El príncipe de.... la Villa ;-)

Pues sí, un príncipe de Bel-Air está hecho, con esas notas clásicas y un toque gamberrete, pero con muy buenas intenciones.

La nariz es muy compleja, con notas de fresas maduras, de grosellas, arándanos, moras.... Le acompaña un toque de cuero, de notas animales intenso, que se va disipando y acompañando elegantemente durante su "vida". Café, ahumados, champiñones, pimienta negra, nuez moscada, flores marchitas, regaliz y suave tinta china.

En boca se presenta fluido, elegante, con muy buenos amargores y una acidez buena. La fruta está bien madura, con esas fresas, cerezas y los frutos del bosque inundándonos de placer. Cueros, ahumados, mineralidad, ese toque de tierra húmeda y champiñones se van desplegando, con esas especias picantes y notas vegetales dándole frescura. Los tostados están muy bien integrados, sin avasallar, con el café torrefacto deslizándose por la boca, acompañado de notas de matorral, de regaliz y notas avainilladas. Es largo, muy elegante y con suavemente ahumado y frutal.

 

Para gozar....

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar