Vino Oloroso Ermita Santa Agueda: Conda de Huelva


Vino color oro quemado, limpio, brillante y lágrima abundante y densa. 
En nariz con buena intensidad, notas de fruta blanca pasificada, bollería, ebanistería de todo tipo, con evolución, a notas dulces, membrillo, miel, orejones y licores, algo menos de aroma a lacas en esta botella, perfumado expresivo y bien definido
El paso por boca, potente, con cuerpo, cortante, largo recorrido, buena acidez, equilibrado,seco, amplio, con volumen, bizcocho alicorado, miel, sabroso y gustoso. 
Retronasal, fruta blanca pasificada. 
Postgusto, larguísimo y bueno.

Segunda botella disfrutada de este gran vino, consumida en menos tiempo y casi sin dejarle respirar.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar