Vino Conde Valdemar Gran Reserva 2007: El tiempo en botella lo transformará en un gran vino.


Rojo picota con ribete granate ligeramente abierto.
Nariz de intensidad media pero muy equilibrada, con unas notas de fruta roja, cuero, de zapatos nuevos, vainilla, ciruela negra, tabaco de pipa y un fondo especiado.
En boca el tanino está aún muy presente, tiene un buen ataque en el que la fruta roja está muy presente, se funde con las notas lácteas, un punto fresco de regaliz de palo, un sensación ligeramente picante y ese tanino que deja una sensación final aún astringente, pero apuntando maneras, pues ya se percibe cierta rugosidad en el tacto.

Sin duda la botella le va a sentar muy bien, está tremendamente vivo para ser un 2007, así que se le presume una larga vida. De momento, lo guardaría para ver cómo evoluciona.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar