Asiático de calidad

Comida para 3 personas en este restaurante de cocina asiático de la Cañada.

Muy bonito y decoración agradable, sensación de amplitud y frescura, mucha planta , vegetación, agua y motivos orientales.

Nos decidimos por el menú colonial:

• Rollitos Imperial
• Ensalada Colonial
• Capricho de pato al wook
• Arroz al estilo nyonya

Todo muy rico y mención especial al pato, muy sabroso y crujiente nada que ver con el pato aceitoso y pastoso que suelen poner algunos establecimientos asiáticos.

También entra en el menú una degustación de postres, sencilla y ligera predominando los helados.

Para beber tomamos 1 cerveza, 1 agua y 1 botella Protos Verdejo 2010. + 3 cafés.

Carta de vinos escueta y precios bastante razonables. Copas y servicio de vino acorde al tipo de establecimiento, cumplen sin más. Aunque trajeron cubitera para el vino y el camarero estaba atento para llenarlos las copas más de una vez.

Servicio amable y atento en todo momento, en resumen agradable comida. Seguramente repetiremos a la carta, por cierto bastante extensa.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar