Lo que me viene a la mente al hablar de un verdejo que merece la pena

Amarillo verdoso, color algo mas subido que el verdejo "habitual" de la bodega. Brillante. Glicerico.

Nariz menos exhuberante pero llena de sutiles matices. Flor blanca, anisados flor amarilla, pera e hinojo fresco.

En boca fresco, con cierta estructura, mineral, tiza, cereales y citricos maduros. Melon de la galia. Sabroso, redondo, franco y directo. Final medio-largo. Pura redondez.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar