Tun tun tun, que vienen los malos

Excelente botella degustada en la cena de nochebuena, acompañando a un cabrito al horno

Color rojo picota y ribete granatoso
En nariz es una bomba frutal con unos tostados muy conseguidos

En boca resulta sabroso y goloso, las notas frutales excelente y los tostados muy logrados.
es una bomba prioratina muy sutil
El final es largo, untuoso y persistente. La acidez, le aporta ese fresco que hace que quieras seguir bebiendolo toda la noche. Tiene una gran vida por delante. Menos mal que tengo provisiones de sobra

Ha sido con el Solertia que más he disfrutado

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar