Vino Viña El Pisón 1998: Una maravilla.


Rojo cereza de capa alta y pequeño ribete granate. Magnifica y femenina nariz en sus inicios, perfumada con aromas florales y una intensa sensación de frutillos silvestres (grosellas) bajo un leve carácter ahumado. Conforme se airea salen las notas terciarias de la crianza en botella que recuerdan a las especias, a la hojarasca, pastel de frutas del bosque horneándose, y cierto tostadito cremoso que va cogiendo notitas de tizne de chimenea. Hay aromas minerales de piedra caliza que evolucionan hacia la piedra de mechero, y que se entremezclan con las grosellas dejando una sensación estupenda entre lo mineral y lo frutal - especiado. Al final sale la hojarasca en descomposición y sobrevuela un leve e integrador aroma cárnico que recuerda al tuétano. Es lo que tienen los vinos donde se vislumbra la grosella tan claramente, hace bailar los matices frutales, de las especias y de la serie animal en una misma dimensión sensorial. En boca es sedoso, fino, elegante y preciso, con una fruta del bosque pequeña sápida y que lo dota en todo el paso de un agradable y delicado sabor frutal con cierta intención de volumen, cremosidad y tostaditos que aportan su amargosidad. Excelente acidez que deja un posgusto fresco y algo secante (es lo menos bueno de este vino), que lo traslada hacia una retronasal mineral y acorde con la nariz, de muy buena persistencia. Tiene una estructura especial, distinta, te da aspectos sensoriales a los que no estas acostumbrado en un vino español y de Rioja. Creo que es un vino y añada que tiene mucha vida por delante en botella y diría que dentro de los mejores 3 o 4 vinos tintos españoles que más he disfrutado, por no decir que el que más. Una maravilla y a la vista de su tiempo en botella, un valor seguro para atesorar. Me ha impresionado, y es de 1998…

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar