota y ciruelo rojo con ribetes violáceos, lagrima abundante que tinta la copa y hace una bella corona.

Aromas intensos tierras y maderas nobles, no falta la frambuesa y aromas más minerales.

Y en boca, es de trago largo todavía algo astringente.

Se puede tomar ahora, pero mejor esperar y que se dome, estará óptimo en un apr de años.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar