Restaurante Cafe Emma

8
Datos de Cafe Emma
Precio Medio:
38 €
Valoración Media:
5.9 10
Servicio del vino:
4.3 10
Comida:
6.8 10
Entorno:
6.8 10
Calidad-precio:
5.6 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Eixample
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 28,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


8 Opiniones de Cafe Emma

Ayer fuimos a cenar.
La decoración muy bonita, la atencion de los camareros normal.
Los selección de vinos desconocida y muy caros a comparación del precio en tienda.
Para cenar nos pedimos un steak tartar, en mi opinión malo y mal sazonado,la quiche sencilla para la publicidad que tiene el local, la burrata no era para nada fresca y eso que es el único secreto que tiene y no parece un plato típico de visteis francés y para acabar los famosos macarrones de bogavante del chef romain y para mi disgusto la pasta estaba pasada.
En definitiva no me gustó nada de nada, relación calidad-precio demasiado elevado para el nivel que dicen que tiene y la publicidad que le dan.
No me extrañaria que invitarán a comer a esos periodistas que dicen que es lo que es este local.

Saludos.

Cena improvisada lunes noche. Terraza hasta los topes y 4 mesas ocupadas en el interior.
Hacemos tiempo con el paté que nos traen de aperitivo, mientras esperamos lo siguiente:
Una Burrata con tomates y berenjenas confitados, para compartir: Muy rico, la berenjena y tomate muy sabrosos.
Dos raciones de Tartaro de buey cortado a cuchillo y con salsa "bistrot": la carne jugosa pero muy poco picante, a pesar de añadirle pimienta. Tampoco nos preguntaron si nos gusataba así o asá. La ración iba acompañada de patatas fritas y adicionalmente pedimos tostadas y mantequilla.
Sin postres ni café.
De beber una agua de litro y un tinto del Rosellón, Fayard (Domaine de Fondrèche) en copas correctas. Creo que no acertamos porque estaba más que reducido y me costó agujetas en la muñeca esta mañana poder airearlo algo. Vino 24€, que creo que dobla tranquilamente el coste en tienda.

El local agradable, no muy ruidoso (todo el mundo estaba en la terraza) y servicio muy agradable, simpático y atento.
Ah, los únicos que nos hicieron algún comentario en francés al llegar eran oriundos de La Patrie y no asimilados.

Restaurante que pretende dar la imagen de bistro parisino peró con muchas caréncias.
Segunda visita, la priemra fue un desastre.
Servicio despistadísimo, sala a medio llenar.
Para comer mejillones, un poco pasados de cocción tirando a secos, tenían unos cuantos días de vida, un roast beef con salsa tartara bueno, quiche loraine buena, macarones con bogabante buenos y un steak tartare muy flojo.
Lo único que no me gusto de la cena es que los camareros siendo tan pequeña la mesa te pongan todos los platos a le vez encima la mesa, uvo un momento que se juntaron los macarones con el steak tartare, los mejillones, el roast beef y la quiche, eso sólo para dos comensales, lo veo de poco profesional ya que el precio lo estás pagando, acabas comiéndotelo con disgusto y rápido para que no se enfríe.
De postres baba muy bueno y crep
Carta de vinos franceses desconocidos los cuales muliplican por bastante.
Para beber una botella de Num

Bullicioso bistrot en el centro, con una cocina sencilla, sin pretensiones. Mesas justas, juntas y sin vestir, únicamente los manteles individuales de papel.

Tienen una fórmula de menú a mediodía y otra para la noche (17 euros a mediodía y 22 por la noche)

Carta de vinos todos franceses.

Nos entretuvieron con tostadas, mantequilla y un paté.

Compartimos un roast beef, generosa ración que sirven con escarola, pepinillo, guindilla verde y salsa bearnesa.

Seguimos con dos ventrescas de atún a la plancha, sabroso, poco hecho

Y cerramos con un babá al ron con chantilly y un carpaccio de piña y sorbete de manzana verde

Bebimos un Chablis y tomamos dos cafés cortos normalitos.

Servicio oriental sonriente y eficaz.

Con fotos, aquí: http://felixthefox.blogspot.com.es/2012/06/cafe-emma.html

Normalmente evito las "novedades mediáticas". Cuando sale anunciado un nuevo restaurante, no tengo prisa en ir. Prefiero confrontar las críticas de los periodistas y bloggers que "están a la última" y ya decido ir o no en función de lo que leo.

En principio pensé "un local más", de aquellos en que dan prioridad a la estética y la decoración por encima de la cocina. Y tantas notas de prensa y blogs explicando que es un proyecto de los "famosos" Romain Fornell y Michel Sarran, todos estrellados (quiero decir Michelin eh? ... No penséis que se la han pegado....), acabas diciendo ... "Buenooo .... Otro...".

Aunque me tranquilizó que en la cocina trabajara Daniel Brin, que procede del próximo "Maison du Languedoc Roussillon". Esto me daba más garantías "terrenales".

Por fin hemos ido esta semana, unos meses después de su inauguración. Se trata de un lugar que pretende dar sensación de estilo 'bistro' francés y que permite saborear la cocina francesa y también la de aquí, a precios asequibles. Avanzo ya que la comida es buena y la RCP también.

El lugar es agradable con más de 300m2 divididos en tres espacios: terraza, bar y comedor. Ofrecen también menús de mediodía y noche a precios muy razonables (17 y 22 €).

Pero también toca comentar algún "pero" ... :). A ver ....

No sé si habéis estado en auténticos bistro de París. Yo sí que he estado y en bastantes ... desde los típico conocidos y clásicos, pero también en bistrós de barrio (15eme arrondissemnt principalmente) y el Café Emma se parece como un huevo a una castaña. Quedaría perfecto como restaurante temático de Port Aventura si abrieran una zona dedicada a Francia.

Y digo todo esto porque había leído en más de un blog frases como "han hecho un bistró como dios manda" ... e incluso un título que dice "autenticidad gala" ... Y el que lo firma tiene nombre francés ... (Yo como siempre haciendo "amigos" .....).

Y eso no quita que se coma correcto y con buena RQP ... pero de ahí a decir que se "sienten como en Paris" ... Dios nos libre, que decian los antiguos.

Pero el cachondeo no acaba aquí ... Es que de verdad que no me podía creer que el servicio (que no es ninguna maravilla) intente saludos en francés al entrar o "Bon apetit" al dejar el plato en la mesa ... Y además con acento oriental (y no me refiero al de Marseille) o aún más lejano ..

Hablemos de la comida....Elegimos como primeros vichyssoise y rillettes. Y como según onglet y macarrones de bogavante. Todos los platos buenos y tenía curiosidad por los macarrones de bogavante, debido a haber leído en blogs que a pesar de ser muy recomendables, estaban pasados ​​de cocción.

Y sí que lo estaban si lo miramos con perspectiva italiana y en cambio no lo estaban si lo miramos con perspectiva de pasta en Francia. El onglet estaba bueno, pero por debajo del nivel "habitual" del que se suele encontrar los bistros de Francia .. Conozco bien este plato, ya que el pido siempre.

Compartimos un postre, dos copas de vino y una botella de agua.En resumen... que malgrait tout... on a bien mangé et pas cher...:))

Ricard Sampere
www.restaurantscat.cat

Hoy he almorzado en el Café (por cierto con Romain Fornell en otra mesa frente a mí) y la verdad es que todo ha sido excelente. Desde el pan hssta el café. Excelente quiche, insuperables canelones y macarrones (al dente impecable,en su punto), perfecta hamburguesa (aunque yo como antiguo Chef hubiera escogido otro queso menos "empalagoso") e insuperables postres (coulant, creme brulée y crêpe Suzette). Muy buen servicio. Un solo pero, un detalle pero importante teniendo en cuenta el nivel de todo lo demás: hemos pedido una copa de champagne Pommery con el postre y nos lo han servido con una copa de vidrio de "Cavas Perelada" (!!). Insisto, un detalle pero importante teniendo en cuenta los 7,50€ por copa y la elegancia de todos los demás detalles. Volveremos seguro !!

Cenamos la semana pasada y tanto el local como la comida nos encantó. En el momento que entras ya sientes el ambiente típico francés. La carta, aunque un poco complicada, es completa y con platos todos tentadores.
El servicio es bueno, la comida muy buena y el precio es correcto.
Buen lugar para una cena tranquila y agradable.

Nuevo engendro del polifacetico Romain Fornail, chef estrellado del Caelis y su socio Sarran. Despues de dejar el asesoramiento a la Maison du Languedoc se ha lanzado a la conquista de Barcelona en el local que ocupaba el antiguo Relais de la Venise, restaurante que como menú único ofrecian una ensalada y un entrecot con "frites".
Han remodelado el local con gusto, frances por supuesto, y apuestan decididamente por la cocina francesa de bistrot, con alguna concesión a la gastronomia catalana e internacional. Vaya un poquito de todo...

Manteleria de un solo uso. Cuberteria, vajilla y coperío bien resuelto. Servicio atento y amable, con ganas de agradar.

Comimos media docena de "huitres creuses" del Atlantico, muy buenas. Nos sorprendieron agradablemente su acompañamiento, pues llevaban, para disponer a voluntad, unas esferificaciones de limón y pimienta y otra de escaluñas con vinagre.

Un plato de jamón de Salamanca con pan con tomate. Bien, con el pan crujiente.

De plato fuerte, unos macarrones con bogavante y queso compte. Excelentes y ración mas que generosa.

Para finalizar, un crêpe Suzette , correcto.

Para beber, cuatro copas de un sauvignon blanco del Val del Loira. Bien.

Precios ajustados. Opción para tener en cuenta. solo llevan quince días aierto y el local estaba casi vacio, no se como responderán en casos de llenos completos, si los tienen.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar