Vino Monopole 2015: Monopole


Amarillo pálido, brillante, limpio; de aromas intensos a frutas de hueso dulces como el albaricoque, con un remate final a cítricos de carácter meloso como la papaya. Es un aroma cremoso propio de las lías, muy bien ensamblado todos sin despuntar unos sobre otros. En boca tenemos un vino blanco cremoso y dulce, con cuerpo, untuoso pero no en exceso debido a la buena acidez que tiene, se nota en boca las lías con un final largo con un punto vegetal muy agradable que lo hace interesante y elegante.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar