Restaurante El Salaten (RESTAURANTE CERRADO) en Valencia

Restaurante El Salaten (RESTAURANTE CERRADO)

Datos de El Salaten (RESTAURANTE CERRADO)
Precio Medio:
17 €
Valoración Media:
5.9 10
Servicio del vino:
4.3 10
Comida:
6.5 10
Entorno:
6.3 10
Calidad-precio:
6.5 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Dirección: c/ Quart,89
Código postal: 46008
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 12,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


9 Opiniones de El Salaten (RESTAURANTE CERRADO)

Pues al final cerraron.

Aprovechando las fiestas falleras acudimos a varios locales que estaban pendientes en la agenda. Uno de ellos fue El SALATEN, local montado por los dueños de Les Nits como una alternativa más informal a éste.

Llegamos sin reserva y poco antes de las 2 de la tarde. Prácticamente todo reservado menos dos mesas a la entrada así que traicionando mi subconsciente que está reñido con el "pensat i fet" valenciano decidimos sentarnos y pedir el menú del día a 16.50 con iva o unas tapas para compartir.

Al nombrar las tapas al camarero nos dijo amablemente que estás solo se podían pedir hasta las 13.30. Primera sorpresa, no entendía nada. Un local con una barra larga para tapear pero que restringe la hora de las tapas. Quiero pensar que sería por el tema fallas sino sigo sin entenderlo. Así que al menú puro y duro de 4 entrantes, principal y postre por 16.50e:

Entrantes

.Ensalada templada de patata a los cuatro quesos
.Tosta de escalibada con anchoas
.Fritos el Salatén
.Rollito de asado ibérico con berenjena ahumada

Los cuatro entrantes correctos y bien ejecutados aunque sin sorpresas. Los fritos nada aceitosos parecen ser un fijo de la casa.

Principal

Fideuà y arroz al horno

De entre las seis propuestas (unas chuletitas, la eterna carrilera, un salmón y un meloso) elegimos estos clásicos valencianos y he de reconocer que patinamos al pedirlo y el resultado no fue bueno. Lógicamente eran de ración. La fideuà se dejo comer y el arroz tenía un exceso de colorante innecesario.

Un postre correcto (que no anoté) terminó la comida. No tomamos vino. 3 dobles de cerveza bien tirada para rebajar las calores falleras.

El servicio notable pero escaso. Solo dos personas en sala y barra. Hasta las 14.30 bien pero a partir de esa hora el local (y no es pequeño) se lleno en 5 minutos (había varias mesas de grupos que además parecían clientes habituales) y ahí se empezó a resentir lógicamente. No sé cómo acabarían ya que para evitar una espera innecesaria acabé pidiendo la cuenta en barra.

Sensación agridulce ya que esperaba bastante más sabiendo el bagaje y experiencia que tienen los propietarios. Las fallas no suelen ser buenas fechas para hacerte una idea de cómo funcionan los locales y aún tuvimos alguna experiencia más en otros. El servicio y pan lo cobran a unos innecesarios 0.60 céntimos por persona.
"El título del comentario no tienen ningún ánimo peyorativo"

  • Rollitos de asado ibérico

  • Fritos el Salatén

  • Tosta de Escalibada

Local que recuerdo haber salido con hambre hace tiempo y que ahora desconozco donde está el cambio, pero ha cambiado para bien en muchas cosas.
Sigue teniendo mesas demasiado juntas, pero es que el local está completamente lleno, incluso alguna banqueta de barra sirve de improvisada mesa para comer.
Servicio muy amable y voluntarioso. Casi todo el mundo va a menú del dia, tanto es así que incluso no te ofrecen carta si no la pides. El precio (dia festivo) es de 15.75 (IVA incluido) y no entran ni bebidas ni cafés.
Lo fuera de sitio es que no se incluye el servicio y el pan (0.60€ p.p.) siendo algo ridículo. Por cierto avisaban que el aceite se pagaba aparte, quizás como consecuencia del aumento del costo con los irrellenables.

Hay opción de múltiples tapas a buen precio y la carta de vinos es corta pero suficiente para el planteamiento del local. Elegimos Mestizaje blanco 2012 (18.50€) para disfrutar de esa uva merseguera. Bien de temperatura, dado a catar y al enfriador. Una de medio litro de agua acompañó la comida. Previamente una cara copa de fino Tio Pepe (3€) por pedir fuera de carta.

Tres para comer con entrantes al centro sin cambio de plato ninguno:
. crema de hortalizas con espuma de zanahoria: justo para entonar el estómago
. ensalada mediterránea (ya aliñada): varios tipos de hojas verdes, tomate y poco más. Correcta
. fritos El Salaten: cada día varía y esta vez fueron boqueron con mascarpone y jamon ibérico, buñuelo de bacalao y croqueta de rodaballo. Lo mejor el boqueron.
. rulito de berenjena con pato y foie con pesto y albahaca: el relleno algo más seco de lo deseable.
El segundo es a elegir:
. hamburguesa mixta sobre coca de aceite con pasas y piñones: la coca de base (no es bocadillo) estaba algo duro, la hamburguesa correcta y coronada por un pincho con 3 patatas fritas y un tomate y cebolla
. arroz meloso marinero y verduras de temporada: bien de sabor y fondo, fuerte de especias (¿ñora?), buena textura del arroz y más tropezones de verdura que de mar.
Se quedaron fuera de elección: lomo relleno, bacalao a la vizcaina y chuletitas de cordero rebozadas.

Postres a elegir. Los ganadores fueron crème brûlée, buena suave y buena ración. Panxineta de crema y nata, difícil de comer pero crujiente el hojaldre según referencia.

Dos cafés sin opciones extras completaron la comida. Pagó la madre. Desde luego no salimos con hambre.

Era la segunda vez que visitabamos este local, la anterior habia probado el menu de noche y por RCP salimos realmente contentos, pues la elaboración acompañaba al resultado...a mi no me gustan los platos vistosos que pretenden y no son, no era este el caso, platos atractivos a la vista y al gusto. Atraido por una oferta economica en estos dias falleros nos hemos decidido a acudir hoy despues de la mascletà. Para sorpresa, estaba lleno, ni una mesa vacia...lógico en estas fechas, pero es que es la segunda ocasión que me he encontrado con esto, parece que estan funcionando bien. El menu, a 11 euros y con cuatro primeros y segundos, dos postres a elegir y cafe a parte. De primero nos hemos decantado unos por una fideua negra y otros por un meloso de pollo y conejo con caracoles, entre ellos yo. El arroz buenisimo, en su punto, en cantidad correcta, me ha gustado mucho, los compañeros doy fe que han dado el visto bueno a la fideua. De segundo nos hemos decantado todos por un bacalao muy elaborado y en porcion suficiente despues de un mas que correcto primer plato...hemos acertado. Hemos acompañado la comida de un blanco Cullerot valenciano, a temperatura correcta.La carta es adecuada a la pretensión de la oferta del restaurante...no buscabamos otra cosa. De postre, unos han elegido un mousse de chocolate, mi opción ha sido un flan de almendra acompañado de frutos rojos, muy rico.
En mi opinión el trato ha sido cercano, la comida muy correcta y el servicio del vino suficiente, no se puede pedir mas. RCP mas que aceptable, menu con vino y cafes menos de 15 euros/persona. Volveré para ver como siguen creciendo, es una buena opción.

Decidimos probar el nuevo Gastrobar de los dueños de Les Nits esperando sorpresas y buena comida y salimos un poco decepcionados. El local parece un bar, mesas sin manteles, carteles de bar y un poco al estilo cafetería de un hotel. Las mesas están muy cercas unas a otras que te permite escuchar la conversación de la mesa de al lado perfectamente.
Elegimos el menu de tapas por 18 euros (casi todas las mesas pedían el menu) la comida correcta pero no gran cosa y escasa en cantidad - salimos con hambre! Quiere ser pero le falta algo. Para empezar un ensaladilla de colores, bonito pero le faltaba sabor, luego, unos buñuelos de bacalao - muy cremosos y buenos, canelon de pollo y boletus, y canutillo de morcilla y habas con la misma salsa romescu que llevaba otro plato anterior. Este plato era demasiado fuerte para el plato que le seguía - pescado. Teniamos que preguntar si nos cambiaban los platos para el plato principal - fallo por su parte pero que quieres por 18 euros? El plato principal fue merluza o dorada. Elegimos uno de cada para probar y los dos venían exactamente iguales con el mismo decorado y acompañamiento. Postres - un brownie muy bueno y ligero y creme brulé muy bien pero me lo comía en dos cucharadas! La mesa de al lado también había elegido el menu y iba un poco más adelantada que nosotros entonces tompoco nos sorprendieron los platos que iban sacando.
El servicio fue correcto en cada momento. Los camareros amables y atentos con un trato correcto.
Bien, pero no para repetir - hay otras opciónes muchas más interesantes en la cuidad para elegir.

Atraídos pos la propuesta de un menú diario a 11€, entramos en este nuevo restaurante ubicado frente a los jardines del Botánico.
Lo primero que notas es un gran espacio, tipo hamburguesería, pero te confunde ver la cocina acristalada al fondo y una gran barra a la derecha, luego ves que el local tiene mucha luz y que los espacios entre mesas son exiguos, tu conversación es la que escucha la mesa de al lado y viceversa.
Una propuesta interesante como menú, pero que resulta inútil, pues en la medida que vas pidiendo te dicen que no les queda lo que está anunciado en el menú de la entrada, de manera que te conformas con lo que les queda y cuando te lo traen, es poco, es escaso, y es donde te das cuenta que no es que el precio sea ajustado, sino que lo que te ofrecen es poco, muy poco.
En honor a la verdad, diré que la comida es rica, bien condimentada y bien emplatada, además no me cabe duda que los cocineros juegan en otra división distinta al personal de sala, que no hace más que preguntarte como lo encuentras, si todo está a tu gusto, y tú dices…pero si estoy comiendo lo que quedaba y a tu gusto y poco.
No existen vinos de 3/8 o 50ccl, la opción es el ¾ y alguna vino por copas a precio mayor.
Saludos.

Valoración del personal, buena atención. 31 minutos para servir el primer plato, una tosta con un revuelto de salmón ahumado. Mas de 10 minutos entre plato y plato. El local lleno, pero la cocina insuficiente para cubrir el aforo.
Relación calidad precio, bien pero el menú se acaba y las sustituciones son improvisadas.

Nos recomendaron este restaurante, unos amigos que conociendo a los dueños de Les Nits, teníamos que probarlo,el local es muy agradable,y moderno,se nota el buen gusto de los dueños.
Fuimos a mediodía,estaba lleno y gente esperando, con un menú de 11euros con una bebida incluida, no es para menos y encima si todo esta muy bueno,de primero tomamos un Parmetier de carne y ensalada, nos gusto mucho, segundos Roast Beef y Escalopines a mi me encantaron y de postre Mousse de chocolate y Flan de la Casa delicioso, bebimos dos copas de vinos Tarsus de Ribera, los vinos a muy buen precio, la carta interesante, el café aparte,tengo que decir que tuvimos un poquito de demora en salir los platos, pero es comprensible con tanta gente,el servicio muy bueno y profesional,la camarera que nos atendió muy agradable, desde luego volveremos a probar mas veces y también el menú de tapas, que nos comento que hacen por las noches, Enhorabuena y volveremos.

Nuevo local de los propietarios de Les Nits,en la linea de los Gastrobares,local con decoracion agradable, amplio y buenas separaciones entre mesas excepto en la entrada.Optamos por el menu de mediodia,11€ bebida y cafe no incluido.Sopa de Pollo,correcta,Crepinet de cordero(relleno de cordero) muy bien.Postre,Mousse Platano y no recuerdo que mas pero estaba fenomenal,copa de vino de la casa (Cune)
La carta esta basada en su mayoria en el picoteo a precio de Gastrobar,la carta de Vinos corta pero con cosas interesantes.
El local creo que lleva dos semanas abierto y ayer a mediodia estaba a reventar,doblando mesas.Servicio algo lento,el personal se notaba con poca experiencia y algo perdido.Volveremos para cenar a la carta.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar