Vino La Rioja Alta 890 Gran Reserva 1955: Elegancia


Rubí con ribete atejado, capa media.
Nariz de media intensidad, elegante, compleja y madura. Notas de fruta en licor, tonos terrosos, trufa negra, hojarasca, un tenue fondo especiado, ahumados, maderas nobles, tabaco de pipa y piel curtida. Complejo y con muchas capas, con misterio, con clase, nariz para recrearse.
En boca es un vino sutil y delicado, redondo, con una excelente acidez y una marcada frescura para su edad, aunque bien estructurado. Final largo y armónico, dejando recuerdos de especias y una liviana traza mineral. Tanino presente pero ya integrado. Buena persistencia. Muy placentero.
55 fue una añada formidable en Rioja con vinos de una calidad excepcional, una de las mejores de la historia. Este 890 no es el mejor vino que hemos bebido de este año pero sí que muestra una impronta de clase y elegancia marca de la casa, un vino de engañosa sutilidad y con un marcado balance que le hace sumamente placentero en estos momentos. Fantástico.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar