Restaurante El Frenazo en Valencia

Restaurante El Frenazo

2
Datos de El Frenazo
Precio Medio:
11 €
Valoración Media:
4.0 10
Servicio del vino:
1.0 10
Comida:
5.0 10
Entorno:
3.5 10
Calidad-precio:
6.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Asiática, China
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 11,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


2 Opiniones de El Frenazo

Bar restaurante que hace esquina en plena Chinatown de Valencia (calle Pelayo y alrededores, al lado de la Estació del Nord). Espacio de bar de toda la vida, convencional y luminoso.
El cambio viene cuando te presentan la carta: hay decenas de platos típicamente chinos. Para cenar dos personas pedimos:
- Sopa agripicante: normalita, servida muy caliente, según costumbre.
- Calamar con salsa Sha Cha: estupendo, muy buen sabor, verduras salteadas en su punto.
- Arroz blanco con pato y salsa picante: otro plato para compartir, con el pato crujiente, con un rebozado suave y agradable y salsa más bien agripicante que picante. Al final nos cauterizó el sentido del gusto. Aún así, recomendable.
Los platos, servidos en vajilla Arcoroc, un poco bastante cutril.
Mesa de railite, sin mantel ni servilletas. Ni tela ni papel. Había un servilletero por mesa de esos cuadrados con hojas finas que extienden pero no absorben.
Al pedir vino, la marca con más enjundia era Castillo de Líria, así que bebimos cerveza china.
Servicio atento y rápido. La nota negativa fue que al final de la cena empezaron a mochear el suelo y los últimos bocados de pato se juntaron con los aromas del fregasuelos. En fin...
Pese a todo, buena experiencia y nos quedamos con ganas de volver a probar más platos auténticos. Sin fragancia a pino. O a Mr. Proper.

Aunque no es la cocina asiática que más me gusta, de vez en cuando me entra el mono del glutamato monosódico y me gusta probar algún restaurante chino de confianza. En busca de originalidad y alentados por un amigo, probamos este restaurante ubicado en el China-Town de la ciudad de Valencia, la calle Convento Jerusalén y alrededores.
El restaurante es evidentemente un traspaso de una antiguo bar al uso (supongo que deben haber tomado incluso el nombre del anterior negocio). Está limpio y bastante correcto en cuanto a distribución de mesas, etc. y... lleno de chinos, lo que te hace darte cuenta de que si querías originalidad, la vas a tener.
Tuvimos la suerte de que había un chico joven que hablaba bastante bien castellano y pudimos hacer bastantes preguntas sobre los platos. Finalmente nos decantamos por unos tallarines con ternera y una salsa picante muy buenos, un pato con un salsa agridulce (a años luz de esas jarabes rojos de los chinos de barrio), unas empanadillas de carne con cebollino muy ricas y el plato estrella: lenguas de pato, plato del que adjunto foto y que no me hizo gracia, ni pedirlo (pero me pudo la presión social) ni comerlo. Lo preparan con un sabor muy dulce que no me acabó de gustar. Cuando le preguntamos al chico nos dijo que lo hacen con Coca-Cola... Así que encima, no es una receta muy milenaria que digamos. Cómo me acordé del balut...
De vino ni hablamos pero lo cierto es que las elaboraciones son muy originales y no me importaría probar algunas cosas que vi en carta, como la medusa, algunos platos con algas y setas...
Interesante si se busca un chino auténtico.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar