Restaurante EL CLAUSTRO DE LOS AGUSTINOS

Datos de EL CLAUSTRO DE LOS AGUSTINOS
Precio Medio:
75 €
Valoración Media:
7.7 10
SERVICIO DEL VINO:
7.3 10
COMIDA:
7.3 10
ENTORNO:
8.8 10
Calidad-precio:
6.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: La Rioja
Localidad: Haro
Dirección: San Agustín, 2
Código postal: 26200
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 73,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de EL CLAUSTRO DE LOS AGUSTINOS
OPINIONES
15

El domingo pasado(24-07-2011), en nuestra estancia en el hotel Los Agustinos, nos decidimos a comer en el restaurante Las Duelas ya que estaba bien puntuado en el foro y tenia buenas criticas, pues bien, la verdad que la comida estuvo muy, pero que muy agradable, sobretodo por el entorno del claustro, que es bastante agradable.Pedimos el menu degustacion con dos aperitivos para empezar, cuatro platos mas y dos postres y la verdad que la comida estuvo muy rica y muy buena presentacion(cocina de autor para quien le guste mas lo clasico que ni se le ocurra ir).
De vino nos pedimos un Muga Seleccion Especial 2005 que estuvo increible y bien servido con previo envinado de las copas(sin decantacion, tampoco lo exigi).
El precio total fue de 146 euros:dos menus degustacion(45 + iva)+ Muga Seleccion 2005(25 euros)+ dos cafes + botella de agua.
Un poco caro bajo mi punto de vista.....por cierto la carta de vinos es bastante completa y con precios¨relativamente normales.

Cena de un pequeño grupo, con menú concertado, en el entorno perfectamente definido, como es el impresionante claustro del antiguo monasterio convertido en hotel, un lugar revestido de piedras centenarias.
.
Mesa redonda amplia, para cinco comensales, con muy buen nivel en toda su vestimenta y complementos, cristalería, cubertería, vajillas, manteles y servilletas con un blanco perfecto, de buen tamaño y mejor tejido.

De aperitivo, de forma individual y con una agradable presentación tomamos croqueta grande de bacalao y puerro, cuadrada, acompañada de soja: en conjunto buena presentación con la masa buena al igual que la cobertura y en el lado negativo el escaso sabor a bacalao y la presencia de la soja que evidentemente era como decoración o relleno.

Bloc de foie a compartir cada dos comensales, lacado con ron-miel y adornado con pimienta rosa; con un plato acompañante con pan de pasas y brioche: buen efecto decorativo de la pimienta rosa, muy buen tamaño del bloc, nivel más que aceptable del foie. El efecto del lacado prácticamente no se apreciaba y en cuanto a los panes muy buen nivel el pan de pasas y flojo el brioche.

Pimientos de cristal asados. Nivel de presentación justito, y su sabor con dificultades manifiestas para llegar al aprobado, más si tenemos en cuenta que nos encontramos en La Rioja. Sobraba alguna semilla entre las tiras de los pimientos. El único plato flojo de la cena.

Ensalada de langostinos con guacamole y aceite de pistacho: muy buena presentación formando en el centro de plato un círculo con laminas de aguacate por fuera, con la base de guacamole y los langostinos en la parte superior: muy logrado el guacamole y con buena consistencia y sabor de los langostinos.

Bloque de bacalao sobre una base de salsa de tomate con cebolla acompañado de un aceite de perejil: la base muy lograda con su nivel de picante a mi criterio ideal, con una muy buen trozo de bacalao, el que se desprendía en su lascas de forma espontánea, pero poco sabor del bacalao (un poquito falta de sabor típico, sin su supuesta gelatina y un poquito de más de falta de sal).

Postre: hojaldre relleno de compota-crema de manzana reineta, con una bola de helado acompañante. Este plato fue el único que “no se nos cantó” en el momento de depositar en la mesa y curiosamente ninguno de los cinco comensales de nuestra mesa, fuimos capaces de afirmar si la bola de helado era de nata o de vainilla, lo cual para mí es una falta de virtud de la cocina.

En cuanto al vino, no leí la carta y si tomamos vino, que alguien había acordado: Arco Larrazuria reserva 2004 y Blanc de Blancs cava. Servicio pendiente y voluntarioso en el vino. No puntuare el capitulo vino.

El servicio de la mesa con buen nivel.

La cena se completo con cafés y GT, con variedad de ginebras de “las de moda”, en los sillones centrales del claustro.

Restaurante ubicado dentro de las instalaciones del Hotel Los Agustinos, antiguo convento.
Situados en una mesa dentro del claustro, sin duda uno de los mejores entornos para disfrutar de una buena velada, buena musica de fondo, mesas con gran separacion, bien vestidas, vajilla y cuberteria de calidad, la cristaleria aun siendo bastante buena, no esta a la altura del resto de menaje.
Servicio atento y profesional aunque un poco distante.
Nos decidimos por el menu degustacion, 55€+ IVA.
De aperitivo, carrillera con foie acompañado de unos palitos con especias y la ya tan de moda degustacion de aceite, muy bien.
Salpicon de bogavante con salmorejo, este ultimo servido en la mesa, rico y refrescante.
Langostinos empanados a la japonesa con brotes de lechuga y cintas de pepino a la crema, dos piezas de gran tamaño y un rebozado perfecto.
Lomito de rape a la plancha sobre calamar encebollado, mantequilla de naranja y lima, generosa racion y pescado perfecto de punto.
Costillar de cordero asado con patatas, ajos y hortalizas a la provenzal, sin estar nada mal fue el plato mas flojo.
Sorbete de mojito, bien preparado.
Cerezas confitas al vino tinto de Rioja con fideos helados de vainilla, buena conbinacion de acido y dulce.
En el apartado de vinos tienen una carta bastante amplia, centrada como no podia ser de otra manera en vinos de Rioja, aunque haciendo menciones a otras D.O asi como a espumosos nacionales e internacionales, todos a precios bastante comedidos, tambien buen surtido de vinos dulces.
Cansados un poco de tanto vino tinto del dia anterior, nos decidimos por un Conde de Haro 22€, espumoso que cumplió bastante bien su cometido y con los postres, Noé Pedro Ximenez Muy Viejo VORS 8€ Y Tokaji Aszú 4 Puttonyos 2001 4.5€, botella que tuvieron la gentileza de abrir para nosotros.
Terminamos con unos cafes acompñados de petit fours.
Una velada inolvidable.

Restaurante ubicado dentro del recinto del hotel los Agustinos.

Dispone de dos posibilidades de ubicación, una en el claustro con un muy buen entorno y otra interior, a mi gusto con una decoración poco acorde con el hotel.

Colocados cuatro comensales en el reciente exterior, en una mesa amplia bien vestida y con cubertería y vajilla adecuada.

Servicio atento tanto en la recepción, en el servicio de los platos.

Carta donde alternan platos más elaborados con platos clásicos de la cocina riojana, decantándonos por entrantes para compartir:

Pimientos de cristal rojos asados muy buenos y hongos salteados a los que faltaba cierta gracia en la presentación y el sabor no era del todo el esperado.

De platos, dos hemos optado por callos y morros de ternera a la riojana, en buena cantidad, presentación y texturas adecuadas pero faltas de esa gracia que se espera en este tipo de platos. Chuletillas de cordero que cumplieron holgadamente y tacos de bacalao con salsa de soja y huevo roto excelentes.

En los postres dos sorbetes de piña colada, torrija caramelizada y helado de queso y yogurt que cumplieron con un aprobado.

Carta de vinos, bien presentada destacando como detalles positivos varias posibilidades de escoger medias botellas o mágnum Como detalle negativo faltaban menciones de varias DO españolas emergentes así como de algún vino extranjero imprescindible en una buena carta. Buen servicio del vino con envinado de copas previo.

Nos decantamos por Mágnum Remelluri r 02 42 euros, que cumplió perfectamente.

La parte negativa apareció al final del postre, al solicitar tomar unos cafés en otra zona de claustro y es cuando se aprecio una falta de voluntad a la primera instancia por parte de la supuesta jefa de sala, (eran los 17,15 horas de la tarde y la comida se inició a las 15,30) y a la hora de presentar la factura, apareció en el momento de la presentación perfectamente colocada en una bandeja al efecto como debe: “ser oculta” y volvieron con el papel en blanco y suelto, supongo que para no tener que esperar a recoger la bandeja.

Hace poco en este foro en leído una buena forma de definir como se debe de salir de un restaurante: satisfecho.

Qué pena que hasta ese momento los cuatro comensales teníamos la sensación de satisfecho y que un empleado de un centro consiguió que no fuera así.

Precio total con vino 202 euros

Situado en el hotel de los Agustinos, tiene dos ambientes, uno en el claustro del edificio –impresionante marco para una deliciosa comida- y otro en el interior. Decoración moderna y montaje de mesas impecable –vajilla, cubertería y cristalería, perfectas-. Servicio en sala muy preparado, amable y eficiente, buen ritmo durante toda la comida. Carta interesante, como nuestra visita coincidió con vendimia tenían un menú especial basado en los productos de la misma, nosotros optamos por platos de la carta que elaborados por Juan Nales siempre están deliciosos: excelentes papas a la riojana –las mejores que tomamos en esta visita a La Rioja-, risotto espectacular, todo magistralmente elaborado. Sigue siendo nuestro restaurante favorito en La Rioja. Carta de vinos completa y variada con precios contenidos nosotros comimos con Malvasía de Abel Mendoza y un delicioso Predicador por 132€
Página web: http://www.lasduelas.net/index.html

Visita el pasado viernes,nivel alto de materia prima ( no comprendo que alguien tenga tan exquisito paladar como para poder diferenciar un pichón congelado)bien tratada, buena presentación de los platos, buena cristalería y servicio muy correcto, todo ello en un entorno impresionante.bodega muy correcta y servicio del vino correcto. creo que no es para puntuar de 5 , pero tampoco se puede tirar por tierra este restaurante .

Muy mal. Verduras sin sabor, pichón y merluza congelados, los berberechos que acompañaban a la merluza, de lata.
Servicio bastante borde e inconpetente: sirven el foie sólo con un tenedor, le pedimos un cuchillo y nos traen uno de sierra.
Desgraciadamente es un sitio para dejarse ver.
No recomendable.

En mi opinión, es uno de los mejores restaurantes de La Rioja,
decoración magnifica, vajilla, cristalería, cubertería y copas impecables, servicio del vino muy bueno, carta de vinos de las mejores de España, por número de referencias, disposición de las mismas y precio.
Y gastronomía entre lo moderno y lo clásico, con algunos platos magnificos.
Recomendable.
Precio algo elevado, pero asumible.

El local es muy bonito, del estilo minimalista tan en boga en nuestro días. Parece ser que cuando no hay muchos comensales, solo se ocupan las mesas situadas en el claustro-patio adyacente, de techo acristalado, marco este último que podría ser un buen escenario a nada que se cuidaran algunos detalles que crean un mal efecto(sillas amontonadas, paredes que desprenden arena, tablones a modo de valla, etc.). En la carta conviven platos del recetario tradicional riojano con otros de cocina moderna, sin excesos, eso si. El nivel es muy bueno, pero está un peldaño por debajo del Portal de Echaurren. La carta de vinos es amplia y los precios no se disparan. Las copas cumplen con su cometido, pero no están a la altura del local. Servicio con algún detalle de poca profesionalidad, pero aceptable. Dos personas 155 euros, de los cuales 55 fueron para los vino (Torre Muga y dos copitas de Noé).

Restaurante del hotel Los Agustinos situado en un bello palacete de la localidad de Haro. El restaurante se encuentra en torno al patio del mismo en un entorno a medio camino entre el clasicismo y la modernidad. Las mesas son amplias y cómodad aunque algo cercanas entre sí. El servicio es atento y profesional aunque tienen algunos despistes. Comida basada en los productos naturales y en el recetario clásico riojano con algunas preparaciones modernas y presentaciones innovadoras. Destacan las pochas y el pichón. Buena merluza. Mediocre bacalao pasado de desalación. Dulces bien resueltos. La carta de vinos es de amplia con grandes referencias riojanas y unas cuantas de otras D.O. Precios excelentes sobre todo en Riojas. Buenos vinos dulces por copas. Si cabe deberían tener más añadas de los grandes riojanos. Copas correctas y servicio del mismo irregular. No nos atiende sumiller. RCP general aceptable.

DO Rias Baixas Francés
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar