Vino Kame Muscat 2013: Kame Muscat, la muscat bien trabajada


Color pajizo.
Nariz de buena intensidad con aromas muy típicos de esta variedad, notas terpénicas, de fruta blanca, uva de mesa, melón cantaloop y un sorprendente punto mineral que le confiere cierta profundidad y complejidad.
Hasta aquí, un moscatel en toda regla. Pero cuando te lo llevas a la boca... la cosa cambia. Se nota ese punto petillant, con un excelente equilibrio entre el dulzor, unas sorprendentes notas amargosas y la acidez. Tiene un fondo medicamentoso que no llega a molestar, con un fondo de lichis por vía retronasal. El dulzor es equilibrado y tiene un correcto recorrido.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar