Restaurante La Clara

22
Datos de La Clara
Precio Medio:
48 €
Valoración Media:
6.4 10
Servicio del vino:
6.7 10
Comida:
6.5 10
Entorno:
6.0 10
Calidad-precio:
6.7 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Eixample
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 36,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


22 Opiniones de La Clara

Una muy buena opción para cenar informalmente, frente a la espectacular oferta de destilados.

Para abrir boca unas muy buenas aceitunas

Y para tapear-comer pedimos:

unas chips de alcachofa

Unos sabrosos mejillones con tomate y cebolla

Un mini tártaro de atún, rico sin jengibre (o sin que su presencia lo invada todo)

Un mini steak tartare con sus tstadas y sus patatas fritas

De su extensa carta de vinos, optamos por Quíbia (Vino de la Tierra de Mallorca), que cumplió con su función

De postre una especie de coulant y un Laphroaig 10 años para rematar

No tomamos café

Aquí con fotos:
http://felixthefox.blogspot.com.es/2012/10/la-barra-de-la-clara.html

Lunes a mediodía, o quizá ya por la tarde. Festivo en Barcelona. Las 15:45 y sin comer, nos fuimos a La Clara. Sin problemas, en el comedor del sótano, bastante lleno.

Comimos:
Una ensalada de ventresca y tomate raf, buena y abundante
Una esqueixada de bacalao, buena, generosa de buen bacalao

De platos principales:
Dos atunes a la plancha, acompañados con patatas fritas, bueno
Un tartaro de atún que no probé pero que dijeron que bueno

Bebimos Do Ferreiro Cepas Vellas 2010 (buf!)

De postre: un recuit de fonteta con mermelada de naranja (bueno) y un helado de la casa (dos bolas de nomeacuerdoqué con chocolate caliente por encima)

Tres cafés (algo requemados)

Excelente carta de vinos, aguardientes, etc., ampliamente comentada. El servicio del vino consiste en descorche y prueba. El servicio de sala eficaz.

Ple a vessar el migdia de la Puríssima, unes cent persones als 3 menjadors i mitja barra reservada. Tot i això, ens han fet un forat a la barra per als tres que anàvem.

Com que ja s'ha fet esment a l'assortiment de vins i licors que té aquest local, només diré que té una carta força tradicional amb alguns productes de temporada. També disposa d'una més que correcta carta de tapes, per la qual ens hem decidit. Tot i que a la carta no és inclòs l'IVA, als preus que he posat a continuació sí que hi és.

Dinar per a 3 a base d'un pica-pica compost per:
- Amanida de tomàquet RAF i ventresca de tonyina (13,61€) - Plat de les suggerències del dia. Amb ceba i assortiment d'olives. Ve lleugerament amanit. Bona ventresca. Tomàquet insípid. Bé.
- Coca amb tomàquet (2,70€) - 3 troços mitjanets de pa amb tomàquet i oli. Ens han portat dues racions sense demanar-les. Molt bo.
- Patates xips amb ou fregit (4,27€) - Sense misteri: patates de bossa amb un ou ferrat. Al nen li ha agradat molt.
- Patates braves (4,27€) - Amb una salsa diferent a la típica de maionesa i quètxup. Fins i tot picaven una mica. Patates correctes.
- Bunyols de bacallà (7,02€) - Molt gustosos.
- Xips de carxofa (4,05€) - Insípids.
- Steak tartare (12,85€) - Acompanyat de patates freguides ¿¿¿??? Suau i massa picat. Ha millorat força amb una mica de mostassa antiga.
- Tartar de tonyina (10,58€) - Suau.

Sorpresa a l'hora de les postres: disposen d'unes quantes opcions amb maridatge recomanat inclòs. Finalment hem pres un braç de gitano amb una salsa anglesa que semblava pura llet (7,02€) i un gelat de turró cassolà prou bo (6,32€).

Hem begut una ampolla d'aigua de 1/2 l. (1,40€), una ampolla de Franck Bonville Blanc de Blancs (39,42€) servit en una copa força normaleta semblant a una Burdeos però que el cambrer ha anomenat Borgonya, una copa de Moscatel de la Marina 2009 (2,92€) i un tallat (1,10€).

Servei correcte i atent, tot i el tràfec. El preu correspon al que he pres jo, IVA inclòs.

Com a curiositat, he vist els calçots arrebossats. Només la seva fila, ja em feia patir :-S

Hi ha coses que s'escapen al meu enteniment...

Cuarta o quinta visita a este local (la primera a finales de 2004) y lo cierto es que creo que poco a poco han ido cayendo en la monotonía del día a día o que la crisis los ha dejado planchados. Recuero un local de mis visitas anteriores más dinámico y con los platos algo más trabajados.

Poco que agregar al comentario acertado de Félix, los platos, totalmente de acuerdo con sus apreciaciones, el vino agregar, que nos ofrecieron decantación y la aceptamos, pedimos unas copas tipo borgoña y nos dijeron que no tenían¿¿¿¿????, menos mal que eran copas amplias y tampoco se echó mucho en falta. Se limitó a abrir y decantar la botella, pero cuando nos lo quiso dar a probar, le indicamos que lo dejara un rato en el decanter.... Luego del servicio nos ocupamos nosotros.

Pedimos postres, en concreto dos brazos de gitano, que estaban simplemente correctos.

Demasiado caluroso!!!!!!!!!

El tema de los Gt’S, el próximo día que caigamos por la zona, desde luego que nos vamos al del callejón…..

Complicado lo de cenar el lunes, después de muchos teléfonos sin descolgar, encontramos sitio en La Clara. Local semi-vacío.

Comimos

Una xatonada, bien, buen bacalao
Un mil hojas de foie y huevo de cuidada presentación. No lo probé pero vi que se disfrutó.
Un magret de pato, sabroso
Un entrecote de Nebraska muy bueno aunque un poco menos hecho hubiese sido mejor.

Espectacular carta de vinos con bastantes referencias a muy buen precio, algunas a precio excelente. Bebimos un Dominio do Bibei Brancellao 2005 que fue abriéndose poco a poco durante la cena. Creo que también nos pusieron agua.

Rematamos con un café, bien y un café con hielo

Y acabamos celebrando la castañada en el Xix con un par de Gteses. Este bar va a peor. Copas con un exceso de hielo de los que no mantienen el tipo, preparadas precipitadamente mientras se mantiene una conversación con otra persona en la barra (seguramente más guapa que yo y con mejores piernas) y atestado de gente entrando y saliendo, Si sigue así, dudo que vuelva.

Buen local con atractiva barra al inicio, donde se puede comer y comedor al fondo en dos pisos. Me tocó el inferior.

Carta de vinos excepcional, muchísimas referencias. No hay DO que no esté representada.

Carta variada con sugerencias de temporada.

Comimos compartidamente, unas alcachofas con almejas en salsa verde, muy sabrosas, y dos lomos de atún a la plancha, buenos.

De beber As Sortes (un pelín frío en exceso)

Servicio de vino: descorche y poco más.

No postre
Café bueno

Fue la segunda opción
La primera sorpresa fue que con lo amplio que es, el comedor principal estaba lleno un lunes por la noche sin haber ferias por en medio.

Carta variada y completada con sugerencias de la temporada.
Carta de vinos y licores (conte 40 referencias de ron y mas de 20 de ginebras )extensa y para mi gusto bien seleccionada. Los precios de los vinos recomendados mas que correctos, tomamos un Viña Salceda reserva a 16.00 €. Entre los recomendados estaba un Taittinger Millessimé 2.004 a 36.00 €...

La comida, sin ser nada excepcional, estaba mas que correcta y bien resuelta. Lo peor o menos bueno y cuidado fueron los postres.

De entrantes, tomamos una sopa de pescado con picatostes. Buena.
Una ensalada de tomaque con cebolla tierna y ventresca. Muy buena. Los tomates a temperatura natural, en la mayoria de sitios te la sirven demasiado fría.

De plato fuerte, un mihojas de foie. La calidad del foie, para hacerlo a la plancha tiene que ser extra y ademas que no este envasado al vacio y esto lo tienen asi en muy pocos restaurantes.
Luego pasa que al pasarlo por la plancha queda como desparramado, nada firme. Regular.

Un rabo de buey con papatitas y cebolla. Excelente.

De postres, un brazo de gitano, para olvidar.
Y un helado de yogur con arandanos. Bien.

Pan, bueno.
Cafes, normalitos.

Servicio atento.

Un buen restaurante para solventar mas de un apuro. Solo cierran los domingos noche.

El precio es sin vino.
Y te cobran el IVA aparte.

Me llevaron a desayunar a este restaurante, peazo restaurante de grande, la planta de abajo muy bonita. Tomamos jamón, muy bueno y bien cortado, huevos fritos y ese dia habia cocochas (que buenas), la carta de vinos muy extensa y la temperatura de servicio perfecta, un lugar para venir amenudo, quizá no a estos niveles pero si para un buen almuerzo.

Restaurante grande con buen servicio de comidas i vino muy buena bodega tome unos higos con fua muy bueno y filete con cebolla caramelizada de fabula de postre un flan de coco no tan excelente y para beber un rioja de la casa muy correcto

Extensísima carta de vinos en este buen restaurante de Barcelona. Entorno bastante ruidoso y pese a pedir mesa de no fumadores, el humo de la barra del otro lado de la esquina llegaba. La materia prima era buena y la carta completa, disfrutamos de la comida.
Merece la pena ir sólo por la carta de vinos que tiene.
No es caro.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar