Restaurante Montalban. Casa José

4
Datos de Montalban. Casa José
Precio Medio:
62 €
Valoración Media:
5.1 10
Servicio del vino:
3.3 10
Comida:
8.1 10
Entorno:
3.5 10
Calidad-precio:
8.1 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 44,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)



4 Opiniones de Montalban. Casa José

Tercera visita en el corto espacio temporal de dos meses, para esta ocasión habíamos encargado una bullabesa.

Sopera en el centro de la mesa con cantidad suficiente para repetir hasta en tres ocasiones, y bandeja también en el centro de la mesa con el marisco y el pescado para acompañar al caldo, espesito y con potente sabor.

Qué festival de marisco en la bandeja, por persona había una langosta, una cigala tamaño XXL, una gamba de buen tamaño, cuatro almejas y cuatro navajas, rodajas de calamar, un rodaja de rape y otra de cabracho.

Albariño Mar de Frades a la altura de las viandas que  pusimos entre pecho y espalda.

Qué importa la decoración del local, ni las copas de vino, cuando lo verdaderamente importante està en el producto y su tratamiento.

Dos cafés, los correspondientes orujos corrieron a cargo de José.

Buena relación calidad precio, para darse un pequeño homenaje de vez en cuando

Por una de estas casualidades que no esperas, volveré a este restaurante dentro de una semana puesto que un amigo me ha invitado y no he querido "hacerle un feo" y decirle que hace unos dias había comido allí, de hecho es un sitio que no cansa repetir a pesar de que su oferta es muy limitada pero qué buen producto y qué bien tratado tiene este pequeño restaurante.

Debido a la poca capacidad de la sala es imprescindible reservar con antelación, así como encargar si se quiere comer algun tipo de arroz o bullabesa.

Pedimos berberechos, grandes y sin arena y boquerones desespinados fritos, raciones más que abundantes y rematamos con arroz caldoso de bogavante, servido en sopera y en cantidad para repetir varias veces, José tiene la mano rota en tratar el arroz, coccción perfecta, de potente sabor y un bogavante gallego de primerísima calidad.

Una botella de Mar de Frades, albariño de la D.O Rias Baixas maridó perfectamente. Servicio de vino inexsistente, botella en funda enfriadora y copas de casa de comidas.

Dos cafés, y dos orujos que corrieron por cuenta de la casa.

Así pues, lo dicho a repetir dentro de una semana.

 

Y no lo digo porque el local sea pequeño. Ni porque el mantel sea de hule, que también. Lo digo porque cuando en esas condiciones, coincides un viernes noche con un grupo de 12 cuarentones-cincuentones (yo lo soy tambien de cuarentón), todos machos y con una previa ronda alcohólica, la experiencia se hace mística...
Y a pesar de los pesares, qué berberechos, enromes, jugosos, con un golpe de fuego, inmejorables (9). Y vaya pulpo. Un señor tronco con su pimentón y patata gallega, tratado con mimo (8). Buena morcilla de Burgos (7) y finalmente, por encargo, un arroz de bogavante (3 raciones para 4 pax) de "traca i mocador" (9). Albariño (marca ni la recuerdo), para ir tirando. La elección no fue tarta (gracias al comentario anterior) y fuimos hacia un bizcocho caser gallego excelente (8) y licores invitación (probad el de café). Merced a pedir una ración menos RCP más que razonable...marchamos gritando buenas noches (si no gritabas, los dueños no podían oirte...tal era el cotarro que montaba el grupito de pitopáusicos detrás...).

Mantel de hule y servilletas de papel, visten las 8 mesas de que dispone José para ofrecer a su clientela lo mejor que ha conseguido en el mercado, mesas muy juntas para el máximo aprovechamiento de los pocos metros de que dispone el local
Sobre la puerta de entrada una pizarra hace las veces de carta y en ella está la oferta de lo que José puede hacer en la plancha de la inexistente cocina, su mujer atiende las mesas con diligencia.
Por encargo te puede preparar unos arroces excelentes o una antológica caldereta de langosta.
Empezamos con 4 ostras, las cobra por unidad, 4 cigalas también te las cobra por unidad, una buena ración de percebes, navajas grandes y sin arena, una ración de rape y una de rodaballo. Todo muy fresco y en su justo punto de plancha.
Un albariño Maior de Mendoza.
El postre una industrializada tarta de santiago, 2 cafés y un orujo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar