Restaurante Moo (Hotel Omm) en Barcelona
  

Restaurante Moo (Hotel Omm)

33
Datos de Moo (Hotel Omm)
Precio Medio:
86 €
Valoración Media:
7.7 10
Servicio del vino:
8.2 10
Comida:
7.4 10
Entorno:
7.6 10
Calidad-precio:
7.2 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Eixample
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 47,75 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: no cierra

Teléfono

Restaurante Moo (Hotel Omm) Moo (Hotel Omm) Moo (Hotel Omm) en Barcelona Restaurante en Barcelona Restaurante Moo (Hotel Omm) Moo (Hotel Omm)

33 Opiniones de Moo (Hotel Omm)

....Sin ella , no hay ritmo ni baile. Desde Brasil nos deleita con talante europeo en Roca Moo, con un especial menú degustación adaptado, largo y con maridaje expreso para el Doc.

Jardines de verduras, bocados, carnes y postres realizados por los hermanos Roca y su versión de "cuina catalane"

Menú Joan Roca "customizado" con algún plato más que fue acorde, al igual que los vinos, como Delgado Zuleta XL La Goya reposada, Caus Lubis 1998 y otros como el Siciliano de Nerello Mascalese

Platos con "Rocamor":

Nuestro huerto mediterráneo

Boniato de feria

Gnocchi de plancton al pesto marino

Ostra con holandesa de caza

Carrillera de rape en su suquet, alcaparras y avellana

Cordero lechal a baja temperatura, su leche tostada, café y
mozzarella de Idiazábal

Mousse de macadamia y uvas moscatel

Todo el olivo:
Helado de praliné de olivas, bizcocho de arbequina y vainilla y olivas
confitadas.

....tan especial, que hoy puedo llorar de alegría.

Comedor amplio con decoración minimalista situado al fondo del vestíbulo del hotel Omm. La iluminación la he encontrado algo escasa. El comedor me ha dado la impresión de estar un tanto desangelado. Buena separación de las mesas. Sillas confortables. Menaje de nivel, aunque los cubiertos son algo pequeños para mis manos. Copas Riedel. Cambio de cubiertos con cada plato. Servicio muy atento y servicial. El camarero no hablaba catalán.

Pido disculpas por no especificar exactamente los platos. Pensé que estarían colgados en la página web, y no es así... Ha sido una comida de trabajo...

El menú consta de 2 tandas de aperitivos, un entrante, dos platos a elegir de entre 2 opciones cada uno y un postre. El de hoy ha consistido en:
- 2 tandas de aperitivos, de los que me han gustado especialmente el macaron de trufa y una bola dorada rellena de pasta de avellana y algo más.
- Entrante de cerezas rellenas de foie con sopa de cerezas. Original y deliciosa combinación.
- Arroz con pies de cerdo y langostinos. Presentado como un risotto cubierto con un carpaccio finísimo de langostinos. Algo insípido. Los pies de cerdo, missing.
- Pichón con naranja. Me ha gustado bastante la combinación.
- El postre ha consistido en una falsa mini manzana rellena de una mousse (de la que no he sabido identificar el sabor exacto aparte de la nata), piñones garrapiñados y una sopa de manzana. También llevaba unos hilos de color rojo haciendo filigranas que sabían a caramelo. Original y excelente presentación. Lo ha elegido el camarero y, la verdad, me ha acertado el gusto.

Me han quitado el café de unos de los aperitivos y me han cambiado el postre porque también llevaba café. Sin ningún problema.

Entra una copa de vino en el menú. Hoy se podía elegir entre Belondrade y Lurton verdejo (blanco) y Roda I Reserva 2005. No nos han cobrado las dos botellas de agua que hemos tomado. El café también entra en el menú.

Fuera de menú, una copa de Caligo a 5,50€.

Cantidades algo justas (escasas en algún caso) para gente de buen yantar, pero ideales si, como en mi caso, has de trabajar por la tarde. La diferencia con otros locales que ofrecen menús similares a precios más asequibles, por lo que he podido comprobar, radica en los vinos (bastante mejores que la media) y la cantidad de platos (que no de comida). Es una opción para quien busque algo más que un menú ejecutivo, sobre todo por los vinos... Al menos los de hoy.

Vale la pena darle una oportunidad a este menú. Yo he salido contento, aunque veo difícil que repita este menú, ya que el resto de menús me llaman más la atención.

Nos han invitado a comer para celebrar el cumpleaños de Albert. Albert ha elegido el menú de temporada, que está a la carta. El resto hemos elegido fuera de carta el menú diario. Hemos tomado dos aperitivos, habas y arroz de primer plato y, lenguado y albóndigas de pollo y foie de segundo. Marrón glacé de postres café, bombones artesanos y mignardises. Para beber probamos un Bonfill 2005.

Mejor que las palabras son las fotografías. Las podéis ver en mi blog, junto con la carta

http://devinslescorts.blogspot.com/2010/01/moo-restaurant.html

Acudimos al restaurante de Felip Llufriu a mediodía, nada mas llegar a Barcelona. Parecía muy atractivo un menú a 45 euros en un sitio con la asesoría de los hermanos Roca...y las expectativas se cumplieron. Comimos muy bien a un precio de escándalo y con un servicio atento y simpático. El menú estuvo acompañado por un Verd Albera 2007. En los snacks nos gustó mucho una especie de tortillitas de camarones enanas y un mejillón falso que se comía entero, con la supuesta concha y todo. También unas galletillas tipo oreo rellenas de foie. Por cierto que -hablando de foie- un plato sorprendente fue la manzana verde...que parece que viene helada y resulta pura ilusión. Está como caramelizada y al romperla aparece una mouse de foie extraordinaria. Creo recordar también una pequeña fideuá. En los platos principales un pescado muy jugoso con una ensaladita que tenía lascas de trufa y una bola de carne muy sabrosa. A los postres marrón glasé, y de nuevo el juego. Lo mismo que el mejillón no era tal, ni la manzana, aquí se repite la historia con unas castañas glaseadas rellenas de líquido junto a una real.....En los cafés, unos petit fours y de remate nos invitaron a unos bombones hechos de maíz tostado que parecían rellenos de turrón. La decoración nos gustó, con el patio acristalado y las esculturas metálicas. En cada mesa había una pequeña escultura, todas diferentes. La vajilla muy bonita. Y para la camarera que nos atendió un 10.

Fui para una celebración especial. Si te gusta ver y ser visto, es tu restaurante. Si te gusta la buena cocina, este No es tu restaurante. Me explico: sabores buenos, puesta en escena, buena, pero ya está.

Local moderno con una decoración que conjugan, la elegancia, actualidad y minimalismo.

Separación entre mesas ancha que te permite mantener un tono normal que hace mas cómoda la estancia.

La carta de vinos tapas metálicas (incomoda)no en cuanto su contenido ya que tiene mas de 500 referencias magistralmente llevada de la mano de Jordi Paronella un laureado Sumiller atento y con un oficio envidiable (felicidades Jordi). Tomamos Billecart-Salmón Rosé y un vino de Raúl Pérez Ultreia de Valtuille 05.

La comida consistió en un menú de medias raciones a modo de degustación pero con raciones generosas, para captar y saborear las delicadezas de sus platos que rozaban la ficción gustativa.

Sus postres consistieron en tres sugerencias Quesos, Chocolate y un helado cremoso y refrescante, dando un toque final suave

Realizamos el menu joan Roca con Maridaje... nos pareció fantástico, y en particular indicar que el maridaje fue perfecto. Al final y al ser cena quedamos hasta un poco llenos, pero quiero destacar la sopa de foi y el rabo de toro. El precio ... algo caro 100 el menu +40 mariadje. Pero un día es un día. Como punto negativo el aire acondicionado estaba muy fuerte y hacía algo de frio.

Local muy "fashion" y con poca luz. Decoracion como semitropical o asi. Mesas mas bien juntas. Cuberteria, etc. excelente aunque los cubiertos son un poco incomodos de manejar. Servicio amable y eficaz. La comida de buen calidad, moderna, buen producto y todo eso pero las raciones son, no ya minimas, es que no llega a tapilla (por eso pongo un 2 en este apartado). Al salir de alli tuve que tomarme un filete con patatas para acabar de cenar. Carta de vinos amplia y muy cara. 110E por persona en total. Es un local que parece dirigido a personas a las que le sobra el dinero y quieren que se note, en un local muy de moda. Como no es mi caso, no volvere.

Tomamos un menú maridado excelente. Nos explicaron el porqué de la elección de cada vino y todos fueron muy apropiados. Alta calidad en los platos y no tanta en los vinos pero en general una experiencia muy recomendable. Local con decoración actual y minimalista. El servicio bien. Las raciones son mínimas así que si vais con apetito hay que pensar que la cuenta pasará de largo de los 100 euros por persona.

Difiero totalmente de la última intervención. No he acudido al nuevo local de los Roca, ya me han avanzado que es un poco frío, aunque mejora el espacio anterior. Comí bien en la última visita y es un lugar recomendable...que quede claro, pero no es justo compararlo con el Moo. Es totalmente diferente, y, particularmente, a mi me gustó más este último (sobre opiniones...colores). Lo que me parece imperdonable es que se pretenda juzgar una carta de vinos con añadas jóvenes, lógico al tratarse de un local que creo que no tiene más de 3 años, frente al Celler, que seguramente lleva más de diez... Y lo peor, es que se pretenda comparar el Vinyarroel con el Moo...por dios, es como comparar el cielo y el infierno. Los vinos son baratos, pero la comida de ese espacio bonito de vino, pero al que no se le puede calificar como restaurante, deja mucho que desear...

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar