Restaurante Chocomeli RESTAURANTE CERRADO en Valencia

Restaurante Chocomeli RESTAURANTE CERRADO

11
Datos de Chocomeli RESTAURANTE CERRADO
Precio Medio:
30 €
Valoración Media:
5.2 10
Servicio del vino:
6.1 10
Comida:
5.8 10
Entorno:
4.3 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: L'Olivereta
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


11 Opiniones de Chocomeli RESTAURANTE CERRADO

Éramos clientes del antiguo Chocomeli. Desde que falleció el dueño ha habido 2 traspasos. Los gerentes actuales lo están llevando con acierto. Es un local con buen producto, en el que se disfruta de un ambiente relajado. A destacar el tartar de atún.

  • Tartar de atún

  • Arroz con rape y rochos

  • Arroz negro

  • Steak tartar

  • Croquetas

No se en qué momento dejó de ser lo que siempre fue, pues no se en qué año fue traspasado. Fue uno de mis restaurantes de referencia en la ciudad, uno de esos clásicos a los que hay que volver sí o sí. Sabíamos que ya no lo regentaba el mismo equipo, pero decidimos volver, después de unos cuantos años, y probar suerte.

Ahí quedó todo, en probar y descartar para el futuro. Una lástima. Sólo pedimos 3 entrantes para 3, comida frugal, menos mal que no nos lanzamos o habríamos derrapado. Los berberechos estaban recocidos, ahogados en el fondo del plato y sobrepasados de sal. La fritura de pescado me transportó al chiringuito playero con menú plastificado, y el calamar fue el único que aprobó el examen. Los postres discretos. Eso sí, los precios se han mantenido como antaño.

Una pena. Queda borrado de mi lista uno de los grandes de la ciudad.

Local ya descrito con récord de minidistancia entre mesas. Esta vez como eramos dos mesas pues estuvimos distantes, aunque igual de apretados. Cena para 7, grupo de leñadores que proviene de una excursion por Montreal y que de vez en cuando nos reunimos con algun amigo más adherido y bienvenido. Esta vez optamos por un lugar que hacia tiempo no visitábamos pero del que hay buenos recuerdos.

Para beber unas cervezas de barril de entrada, unos verdejos Sanz y unos finos, mientras llegaba la gente que no es fácil aparcar por la zona. Ya entrados en materia: Privat Laieta Reserva Brut Nature, 2 botellas de un buen cava a precio comedido, y rematamos con Rafael Cambra Uno, bastante interesante.

Al centro canaillas, buenas bien cocidos, buena cantidad. Tomate con ventresca correcto. Rovellones plancha buenos (quizás los últimos), habitas y chipirones correctos.

De plato principal, por lo que vale la pena venir, caldereta de bogavante para 6 ya que uno se fué al pescado directo (dorada) y creo se equivocó. La caldereta sigue siendo muy buena y el remate de los huevos fritos finales alcanza el clímax.

De postres: pastel ruso con chocolate caliente muy bueno, 3 de fruta, un helado de turron normal y dos sorbetes de limón correctos. Cafes y chupitos de orujo para finalizar.

Un sitio ahora con poca gente, para comer caldereta. Otras cosas tienes otras opciones a mejor precio y con menos incomodidades. Desconozco el precio final, pero por lo visto en carta, andamos como antes de la crisis.

El otro dia probe uno de los notables de antonio vergara y en parte no me defraudo.
por las prisas no pude pedir la caldereta pero si los del lado q es casi lo mismo increible lo cerca q estan las mesas, te enteras de todo menos de tu pareja y eso es bastante incomodo, los camareros veteranos, rapidos y eficientes pero frios, la barra estaba llena de vinos, frutas y mariscos osea imposible acercarse.
pero lo mejor las alcachofas con jamon de bellota, puntilla y berberechos, de segundo entrecot y merluza a la plancha todo buenisimo, un albariño previas cervezas y pastel ruso con chocolate muy bueno tambien.
no se si volvere pero por la comida no sera.
gracias vergara.

Local sin sorpresas.
Buena materia prima. Carta escasa, pero solo voy cuando me apetece una caldereta de bogavante y la suelo acompañar con unas navajas y unos berberechos al vapor. Nunca me han decepcionado.
Su carta de vinos es poco innovadora, con predominio de riojas y riberas, pero con las suficientes referencias como para disfrutar del momento de la elección.
Si es cierto que cada vez es más fácil tener mesa y que no esta lleno, cosa impensable hace algún tiempo.
El precio elevado, pero si lo comparo con otras facturas de restaurantes de "medio-pelo", ya no me lo parece tanto.

Local pequeño que he visitado desde hace años pero que en mi opinión va a menos. El espacio de las mesas ridículo, el dueño no asoma y los camareros parecen robots tanto en el trato como a la hora de tomar nota. Totalmente impersonal, donde las raciones son cada vez más pequeñas al contrario que sus precios... cada vez "me cuesta más" ir y lo digo en todos los sentidos.

Que esta ocurriendo en Chocomeli, por que su dueño casi ni aparece ya? donde quedo aquello de que el ojo del amo engorda el caballo?
Se nota con el tiempo que cada vez es mas facil reservar para comer o cenar, antes casi era una utopia poderlo hacer en el dia.
La materia prima sigue siendo de primera, su actualizacion ya no tanto, en cuanto a la disposicion de las mesas, siguen sin darle importancia alguna, parece ser que el cliente no les preocupa en ese sentido cuando se hacinan todos encima de los otros.
Me preocupa que este emblematico y atractivo restaurante entre en una espiral de no reaccionar, son ahora sus empleados quien dan la cara por el lugar.
Por favor, corregid este error.

Cada vez peor. Siento decirlo, no creo que vuelva.
Con el paso de los años se ha "clavado" en lo de siempre que cada vez es peor.
Sin embargo el precio cada vez es mayor........ acabará

La bodega, descuidada.......... de lo que era a lo que es, dista mucho.

He oido hablar mucho y bien de este "restaurante" y ayer fuimos a cenar y no me gusto.
empezando porque hacia frio y tuvimos que cenar encogidos, a parte del poco espacio. los camareros fumando en la barra, supongo que porque no estaba el dueño y por ultimo tomamos un meloso de bogavante que sabia a pescado y no a marisco. soy fanatica del arroz de bogavante no le doy mi aprobado. tambien me dijeron que iba gente famosa y de alto nivel y que habia que reservar por lo menos una semana antes, cosa que hice, y solo estabamos tres mesas.

Otro Clásico de Rancio Abolengo de la restauración en Valencia!
Quizá para mi gusto, demasiado Clásico y demasiado Rancio, pero un gran restaurante para los amantes del bien y mucho comer y beber!
Especial mención para la Caldereta de Bogavante o Langosta y el Arroz Meloso de Marisco, dos de las especialidades de la casa, que sin ser nada nuevo, a lo ya conocido, están muy bien preparadas, estructuradas y desarrolladas.
Especial mención también a Micael Arroyo, propietario y autentico alma del local, que acaba vendiéndote siempre lo que a él le parece oportuno.
Local reducido en espacio, poco cómodo y algo bullicioso.
Extensa carta de vinos, no muy innovadora, ni atrevida, pero bien surtida de referencias y procedencias.
Precios razonables.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar