Restaurante Colonial en La Cañada

Restaurante Colonial

Datos de Colonial
Precio Medio:
23 €
Valoración Media:
6.9 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
7.3 10
Entorno:
7.3 10
Calidad-precio:
7.5 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: La Cañada
Dirección: C/ 29, Nº 98
Código postal: 46182
Tipo de cocina: Asiática, Japonesa, China
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 17,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


6 Opiniones de Colonial

Tomamos 2 menús Colonial (18,8€) que incluían Rolitos imperiales, ensalada Colonial, Capricho de pato al wok y arroz al estilo nyonya. Todo muy bueno. Especialmente el arroz y el pato, que estaba muy rico. Pedimos además una selección de sushi y nigiri para mi enano, todo un devorador de este tipo de platos. Una botellita del Chardonnay de Raimat y agua. Como ya se ha dicho en comentarios previos el local es amplio, con una elegante decoración y separación de las mesas buena. Servicio atento. Carta de vinos sencilla pero con cosas interesantes. Buenas copas. Repetiremos.

Me quede a cenar. Reconozco que lo tenía pendiente, por eso de ser los mismos dueños que el de la Av de Aragón (como bien dice G-M).
Llame de camino por eso de que era sábado noche, la mesa tenía que ser dentro.
Nos sentamos y antes de traer las cartas, nos ponen unos edamame (agradable gesto).
Mientras miramos la carta, nos damos cuenta que todo el mobiliario es el del antiguo local de Valencia.

Pedimos:
-Triángulos de pollo al curry, no estaban nada mal.
-Dim Sum, muy logrados la verdad.
-California Roll, el arroz algo suelto, pero de sabor bien.
-Pato "Pekín" (no recuerdo si se llamaba así) El pato lo presentan entero y lo desmenuzan delante, gesto a agradecer y te montan un crepe, el resto lo haces tú.

Bebí agua y tome manzanilla. Creo que la cuenta no llego a 34€, pero no lo sé pues fui invitado.
Si me pilla por la zona, volveré.

Llevo pasando mucho tiempo por aquí y por fin nos decicimos a ir gracias a las opiniones de algunos amigos. La terraza y el local con muy buen gusto. Algo lentos al principio pero la comida muy buena.
Pedimos tempura de verduras, tartar de atún, unos nakis, y pato estilo pekin para finalizar y helado de chocolate y cafe.

El pato super crujiente, los nakis bien hechos y en general muy correcto y a un precio razonable.

La comida en la terraza con temperatura perfecta.

Muy recomendable hasta en el precio

Poco más cabe destacar desde nuestra anterior visita, éramos 4 y nos decantamos por el menú imperial compuesto por:

--- Menú Imperial

• Yasai Tempura
• Mixto de sushi & sashimi
• Buey a la zasai
• Yaki soba

Comida de calidad a destacar la tempura y el yaki soba, fideos con bonito laminado muy bueno.

Para beber un chardonnay que me encanta, Enate 234 y que acompañó de maravilla a este tipo de comida.

Agua, cerveza sapporo , postres y cafés.

Comida para 3 personas en este restaurante de cocina asiático de la Cañada.

Muy bonito y decoración agradable, sensación de amplitud y frescura, mucha planta , vegetación, agua y motivos orientales.

Nos decidimos por el menú colonial:

• Rollitos Imperial
• Ensalada Colonial
• Capricho de pato al wook
• Arroz al estilo nyonya

Todo muy rico y mención especial al pato, muy sabroso y crujiente nada que ver con el pato aceitoso y pastoso que suelen poner algunos establecimientos asiáticos.

También entra en el menú una degustación de postres, sencilla y ligera predominando los helados.

Para beber tomamos 1 cerveza, 1 agua y 1 botella Protos Verdejo 2010. + 3 cafés.

Carta de vinos escueta y precios bastante razonables. Copas y servicio de vino acorde al tipo de establecimiento, cumplen sin más. Aunque trajeron cubitera para el vino y el camarero estaba atento para llenarlos las copas más de una vez.

Servicio amable y atento en todo momento, en resumen agradable comida. Seguramente repetiremos a la carta, por cierto bastante extensa.

El propietario del ya cerrado Colonial de Avda. Aragón, abre ahora este local en La Cañada, manteniendo el nombre.

Manteniendo el nombre… y el estilo.

Se trata de un chalet de dos plantas, bien decorado, evidentemente con motivos orientales. Tiene mucha luz y vegetación. La planta baja, que es donde está ubicada la sala principal, es de techos altísimos, pero pese a ello es cálida y confortable por la gran profusión de ornamentos, plantas, etc… También ayuda el tipo de mobiliario, de maderas tropicales.

Mestizaje de cocinas asiáticas, con gran amplitud de oferta.

Vimos que tenía dos menús diferentes de cuatro platos cada uno, y como éramos 4 comensales, pedimos 2 de cada uno, de modo que degustamos con amplitud su cocina.

--- Menú Colonial

• Rollitos Imperial
• Ensalada Colonial
• Capricho de pato al wook
• Arroz al estilo nyonya

--- Menú Imperial

• Yasai Tempura
• Mixto de sushi & sashimi
• Buey a la zasai
• Yaki soba

Todo estaba correcto, destacando el pato, fabuloso, troceadito en crujientes y gruesas tiras, sabroso y agradable al tacto.

Carta de vinos adecuada a este tipo de establecimientos. Pedimos un blanco discretito, NU chardonnay, sin trato especial.

Servicio encantador y rápido, brindado por asiáticas, con jefe de sala español.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar