Restaurante El Naútico, La Orilla del en El Escorial
  

Restaurante El Naútico, La Orilla del

3
Datos de El Naútico, La Orilla del
Precio Medio:
38 €
Valoración Media:
8.9 10
Servicio del vino:
7.5 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
10.0 10
Calidad-precio:
9.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 32,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono

Restaurante El Naútico, La Orilla del Arroz de sepia, habitas y alcachofas El Naútico, La Orilla del Salmorejo "Pata Negra" & Rabo de toro en tempura El Naútico, La Orilla del en El Escorial Brandada de bacalao con aceite de pimentón Restaurante en El Escorial Arroz de pollo y romero Restaurante El Naútico, La Orilla del Bombones de foie, piña y membrillo El Naútico, La Orilla del Vistas

3 Opiniones de El Naútico, La Orilla del

Restaurante bien definido por el individuo que me precede, por lo tanto pulso "Enter" y prosigo ;-)

Un par de vermuth perfectamente servidos junto a unas ricas almendras. De nuevo nos acompañan cormoranes y patos salvajes y nos abriga el jazz.

- Brandada de bacalao con aceite de pimentón

- Salmorejo "Pata Negra" con huevo, jamón ibérico y piñones

- Rabo de toro en tempura, cremoso de coliflor y su jugo al romero

- Arroz de sepia, habitas y alcachofas

Postre:

- Coulant de chocolate con sorbete de mandarina

Vino:

- Frore de Carme 2009

Un par de cortaditos y para casa.

Volveremos al paraíso...

  • Arroz de sepia, habitas y alcachofas

  • Salmorejo "Pata Negra" & Rabo de toro en tempura

  • Brandada de bacalao con aceite de pimentón

Si existe un restaurante el cual me produce una inmensa sensación de paz este es El Náutico. Esta joya gastronómica escondida en plena Sierra de Guadarrama es lugar de culto para muchos amantes de la naturaleza armonizada con una buena cocina.

Como siempre nos dan la bienvenida calurosamente y nos acogen con mucho cariño. Sentados ante el ventanal el paisaje podría pasar por una versión moderna de la novela Cañas y Barro, libro ambientado en la famosa Albufera Valenciana. Solo hace falta fijar la vista en lo que te rodea para darse cuenta de porque la especialidad de este restaurante son los arroces.

A tu lado, prácticamente uno puede hundir la mano en el Embalse de Los Arroyos. Hay tanta belleza en el exterior que casi te olvidas de la otra belleza que tienes ante ti. Enfrente, mientras disfrutas de los platos, el vino, la música y sobretodo la compañía, los cormoranes completamente ajenos a ti, se zambullen en busca de su preciado alimento, mientras otros reposan extendiendo sus alas para que esa dosis de radiación solar las seque. Junto a ellos, el pato común se desliza por el agua y el abejaruco sobrevuela el embalse. Según la época del año puedes ver otras especies como por ejemplo la garza o el martín pescador.

De fondo música soul, bossanova, jazz, blues o soul-jazz. Que placer produce escuchar a Grover Washington Jr. mientras te empapas de naturaleza. Estoy pensando en esas calurosas noches estivales en la que bajo dispersores de agua, pasas una preciosa velada amenizada con jazz en directo.

Todo esto es muy hermoso, pero no deja en un segundo plano a lo que a continuación expongo:

Hoy como casi siempre nos decidimos por el menú que se ofrece de martes a viernes en el cual puedes elegir una de sus numerosas y elaboradas tapas, uno de sus cuatro arroces y un postre por un irrisorio precio de 15 € i/i. Mientras esperamos, sendos vermouth Martini nos acompañan.

Bandeja de pan rustico, cereales y sobrasada.

Aperitivo gentileza de la casa:

- Gazpachito con lentejas germinadas y jengibre

Fresco, una buena conexión de los ingredientes, armonioso y muy conseguido el contraste de sabores.

Tapa:

- Bombones de foie, piña y membrillo

Un plato fresco en donde los ingredientes se acoplan a la perfección. Una buena conexión garantiza un buen plato y este lo es.

- Salmorejo “pata negra” con jamón ibérico, huevo y piñones

Deliciosas cucharadas de crema que te hacen rememorar las preciosas tierras cordobesas. Un plato sabroso, consistente y sobretodo lleno de frescura.

Arroz:

- Arroz de pollo y romero

Un arroz como Dios manda, suculento, con ese socarrat característico del perfecto arroz de la comunidad valenciana, suelto, perfectamente cocido por extensión y de escasa altura, como tiene que ser. Con ese romero de monte que da ese toque tan especial y ese pollo tan tierno. Sin duda un gran arroz.

Postre:

- Crema de chocolate blanco con espuma de mango

- Sopa de frutas con espuma de yogurt

Ambos postres deliciosamente refrescantes.

Bodega:

El talón de Aquiles del restaurante. Unos 20 tintos, 3 rosados, 6 blancos, 3 o 4 espumosos asi como dulces y olorosos por copas. A su favor y rompiendo una lanza decir que lo poco que tienen esta bien escogido. Por ejemplo disponen de un blanco y un tinto de Regina Viarum (Ribeira Sacra) o el 12 Lunas (Somontano) por mencionar vinos interesantes y poco frecuentes. La cristalería es buena y el servicio del vino también. Espero que poco a poco vayan ampliando la bodega y disponiendo de mas referencias.

Nuestra elección fue un Dehesa La Granja 2005, uno los “hijos” del gran Alejandro Fernandez. Un buen vino pero en trayectoria claramente descendente.

Que le falta al restaurante? Publicidad. Calidad la hay a raudales y el relevo generacional tiene que esperar porque el patriarca sigue y va a seguir dando guerra durante muchos años. Los hijos ya han dejado de ser “teloneros” y están “actuando” en grupo formando un buen conjunto, eso si, cada uno con su instrumento. Lo único que les falta es difusión y con esta crónica y la que me precede esperamos haber aportado nuestro granito de arena, porque lo valen y se lo merecen.

* Precio con vino

  • Arroz de pollo y romero

  • Bombones de foie, piña y membrillo

  • Vistas

Entorno: 10
Decoración y ambiente: 7,5
Cocina: 8,8
Vino y su servicio: 8
Precio con vino: 50€ con IVA
RCP: Excelente

Ctra. M-505 desvío Km.22 Urb. Los Arroyos S.N El Escorial-Madrid

Imposible imaginarse el tesoro que la Urbanización Los Arroyos (término municipal de El Escorial) esconde entre sus jaras, pinos y encinas. Es un secreto de iniciados que va de boca en boca, o más bien de mano en mano, porque éste es un restaurante al que se lleva a todo aquél a quien se quiere impresionar.
Se accede por una calle mínimamente asfaltada que pronto se convierte en camino de tierra. La calle nace en la c/ Principal de esta urbanización, donde un cartel azul claro nos avisa de que debemos torcer, cartel colocado justo después al que nos informa de la Escuela de Piragüismo ubicada junto al restaurante.
Sí, porque estamos hablando de comer o cenar mirando las mansas y tranquilas aguas del Embalse de los Arroyos.
Es muy bonito ver la cara de la gente cuando, tras traspasar la verja de hierro de la entrada, descubren el precioso lago que les da la bienvenida. Algunos, sin duda exagerando, lo han llamado la pequeña Suiza de la Sierra.
A la izquierda, la tranquila y deliciosa terraza desde la que casi te caes al agua, donde saborear un aperitivo matutino con un libro o disfrutar de una copa nocturna acompañado de música de jazz en directo.
A la derecha, un caminito empinado en descenso, te acerca al pequeño edificio acristalado donde se ubica el restaurante.
Dos o tres mesitas se encuentran al aire libre antes de entrar, para quien decida no traspasar la entrada y quedarse a comer allí mismo. Al pasar dentro, a la izquierda te recibe un sencillo comedor que aunque una siente que con unos pequeños toques aquí y allá podría pasar de ser sencillo a ser cálido y sugerente, también entiende que la impresionante cristalera que permite disfrutar de la increíble vista del lago a pie de mesa, es más que suficiente billete a la orilla del mar de Levante.
Y esta vocación mediterránea se respira por los poros de la carta, donde los arroces, tanto secos como melosos, son protagonistas.
Un sonriente Elías al mando del barco, da cuenta de los vinos que serán catados durante esa comida. Gentilmente me ha permitido probar una selección de vinos de su carta para que elija los que considero más apropiados para uno de los días más importantes de mi vida: la Primera Comunión de mi hija.
Justo antes de recibir a la tentadora Ensalada de Jamón Ibérico, Aguacate, Queso Manchego y Pimientos Asados, dejamos que un 100% verdejo de nombre Señorío de Garci Grande y apellido Bodegas Herederos Marqués de Riscal, nos acaricia con su verdor y su flor, acompañando como una brisa fresca al delicioso contraste que los frutitos physalis ofrecían con el queso manchego y el aguacate, pero no sería hasta que la carnosa fruta blanca se apoderó de nuestras copas con el Torres de Ermelo, 100% albariño, Bodegas HGA, que la ensalada llegó a su plenitud acompañando al exquisito jamón ibérico que había quedado un poco huérfano con el verdejo.
Esperando a que el Arroz Negro con Chipirones y Ajetes sea servido en su punto óptimo, un mero entretenimiento de mucha madera y poca fruta, Ricardana Crianza, tempranillo 100% de Ribera del Duero, elaborado por Bodegas Rojo, nos sirve de puente para enlazar con el entretenido e interesante Claus de Celler, elaborado con syrah, merlot y tempranillo por Bodegas Josep Tortosa en Valencia que nos convence de que es la pareja ideal del arroz.
La Tarta Templada de Manzana más rica que he probado en mucho tiempo, totalmente artesanal y en el punto justo de dulzor, fue el cierre de esta comida un dulce y tierno “Hasta Luego”
PD: A la semana de este almuerzo me llama Elías porque desgraciadamente no va a poder conseguir suficientes botellas de Claus de Celler para la celebración, me propone volver a acercarme a probar un joven mencía del que habla maravillas. Me acerco en fin de semana, y sentada en una de las mesitas de fuera me dejo seducir por la fruta roja en su punto de sazón y el regaliz negro del Ribeira Sacra Regina Viarum. No hay más que hablar o decidir, el puesto de honor en la celebración ya era suyo.

Imágenes en: https://www.verema.com/blog/puck/877197-joya-escondida-sierra-guadarrama

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar