Un básico muy apañado

Botella tomada en vinoteca, descorchada al momento.
De color amarillo pajizo con reflejos verdosos, lágrima fina, limpio y brillante.
Nariz un poco tímida inicialmente pero que va evolucionando a medida que el vino coge temperatura hacia flores blancas, fruta blanca y amarilla y ciertos cítricos.
En boca el primer trago indica que hay un punto de azúcar residual aunque a medida que avanza la botella da la impresión que se lima. Mucha fruta, cítricos, una buena acidez que por momentos consigue contrarrestar el dulzor. Fácil de beber.
Se trata de un vino básico que no está nada mal aunque sin emocionar.

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    Kintiman

    Eso tenía que estar muy joven, las chenín molan con algún añito encima, pero bueno, hay que intentar probar de todo ;-)

  2. #2

    Alberto.Freire

    en respuesta a Kintiman
    Ver mensaje de Kintiman

    Estaba bastante redondo para lo que se podía esperar, supongo que por ese toque de azúcar residual. Creo que a ti no te habría gustado tal como estás metido en acideces extremas a pesar de que tenía una buen acidez.

  3. #3

    Joseangel

    en respuesta a Kintiman
    Ver mensaje de Kintiman

    Este lo tomamos el año pasado en el Clarete, casualmente en estas fechas, pero era la cosecha 2012. Creo recordar que no estaba mal del todo.

  4. #4

    Alberto.Freire

    en respuesta a Joseangel
    Ver mensaje de Joseangel

    No está mal pero tiene un punto quizás demasiado goloso. En cualquier caso aprovechable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar