Vino Arzuaga Reserva 2010: Arzuaga Reserva


En la copa ya se deslumbra que estamos ante un gran vino, por hacer no cabe duda, pero marca su impronta y sin duda la añada ayuda y mucho. Tiene personalidad con un marcado acento mineral a la par de frescura y frutosidad. Hay tanta concentración frutal que parece una confitura, jugosa e intensa, franca. Al tiempo se afina, toca la elegancia.

En boca es fresco, jugoso, amable, aun siendo una bestia, me gusta y me sorprende la fruta, ese punto fino y elegante de la crianza en barrica, con mucha potencia, mineral, marca el terruño y su procedencia.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar