Otra buena añada

Después de haber probado la añada 2011, hacía tiempo que tenía ganas de catar una nueva añada y en este caso le correspondió a la 2013.

A la vista se presenta con color amarillo pajizo con reflejos verdosos, lágrima densa que resbala suavemente por la copa, limpio y brillante.

En nariz aparece inicialmente alguna nota del carbónico pero pronto se despeja dejando cítricos, fruta blanca (pera) y notas florales.

En boca es un vino que tiene cuerpo, untuoso pero fresco a la vez gracias a una buena acidez, tiene cierto carácter salino, mucha fruta. Deja un cierto amargor en el postgusto que no molesta en absoluto.

Un vino interesante que va creciendo a medida que pasan los años para la viña. Para seguirlo.

Recomendado por 1 usuario

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar