Gran trabajo el de esta bodega

Dorado limpio y brillante.
Nariz intensa y compleja, con frescura pero sobre todo con profundidad. Notas de flores marchitas, frutos secos, almendras, hierbas aromáticas, infusión de camomila, un marcado fondo mineral, ligeros ahumados, sensaciones yodadas y marinas, especias orientales, una nariz de gran definición y potencia.
En boca es un vino armónico y directo, de enorme amplitud, paso firme y concentrado pero lleno de frescura y sapidez calcárea, larga y persistente, dejando en el final recuerdos de frutos secos amargos y trazas salinas, de marcada mineralidad. Seca, punzante, de un enorme carácter.
Excelente gama de vinos la que está trabajando esta bodega y su calidad se percibe con esta manzanilla, vino de enorme balance, equilibrio y marcado carácter, manzanilla “hecha” pero de una gran frescura, que se bebe de maravilla con casi cualquier alimento. Por poco más de 7 euros es imposible beber mejor.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar