Arlequino

Vermut Arlequino

Puntuación del vino
Puntuación sobre 100:
90
Puntuación Media:
8,0
Calidad-precio:
8,5

País: España
Tipo de vino: Vermut
Graduación (vol): 15,00%
Precio aproximado: Desconocido
Descripción

7 Opiniones de Arlequino

Color amarillo blanquecino.
Nariz con claro protagonismo de la madera con toda la variedad de tostados, especias dulces y lácteos. La fruta que pugna por hacerse ver entre el bosque es también dulce y almibarada.
Se echa de menos la acidez en boca, es estructurado pero de nuevo el dulce se lleva el gato al agua.

Visual:

Amarillo pajizo.

Olfativa:

En nariz hay macedonia, lácteos, flores, especias y tostados.

Gustativa:

En boca es fresco, dulce, untuoso, tostado y con cierta estructura.

El vermouth Arlequino tiene un coloe amarillo pajizo muy pálido.
El perfil aromático es muy amaderado, con profusión de tostados, canelas y vainillas. La fruta es madura y algo dulzona, también hay notas cremosas que combinadas con las especias dulces son claramente evocadoras de un plato de natillas.
El paso por boca lo defino en 3 palabras: amplio, dulce y tostado. Habría agradecido un punto más de acidez.

Color amarillo pálido.
La nariz recuerda inicialmente a una sangría cargada de frutas variadas, recuerdos a "bitter kas", hierbas aromáticas y como bien ha dicho Arrutzi, mucha canela.
En boca es untuoso, las sensaciones dulces marcan su paso por boca de buena estructura y peso, le falta más acidez para equilibrar éstas, aunque buenos amargos hacen que se acabe bebiendo bien.

Sorprende su aroma que nos recuerda a un bíter, hay vainilla, fruta en sangría, una nota abrumadora a flores, natillas, especias, destaca la canela de manera obsesiva.

En la boca manda el dulzor, es goloso, algo fresco, surge y se agradece el punto amargo, nuevamente surge el eco dulce apoderándose del conjunto restando definición al resto de matices.

Con una simpática apariencia y con ganas de agradar se ha hecho este vermut, de tonos pajizos amarillentos y con unos reflejos verdosos finales, tiene una densidad media.

En la nariz prevalece la fruta y es capaz de ganarle el espacio a los botánicos que lo integran. Es mediterráneo y su punto cítrico esta muy presente. Conforme rueda en la copa, deja escapar sus especias y sus hierbas que te recuerdan a una tarde de paseo por las serranías valencianas, con esos aromas tan frescos.

En boca pesa, es difícil de explicar, porque es tan denso como un vermut negro, con una gran cantidad de azúcar pero da la frescura de lo que es un vermut blanco. La acidez medida y equilibrada y los amargos del ajenjo que debe de tener un buen vermut reflejan que lo es.

Es un Vermouth blanco que atrapa. Tiene fuerza pero la basa en la elegancia. Es sutil, acompaña su fondo de hierbas aromáticas pero hay fruta y flores, es una nariz golosa, hay uva, hay dulzor, hay flores, en concreto rosas. Tiene un color pálido, acerado. Lágrima densa.
Nariz atractiva que atrapa.
En boca es delicioso, goloso, ligeramente amargo y dulce al tiempo, floral y refrescante. Entra fácil, es de trago largo y fragante final con ese amargo del vermouth que tanto gusta, pero sin excesos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar