Restaurante Bodegas Monasterio

5
Datos de Bodegas Monasterio
Precio Medio:
20 €
Valoración Media:
7.2 10
Servicio del vino:
7.4 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.4 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 12,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Sabados tarde y domingos.

Teléfono


5 Opiniones de Bodegas Monasterio

Veo que falta prácticamente sólo tres meses, para cumplirse tres años de mi último comentario sobre este local.

No he colgado ningún comentario en medio, pero puedo afirmar que al menos en todo este tiempo he asistido, una vez cada dos meses, sino es más.

El día 22 hemos acudido seis personas (por cierto tres veremeros) y hemos disfrutado de:

Dos raciones de longaniza picante, a 4,50 € por ración
Dos raciones de albóndigas, a seis euros por ración.
Dos de pimientos rellenos, a nueve euros ración.
Tres tostas de jamón con tomate (muy grandes y divisible cada una fácilmente en dos) a 3,25 € por unidad.
Y una de queso manchego a 5,50 € la ración.

De beber:

Chateldon Reserva 2003, a 12 €.
Petit Hipperia 2011, a 16 €.
Pyjama 2012, a 15 €.

Todo lo referido, mas 1 botellin de agua, ascendió a un total de 94. 25 €, por tanto, a poco más de 15 € por comensal.

Ya fuera de cuenta Pi del Nord 1998.

Lo comido, con buen nivel pudiendo destacar la longaniza, las albóndigas y las tostas. El nivel de las copas para al vino y la temperatura de servicio del mismo impecable.

El entorno y el servicio ya está definido en comentarios anteriores, es como es y así nos gusta a mucha gente del lugar, dado que casi siempre está al 100%.

A veces cuando entras a un restaurante en estas páginas, y ves que hace mucho que no se cuelga un comentario, al menos a mí, me suelen entrar dudas si el nivel del mismo ha podido variar, evidentemente a peor. Por tanto, en este caso el nivel sigue siendo tan bueno o mejor que el que hace tres años existía, me ha animado a colgar un nuevo comentario.

Han pasado mas de dos años desde que colgué mi anterior comentario y tras muchas visitas a este local se ha forjado cierta relación de amistad con Paco, el dueño.
La cosa sigue mas o menos igual, si algo funciona para que tocarlo, buen genero de embutidos, quesos, conservas y una amplia selección de vinos por copas y por botellas.
Para picar hemos optado por lo de casi siempre, ración de quesos con ibéricos, mas que generosa, compuesta de buen jamón cortado a cuchillo, lomo y chorizo y tres o cuatro tipos de queso, destacando como siempre el Picón y acompañada de un hermoso cesto de rico pan.
En cuanto al vino, Paco sabe de nuestros gustos y le hemos dicho de sacar un blanco y nos ha puesto un Quinta Apolonia 2010, perfecto de tª y en buenas copas Schott, como todavía nos quedaba un poco de queso, le hemos dicho de sacar un tinto y nos ha puesto un Guimaro 2011, con el cambio de copas correspondiente.
Decir que el precio de los vinos está superajustado.
Hemos terminado con un par de GTs de la amplia colección de ginebras que posee, en este caso Cool Gin y Jodhpur con tónica Fentimans, a lo que ha tenido el detalle de invitarnos a una segunda ronda.
Al ser viernes tarde-noche, el local estaba hasta los topes, conviene llegar pronto o reservar mesa.
Lugar al que seguiremos visitando con mucha frecuencia.

Tras el anterior comentario que colgué de este local, he acudido al mismo en varias ocasiones, en muchas de ellas, para tomar simplemente un vino con una racioncilla de algo.
El pasado lunes , acudimos cuatro personas y estuvimos más tiempo que en otras ocasiones y por tanto cayeron dos botellas y algo más de comer.
Explico para dar una nueva idea de lo que en este local se puede disfrutar, lo que comimos y bebimos:
Ración de longaniza ibérica picante. Suele ser nuestra ración fija a pedir
Surtido de quesos: variado, abundante, todos a gran nivel y sobresaliendo por encima del resto, el Tresviso.
Dos de tostas de jamón con tomate; buena calidad del pan y tan buena o mejor la calidad del jamón
De beber: Nauta y Beso de Rechenna. Temperatura y copas a buen nivel. En este local se sirve uno tras ser descorchado y servida la primera cantidad.
En conjunto, local recomendable para acudir a comer en plan comida fría, con vinos que no suele ser frecuente encontrar por ahí.
Ambiente muy particular, con clientela nada ruidosa y servicio sin prisas, que intenta escuchar al cliente, sacar lo mejor y por tanto sentirse uno a gusto.
Precio total para los 4 con los descrito; 48 euros; 12 por comensal.

El entorno interior le he definido Sergio (Kintiman), estupendamente, pero me permito añadir en cuanto a su ubicación (en esta fechas se que hay mucho veremero por estas tierras y este local se presta muy bien para tapear y beber buen vino) que se encuentra en una calle poco concurrida, pero si en la plaza de La Llama, preguntáis por el local estáis a dos pasos.

Ya hacia bastante tiempo que no acudía e este local y no porque no sea de mi agrado, sino porque casi siempre que había acudido estaba “hasta los topes”, pues bien en esta ocasión, un día entre semana a las 20.30 horas, llegamos 6 personas y encontramos mesa a elegir sin problema y no vi lleno completo posteriormente ¿crisis? ¿suerte?.

Perfectamente acomodados en un espacio interior, en una mesa alargada, con vinos y cajas de vino a doquier, tomamos:

- 2 raciones de longaniza ibérica ligeramente picante.
- Ventresca con pimientos.
- Cecina.
- Queso con anchoas.
- Queso de Tresviso.

Todo a buen nivel, pero el queso de Tresviso excelente.

De beber, pues nos regamos con tres botellas de 12 voltios 2009. Buenas copas y buena temperatura.

Un PX detalle de la casa(no vi su nombre) cerro la tarde noche.

Servicio muy atento a la par que amable.

Si alguien lee este comentario, que sepa que la ciudad esta en fiestas hasta el día 21 de agosto y por tanto será difícil encontrar una mesa, posteriormente veremos si la crisis acucia o tuve suerte ese día.

Servicio muy amable.

No se trata de un restaurante al uso, si no de una especie de bar,meson, bodega todo en uno. De los pocos sitios de la ciudad en el que degustar algun que otro vino decente por copas.
Decoracion mas bien rustica, barricas y soleras, mesas antiguas de coser y otras de madera alargadas e incluso algun sofa, cajas y botellas de vino repartidas por todo el local, todo sin ningun orden aparente. Tambien disponen de un reservado para reuniones mas intimas.
Dia entre semana, 20:00h y lleno hasta la bandera, con un poco de suerte conseguimos sentarnos en una de las mesas alargadas, siempre que no te importe compartirla.
Carta bastante basica centrada en quesos, embutidos, conservas y alguna que otra tosta, eso si, de muy buena calidad.
Nos decidimos por un surtido de quesos con ibericos 15€, abundante y variada racion, hacer mencion al jamon cortado a cuchillo y unas tostas variadas 2,95€ c/u, de tomate con jamon iberico, jamon iberico con queso brie, queso picon con nueces,queso de cabra con cebolla melada y foie con manzana caramelizada, todas muy buenas y de gran tamaño.
En el apartado de vinos no existe carta, simplemente te acercas a la bodega y eliges la botella que te apetezca, de un gran surtido y a precios bastante ajustados, esta vez elegimos dos, Dominio del Bendito El Primer Paso 09 y Refugallo 07, no recuerdo el precio exacto, servicio que se limita al descorche y poco mas.
Terminamos con un brownie de chocolate con helado de vainilla 5€, muy bueno y unas copas de Don PX invitacion de la casa.
Charle brevemente con el dueño y sin duda es un apasionado del mundo del vino.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar