Vino Solera Pedro Ximenez Viejo: De color negro opaco, con borde ambar yodado. Sólo servirlo ya percibimos


De color negro opaco, con borde ambar yodado. Sólo servirlo ya percibimos su densidad. La nariz no es su mejor baza, aunque es posible que no le dieramos suficiente tiempo:
dátiles, higos secos, pasas, café, ceniza... Aunque el alcohol aparece y molesta ligeramente, así como una ligera sensación de barniz. En boca es excepcional, con buena acidez, muy dulce, denso como jarabe, con una potencia extraordinaria. Largísimo y con una retronasal en la que predominan notas algo amargas de café y azucar quemado.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar