Vino Capellanía 2010: Complejo y con botella por delante.


Amarillo dorado con irisaciones verdosas. Nariz de alta intensidad donde ser perciben las notas de las nobles maderas utilizadas en la crianza (roble nuevo) que traslada intenciones cremosas (llegaran + con la crianza en botella) y notas vegetales / verdosas (savia). Hay bergamota, albérchigos y cítricos maduros, naranja vieja, pomelo, eneldo, galletas inglesas, hojas de té y flor de manzanilla. Fondo que recuerda a las notas medicinales y a la tiza / talco. En boca es rico, en la evolución se nota la fruta blanca sobre madura (peras y membrillo) que se conecta muy rápidamente con la vía retronasal, donde salen sensaciones de rebotica y aldehídos. Posgusto de sensaciones amileadas y levemente amargosas. Complejo, creo que le falta botella y lo mejor está aún por llegar. Un vino que muestra el perfil más clásico de la variedad riojana Viura, seguramente elaborado bajo los más estrictos controles de calidad, y eso se percibe en el vino.

  1. #1

    Xavih

    Con este vino siempre he tenido la sensación de que con unos meses menos de roble. O con unas botas de roble de más capacidad, o con una parte en robles de segundo-tercer año, vamos con menos madera, sería más redondo, más elegante y probablemente con mayor sensación de fruta fresca, no tanto fruta escarchada.

    P.D: Lo malo de los blancos con tanta madera, es que tengo la sensación de que cuando la madera se ha integrado(Si es que logra hacerlo), lo mejor de la fruta, ya se ha ido.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar