ALimon y moras.

Explosión cítrica.
Rojo cardenal, ribete violáceo, capas medía / alta, lágrima llamativamente abundante, gruesa y bastante teñida. Inicialmente poco abierto en nariz, con aromas florales suaves, luego resinas y algo especiado.
En boca tiene buena acidez. quizás excesiva, entrada potente, astringencia marcada y abundantes sabores a frutas frescas rojas y negras, cerezas, ciruelas, arándanos y al final amargor mezclado con cítricos.
Domina lo agrio , lo ácido, con presencia de madera.
Contundente y frutal.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar