Vino Quinta Quietud 2008: Toro muy expresivo


Este Toro me ha parecido un vino de terruño, que aún se encuentra joven y que con un par de añitos más de guarda mejorará sustancialmente.

Visualmente un color rojo picota, con una lágrima densa que tinta y mucho la copa.

En nariz ya sabes que está ante un gran vino: con un poco de oxigenación parecen olores a fruta negra, con unos ligeros tostados, toques de café, balsámicos y aromas minerales. Excelente carta de presentación.

Boca: una vez se ha "abierto" con paciencia, aparecen las sensaciones que hemos tenido en naroz: fruta negra madura, calidez, tostados, mineralidad, terruño, frescura, muy buena acidez. Además aparecen unos taninos un poco rugosos, pero agradables y que no provocan astringencia... Un muy buen conjunto que le falta acabar de redondearse... Pero qué conjunto.

Desconocía esta bodega y este vino me ha encantado... Luego llegó un Numanthia y pasó a segundo plano, pero estamos ante un grandísimo vino y una excelente muestra de terruño

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar