Vino Quinta do Crasto Reserva vinhas velhas 2012: Excelente, excelente.


Color cereza rubí brillante con borde granate.

Aromas de muy buena intensidad donde destacan los frutos negros y de otros tipos con una excelente madurez y expresividad, las flores muy presentes, minerales, especias dulces, caramelos, chocolate y toques de madera fina, mucha la complejidad y sobre todo la calidad y elegancia de la nariz.

En boca es sasbroso, goloso y placentero, el paso de boca espectacular por el equilibrio, la sedosidad y al mismo tiempo el "gran calado", bastante bien la estrucutra, los taninos muy nobles aunque vivos, el retronasal magnifico con casi todos los aromas de la inmensa nariz y el final es largo, pero sobre todo lo que marca la diferenciae es su magna persistencia. Todo esto se puede resumir en dos palabras, potencia y elegancia (esta última igualmente con mayúsculas).

Un VINAZO (si con mayúsculas, ya que hay que gritarlo). que ha recibido las uvas que iban dedicadas al Maria Teresa para esta añada.

Posiblemente es el vino con mejor RCP que conozco en la faz de la tierra (para mi lo es seguro). Se encuentra ahora en un gran estado de forma, pero mejorará en dos o tres años, eso si perderá algunos aromas "golosos".

De momento he comprado 6 botellas, pero mañana adquirire algunas más.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar