Una viña muy suavecilla

Y tremenda!!!! Vaya vinazo del señor Maestro. Una gozada. Y van...

La nariz necesita de un buen golpe de aireación, porque al principio sí que se muestra asperillo. Pero una vez se van esas notas de champión, de cuadra y humedad, aparece la fruta.... Pero no una ruta cualquiera, sino frutaca madura de la buena. Te aparecen fresas muy maduras, moras, grosellas... en un punto tremendo. Luego vas notando las flores, los balsámicos, la mineralidad, especias dulces y picantes, con pimienta jamaicana, vainilla y nuez moscada, además de notas de matorral.

En boca tiene un gran cuerpo, es denso. La fruta es la que manda, con toques dulces compensados por la mineralidad, los balsámicos y una muy buena acidez. La madera está integradísima y las especias dulces y picantes se han fusionado perfectamente. Las notas vegetales le dan un plus de amargores que hacen que este vino sea adictivo, que se beba con facilidad, a pesar de la complejidad del vino. Postgusto floral y frutal, largo y muy muy bueno.

Otra joya más del gran Maestro. Una maravilla.

 

 

 

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar