Riscal Gran Reserva 2005

Color cereza con ribete en el que ya asoman los atejados. Brillante. No parece que sea un vino con 10 años.
En nariz intensidad media-alta, importantes terciarios aunque todavía conserva fruta muy madura, licorosa.
En boca tiene una buena entrada, fluído, acidez interesante, ciertos amargores, ligeramente astringente. Le queda vida para rato.
Un placer como siempre compartir las catas virtuales, gracias a Verema y a la bodega.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar