Son de Arriero Castes Autóctonas 2015

Vino Son de Arriero Castes Autóctonas 2015

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
93
Puntuación Media:
8,6
Calidad-precio:
9,3

Bodega: Bande Pivida, Julia Mar
D.O./Zona: D.O. Ribeiro
País: España
Tipo de vino: Tinto
Crianza: Con crianza
Graduación (vol): 13,50%
Varietales: Sousón, brancellao, caiño tinto y ferrol cultivadas en la zona alta de las laderas del valle de arnoya.
Precio aproximado: Desconocido
Descripción
Otros vinos catados de esta bodega

Elaboración: Vendimia con selección manual, maceración prefermentativa a 10 grados durante 24 horas, fermentación alcohólica controlada, fermentación maloláctica en depósito y posterior reposo en depósito de 6 meses hasta el embotellado.

Varietales: Sousón, brancellao, caiño tinto y ferrol cultivadas en la zona alta de las laderas del valle de arnoya.

8 Opiniones de Son de Arriero Castes Autóctonas

Tiene color rojo picota con reflejos violáceos.
Nariz equilibrada y con buena intensidad. Interesante combinación de todos los grupos aromáticos que en sucesión y armonía nos trae fruta roja, finos tostados, notas salinas, pirueta de fresa, ahumados, un toque de barniz y aromas balsámicos.
En boca tiene un ataque amplio, voluminoso y muy sabroso. Es salino, casi sápido pero al mismo tiempo frutal. Muy buena acidez y tacto redondeado con el tanino pulido y elegante. Ligereza y largura.

Me vuelvo a encontrar con este vino año y medio después de la primera cata:

Color rojo picota con ribete que mantiene ciertas notas amoratadas, buen brillo y capa media.

Fruta negra y notas aromáticas de monte bajo, pimienta negra y notas balsámicas de alta montaña. Con aireación y temperatura aparecen notas de fruta roja (cerezas, caramelo, punto de humedad, y hongos, notas olivadas). En conjunto un perfil aromático fresco, frutal y en el que el año y medio de vida no ha hecho apenas mella.

En boca tiene un ataque agradablemente frutal, con un tacto carnoso, ligeramente tánico pero no raspante, muy fresco, con pinceladas vegetales y un punto dulce al final del recorrido. Es fresco gracias a una buena acidez que mantiene, largo y permanente.

Se encuentra todavía en perfecto estado de consumo y es más, todavía le queda recorrido.

Color picota granatoso con ribete violáceo.
Nariz interesante y curiosa, de media intensidad tras buena aireación, fruta roja y negra, ligeros ahumados y tostados, balsámicos, toques licorosos y marcada mineralidad.
En boca tiene buena entrada, muy buena acidez, frutal, amplio, de paso fresco, de buen peso, vinoso, tanino redondeado, elegante y con un final de buena longitud.
Interesante y de muy buen beber.

Rojo picota de capa alta con ribete de irisaciones cardenalicias. Nariz muy intensa e íntimamente frutal, hay multitud de matices varietales que recuerdan a las bayas pequeñas del bosque sobre aromas vegetales y de hojarasca verde. Hay notas de tinta china y de savia sobre un fondo tostado de corteza vegetal. Aromas que recuerdan a las especias verdes, al pimentón, al grano de café sin tostar, incluso mentalmente te llevan a notas de jengibre y al tubérculo en tierra (Rábanos). También sensaciones de maceración carbónica. Boca primaria, frutal, vegetal, fresca y con cierta astringencia. Por vía retronasal recuerdos de tinta china y yodados, matices que también se posan en el posgusto, dejando un toque metálico - vegetal. Un vino diferente, personal, independiente desde el punto de vista sensorial y con matices que juegan con la sensibilidad varietal y vegetal – terrosa. Un vino para entender y para comprender, o por lo menos una de las dos cosas. Tiene como un carácter marítimo y de fósiles.

Visual:Rojo grana de capa media-alta

Olfativa: salino, notas de barniz, balsámicos.

Gustativa: Paso medio, buena acidez y agradable postgusto

El vino Son de Arriero Castes Autóctonas Tinto 2013 tiene color rojo picota granatoso con ribete violáceo.
Nariz con buena definición e intensidad media-alta. Equilibra elegantemente las notas frutales (rojas), salinas, los ahumados y un toque de hoja de tabaco, siempre acompañado de frescura balsámica.
Muy sabroso en boca, muestra amplitud y volumen, carácter marcadamente frutal sin perder ese agradable punto yodado de las variedades gallegas. Muy buena acidez, tanino pulido, largo y redondo.

Visual:

Picota de ribete violáceo.

Olfativa:

Nariz de buena intensidad. Hay fruta en sazón, empireumáticos con su leña y su humo, caramelo duro, cosmético, balsámico, salino y un fondo de higos. La nariz es golosa, fresca y hay complejidad.

Gustativa:

En boca es muy frutal, fresco, sabroso, goloso, tiene buena acidez y es voluminoso.

A la vista se presenta con capa alta, cereza picota con matiz granate.
En nariz se muestra con intensidad media, goloso, con notas de cuero, sotobosque, grosella negra, algarroba y fondo vegetal.
En boca es amplio, sabroso, tiene cuerpo, es equilibrado y largo

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar