Restaurante Mercatbar en Valencia

Restaurante Mercatbar

Datos de Mercatbar
Precio Medio:
27 €
Valoración Media:
6.1 10
Servicio del vino:
5.3 10
Comida:
6.2 10
Entorno:
6.3 10
Calidad-precio:
6.5 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: L'Eixample
Dirección: Joaquín Costa, 27
Código postal: 46005
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 17,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Domingo y mes de agosto

Teléfono


55 Opiniones de Mercatbar

Fui a comer con una amiga, pedimos el menu de mediodia, para empezar nos sirvieron 4 pequeñas tapas a modo de entrante que si bien estuvieron correctas no se pueden elegir, navajas,habitas, sepia y una que no recuerdo, segundo a elegir, yo pedi arroz de magro y brocoli, muy bueno aunque la racion, y pensando en lo q cuesta el arroz, fue mas que pobre, mi amiga pidio un bacalao, correcto aunque la racion tambien bastante justa, postre tampoco pudimos elegir, fruta del tiempo bien presentada, escasa tambien para no variar, y mouse de chocolate que tambien estaba muy bueno.
En definitiva, la comida me parecio muy buena, pero pensando que es un bar, con un ambiente bastante ruidoso, para mi entender con mas gente de la que deberia de haber, un menu de mediodia que al final tenias que comer lo que te ponian en la mesa porque no se puede elegir practicamente nada, teniendo en cuenta todo eso y que salimos a casi 20€ por persona por mas que lleve la firma de Quique Dacosta o del mismismo rey me parecio demasiado dinero para tan poco y desde mi punto de vista no recomendable.

Comida bien resuelta todo bueno
Lo unico que no me gusta es el tomate preparadoque dan con el pan, nunca me sabe bien pero muy mona la presentacion, el pan de aceite muy bueno.
Lugar moderno del tipo del Cornelia ( barcelona) el menu consta de 4 tapas muy bien resueltas y generosas vengo de barcelona de pato principal tomamos arroz caldoso muy bueno postre tarta y fruta en una basse de hielo bebimos artazuri rosa,caña ,infusiones todo por 24 euros

La primera vez que estuve me pareció muy bien el restaurante en todos los aspectos pero ésta vez me dejo mucho que desear en cuanto al servicio y a la rapidez en servir los platos.
No me gusto que el Jefe de cocina enfrente de todos los comensales le metiera un bocado de comida al encargado de la barra fría o de pizzas demostrándole que algo de la comida estaba mal, me pareció una humillación para el cocinero.En resumen deberían ver ese tipo de detalles para un lugar que presume de ser lo que es.Pedí un suquet de pescado,pero en vez de pescado me pusieron un lomo de caballa con un caldo bastante bueno.

Si siguen así dudo que vuelva a ir

Hemos estado el día 31 de octubre a mediodía, cuatro personas. Hemos pedido el menú de cuato tapasy un plato. Lo primero es que, tras llamada al camarero/ jefe de sala - hacía 25 minutos de reloj que estábamos esperando que tomase la comanda-, pedimos el menú. Resultado: una ensalada de tomate no maduro con indicios de cebolla y algo de ventresca, a continuación unas finísimas lonchas de mojama -finísimas por su grosor- con un poco de cebolleta servidas, eso si, sobre pizarra; siguieron cuatro croquetas cuyo sabor no pudimos definir tras sesuda indagación y a continuación una "pizza"? con mucha grasa y poca gracia.
Tres de nosotros pidieron arroz que estaba bastante bueno pero escaso y el cuarto pidió secreto ibérico...vale...psssch, silencio.
El postre fatal: unas lonchas de sandía y algunos gajos de mandarina sobre lecho de hielo.
Total: mala RCP y vulgar comida.

Aprovechando que el día doce es festivo y que el tajo pasa por pisuerga decidimos acercarnos a probar este local del que tantas referencias habíamos leído y que realmente nos llamaba.

Estéticamente muy acertado para mi gusto. Ningún pero al respecto.

Éramos dos y Cenamos: Patatas Bravas (originales), Fritura de Puntilla (lo mejor, sin duda), Pizza Prosciutto (muy rica) y Bacalao gratinado con ajoarriero (conseguido), Pan para dos (pan creo que de aceite muy rico con tomatito). Postre no tomamos.

Bebimos: Botella de agua Benassal (1/2 litro), botella de Menganito y cerramos con dos cócteles ciao mercat (recomendables).

Como bien comentan otros compañeros, tapas o platos a muy buen nivel.

No obstante, tanto a mi como a mi pareja nos pareció que pinchan en algunas cositas: Las patatas bravas valen 5,90€ (son 5 pedazos de patata medianitos rebozados, que sí que en su punto, pero no creo que justifique su precio). La botella de Benassal 2,40€ (no lo entiendo) y la botella de Menganito a 19,90€ (aunque tratan bien el vino, me sigue pareciendo demasiado que en este u otros sitios cobren a 2* o más la botella de vino).

No obstante, tanto la pizza como la puntilla estaban deliciosas, ésta última se deshacía en la boca. Cambio de plato y cubiertos, cosa que se agradece. No pedimos ensaladas pero vi una botella de masia el altet, lo que es muy de agradecer.

Como último aspecto a mejorar, el servicio es tan rápido que el cambio de plato en alguna ocasión te coge con el plato anterior sin acabar (no lo vi en otras mesas, por lo que debe ser algo puntual). Lo que cuento es real, no hay exageraciones, en ese momento sentí el típico agobio Foster's.

No salimos con mal sabor de boca, ni mucho menos. Seguro que volveremos pero antes vamos a probar otras cosas.

Cena de amigas jueves por la noche, casi todos los locales de la zona de cánovas llenos, y Mercatbar no es una excepción, aún así no tuvimos que esperar mucho ya que llegamos a las 21:00 h. El local no lo describo porque ya se ha hablado mucho de el, a mi me gustó mucho, ambiente muy agradable, y la comida buenísima; ensaladilla con picos (presentada en un bote de conservas de cristal y con un cucurucho con rosquilletas), pulpitos con patatas y pimentón de la Vega (buenísimos), empanadillas de morcilla de Burgos (yo no las probé porque la morcilla no me gusta mucho, pero dijeron que estaban muy buenas), pizza fina de prosciutto, langostinos rebozados con salsa romescu y un solomillo de cerdo trinchado con chumichurri. De postre; un soufflé de chocolate y un milhojas de crema (espectacular el milhojas). Vino blanco Do Ferreiro 2009 (Rias Baixas).
Muy buena calidad y buen precio.

Primera visita y primera participación en esta pagina.
Me ha gustado este bar-restaurante prima la calidad del producto y la profesionalidad
De la sala, casi lleno el Jueves noche, buena señal, a destacar la ostra, la ensaladilla,
Las empanadillas de morcillas de Burgos, las bravas, las navajas y los postres fueron soberbios, el mil hojas de crema y el couland d chocolate. Eche de menos en un sitio de estas características que no hubieran mas cervezas, no estaría mal que ampliaran la oferta de cervezas.

Como mi religión no me permite hacer colas para ir a un restaurante, he esperado todo este tiempo para ir a Mercatbar, y por fin, lo visité.
El restaurante me gusta, la disposición de la barra, las mesas al fondo, decoración correcta y las sillas parecen cómodas, pero como nos apetecía cenar en la barra, no las probamos.
Ni rastro de aquella idea que leí y vi en la televisión de los productos colgados por el restaurante como si fuera un mercado, donde los cocineros y los clientes escogían el género y lo cocinaban. Hay alguna cesta, pero ni asomo de lo que en principio se vendió en los medios de comunicación. Ya me pareció una idea algo peregrina y, como era lógico, se ve que no ha cuajado.
Nos sentamos en la barra y no tuvimos demasiada suerte con el servicio. La chica que nos atendió nos trasladó su estrés laboral, pero claro, yo voy a disfrutar... Algo de descoordinación del servicio, llegando platos que no se sabía dónde deberían ir, etc. Imagino que en las mesas ni se enteraron, pero si ofreces un servicio de barra, estas cosas se deben cuidar.
Pero bueno, en lo que se refiere a la comida, no tengo nada que objetar. Probamos una ensaladilla exquisita, con el perfecto punto de cada verdura, muy buena la mayonesa y bien presentada. Las empanadillas de morcilla de Burgos salieron un pelín aceitosas, pero es normal que con esa pasta tan fina la freídora no pueda estar a mucha temperatura, así que se perdona porque además están riquísimas. Tomé una ostra que es puro producto pero, qué producto: excelentes. Los tigres picantes, también muy ricos, como el cristal de cuatro quesos con aceite de trufa o las puntillas, que estaban sencillamente perfectas, limpias, sin una sola barquita y en su punto de fritura. Solo por la cocina merece la pena volver y volver hasta que se hayan probado todos los platos.
La carta de vinos es otro punto a favor, sobre todo por su gran oferta de vinos por copas, así como las copas de buena calidad.

En definitiva, que la próxima vez huiremos de la camarera en cuestión y, seguro, la experiencia será redonda. Me ha gustado mucho el concepto y la cocina.

Primera visita a este restaurante,gustandome sobretodo la buena calidad y el precio.Tomamos;
Ostras,muy buenas.
Coca fria de atun y tomate.
Huevo frito con jamon y patatas.
Bravas.
Mil hojas de crema lo mas bueno de la cena,espectacular.
Para beber un Jose Pariente.Servicio un poco flojo,en lines generales una muy buena cena.

Menú mediodía muy interesante, por 17,50 € tienes un menú compuesto de 4 entrantes (a compartir, pero raciones mas que generosas) y un arroz a elegir entre los que tienen en la carta (el mismo para todos los comensales de la mesa), y un postre.
Este menú también los sábados. Detallo el menú que tomamos:
-aguacate con tomate seco (este plato era el mas flojito, a mi me encanta el aguacate, pero había mucha cantidad de aguacate y resultaba un poco soso)
-boquerones en vinagre (muy buenos)
-tostadas con queso provolone
-gambas rebozadas con salsa romescu

El arroz que elegimos era meloso con pulpitos y pelotas de carne (muy sabroso y mucha cantidad, nos dejaron 2 cacerolas para servirnos a nuestro gusto)
De postre variación de mousses y fruta fresca

En resumen, añadiendo la bebida: copas de vino, cervezas y agua, salimos a 24 € (erámos 4). Merece la pena

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar