Vino Celeste 2012: Un Torres atípico.


Color rojo picota con ribete violáceo, de capa media y fina lágrima. Nariz compleja e intensa, con fruta negra madura, notas dulces del alcohol, especiados, lácteos, balsámicos y toques tostados. En boca es sabroso, amplio,algo dulzón, de buena acidez, paso especiado y afrutado, con retro balsámica y buena persistencia. Vino más que correcto, que no me ha parecido muy de la Ribera.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar