Restaurante Somera

Datos de Somera
Precio Medio:
24 €
Valoración Media:
8.1 10
Servicio del vino:
7.8 10
Comida:
8.7 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
8.7 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Cantabria
Localidad: Laredo
Dirección: RUA MAYOR, 17
Código postal: 39770
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 18,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: LUNES

Teléfono


8 Opiniones de Somera

Andábamos por Laredo a la hora de comer y sin saber donde. Una rapida visita a Internet y nos decidimos por el Somera. Ya está dicho por aquí, y además lo dicen ellos: es un bar que se creé un restaurante. Y hace bien en creerselo. No hay comedor propiamente dicho, es la sala del bar lo que funciona como tal. La recepción y el servicio notables, una mezcla de cercania y conocimiento.

Cinco a la mesa

Aperitivo

Granos de pimienta rosa bañados en chocolate y una, muy rica, cuchara de guacamole, gamba y chip de pan.

Compartimos

Rabas con aire de limón (11) Lo importante, las rabas, buenas y bien fritas, aunque un poco escasa la ración. El aire de limón, una gracia rica. Bien

Gyozas de pollo y verduras (12) Acompañadas de una especia de mahonesa alegrada con kimchi. Ricas. Media docena. Bien.

Croquetas liquidas (10) A decir de quienes las comieron, excelentes. Con sabor a buen jamón.

Individuales

Salmón Teriyaki -2- (38) Excelentes lomos de salmón. Teriyaki suave. Verduras de guarnición (esparragos verdes, setas sitake, tirabeques...) buenas, y un arroz aliñado con soja haciendo de cama al salmón muy rico.

Solomillo (23) Muy buen trozo de carne y perfectamente tratado. Algo falto de temperatura. Rico pastel de patatas y beicon de guarnición.

Pescado del día (21) Lubina, buen lomo, verduras de guarnición como las del salmón y unas papas arrugas deliciosas. Toque de romescu.

Hambuerguesa de pollo (8) Rica, hermosa de tamaño, con queso y bacon.

Postres

Pastel de queso -2- (14) Gusto mucho. Más crema que pastel, con helado de fresa.

Bombones liquidos -2- (12) Cuatro bombones, dos dulces y dos acidos acompañados de sorbete de manzana. Los bombones ricos, el sorbete para recordar.

Bodega

Txomin Etxaniz (16) Conocido y buen txacoli.

Gramona Imperial Brut (20) Lo mismo, un cava excelente que acompaña lo que le eches.

Tres cafés de muy alto nivel cerraron la excelente comida.

 

...En la gloria!!

Reciente visita a este gran establecimiento ubicado en Laredo! Estamos en verano, eso significa lleno absoluto del pueblo y por tanto de los restaurantes. Nosotros tenemos reserva y a pesar de la lluvia, nuestro plan inicial era cenar en la calle, tenemos una mesa en el interior. Al estar comedor y barra unidos el ruido puede llegar a ser excesivo, pero esta vez la gente está comedida y se puede hablar perfectamente.

 

Nos reciben como siempre, de maravilla. Ojeamos la carta y nos indican que el pescado de hoy es lubina. Somos cuatro comensales dispuesto a darnos el homenaje del día y esto es lo que pedimos:

- Rabas con espuma de limón. Ya las he comentado en anteriores ocasiones, a las pequeñas les chifla la espuma y el principal del plato también! 

- Croquetas líquidas. Indicamos que nos saquen un poco de parmesano para untar las croquetas. Alvaro, el propietario y jefe de cocina, nos lo saco en un platillo para ver cómo era la jugada. Coges la croqueta, untas en el parmesano como si no hubiese un mañana y al morder, la mezcla entre lo liquido de la croqueta y el queso se sale! Descubrimiento en una anterior visita por parte de Jimena! Con nueve añazos y abriendo horizontes!

- Gyozas de pollo. Esto le encanta a una de las pequeñas, que cojones; nos encanta a los cuatro. Las mayonesas que acompañan se salen!

De segundos, hoy estuvimos dudando. Mila en principio optaba por una ensalada, de esas descomunales y descomunalmente buena, pero al final se decantó por lubina. Generosa ración de lomo. Clavada. Por mi parte, quería cambiar mi clásica hamburguesa, pero ya había comido en casa pescado a mediodía... solomillo al canto, perfecto de punto, grande en tamaño y por si fuera poco bacon con queso. Se sale.

Como postres, las pequeñas se pusieron moradas con sus bombones ácidos. Alvaro tuvo el detalle de ponerlas más pica-pica aparte en un plato para que experimentarán con ello. Por mi parte pedí una ración pequeña de pastel de queso. Estaba bastante lleno.

Dos estupendos cafés concluyeron una cena de esas que te sacan la sonrisa!! Decir que volveremos mil veces más!!

Con las pequeñas y teniendo que trabajar al día siguiente no hubo burbujas, en otra ocasión las habrá!

Me vais a disculpar que apenas escriba, hemos estado en unos cuantos sitios pero bien por haber escrito ya bastante de ellos o bien por haber escrito recientemente de ellos no las hago.

¿Recomendable? Perdona, imprescindible!

Este establecimiento tanto a Mila como a mí nos encanta! Creo que desde mi ultimo post hemos estado unas tres o cuatro veces más y cada vez nos gusta más!

Desde esas pedazo hamburguesas, con una carne espectacular, el pan es pan, con parmesa y trufas o bien sola o bien con bacon... En nuestra última visita decidimos variar un poco el menú y nos dimos a una comida vegetariana, casi casi...

Elegimos la espectacular ensalada de fruta y gambas. Es enorme la ración, pero está tan buena que no puedes dejar nada en el plato. En esta ocasión la acompañaron unas fresas súper buenas!

Detrás de resto nos metimos por el pecho, éramos tres pues estaba un apeña fiera con nosotros, rabas con espuma de limón, croquetas líquidas y una ensaladilla rusa!

Aquí aunque explotes hay que comer postre, esta tarta de queso enamora!!

Al estar con la fiera bebimos agua y diferentes refrescos!

Los cafés, para mojar!

Lo dicho, de lo mejorcito de Laredo!

Tengo unas cuantas crónicas pendientes así que voy a ir escribiéndolas!!

Un domingo, de los rebuenos! Ya era tarde y aún estábamos por Laredo tomando un tentempié, enfrente este establecimiento y la hora de comer encima. Allá que entramos, mesa para cuatro y que comience el disfrute!

Ojeamos la carta y vemos si hay alguna novedad. Mila y yo lo tenemos claro, esta vez íbamos a probar las hamburguesas.

De entrada y para compartir, lo siguiente:

- no sé cómo se escribirá, pero el camarero lo llama "ñoquis" de pollo. Lo hemos pedido en nuestra anterior visita. Espectacular, ese adjetivo se queda corto.

- foccacia, acompañado de aceite de arbequina, pesto y una última que no recuerdo. Perfecto!

- croquetas líquidas. Buena ración, un pelin Frías, pero siguen estando buenas!

De segundos, lo dicho. Nosotros bien claro. Mila optó por una hamburguesa Gourmet y yo por otra con trufa negra y queso parmesano. La carne, de once. El pan de 15. El conjunto de 20!

Las otras dos comensales se decantaron por milhojas de solomillo y Tartar de atún. Ambos rayando el 10.

Finalizamos la comida con una tarta de queso, diré alto y claro que está en mi top 3. Es diferente, pero a la vez muy buena. Por cortesía de la casa nos sacaron un postre extra, consistía en una especie de nube, como si fuese un merengue, y luego piña y coco troceado. Muy refrescante.

Los cafés, excepcionales.

Acompañamos la comida con un Gramona III, no lo habíamos probado y está muy bien. No está tan bueno como el rosado.

Este sitio, para volver mil y una veces! Siempre es un placer venir a comer aquí, porque siempre sales con una sonrisa de felicidad tremenda!

Sábado 26 de diciembre. Aún teníamos un pequeño hueco por completar en nuestros estómagos. Esta vez tres comensales, Mila, su hermana y un servidor.

Tanto Mila como yo teníamos antojo de una buena hamburguesa (tienen dos opciones en carta) pero lo dejaríamos para otro día.

Hablando salió este establecimiento, grata primera visita, magnifica segundo y os aseguro que habrá bastantes más. De lo mejor de Laredo.

A nuestra llegada, sale el cocinero para mostrarnos el atún que tiene y hacer hincapié en que lo pidamos en formato Tartar. Le haremos caso.

Como aperitivo, huevo de codorniz con arroz en formato sushi. Muy buen comienzo.

Decidimos compartir raciones y esto es lo que pedimos.

- Ensalada de gambas, con helado de manzana y salsa César. Monstruosa ración. Muy buena.

- Croquetas. Magníficas.

- Nuggets de pollo caseros. Un empanado espectacular, de caerse la baba!

- Atún acompañado de arroz y huevo. Espectacular!

De postre, tarta de queso y bombones de chocolate. Ambos perfectos!

Un magnífico café culminó la cena. Una cena regada con agua, calimocho y coca cola zero. No mire la carta de vinos, otra vez indagaré!

Lo dicho, de lo mejorcito que hay en Laredo!

Nos habían hablado realmente bien de este establecimiento, pero por unas cosas u otras no habíamos ido aún a este establecimiento.

Reservamos mesa con una semana de antelación, por si acaso.

El sitio, es chiquitín. Conte, creo, 6 mesas dentro y alguna en la calle. Barra y comedor conviven, pero debido al tamaño del establecimiento es imposible separarlo, además, le da un ligero toque de vitalidad!

Éramos 5, Mila, un servidor y tres pequeñajos. Compartimos lo siguiente:

- Jamón de bellota, acompañado de pan tumaca! El pan estaba muy bueno! El jamón, generosa ración, también!
- Dos raciones de rabas. Una con poca sal, la otra sin sal (clavadas). Es acompañado de una espuma de limón en lugar del limón tradicional. Estaban buenas!
- Dos raciones de croquetas líquidas. Recomiendan comerlas de un bocado y que exploten en la boca. Muy ricas, aunque Mila y yo preferimos la croqueta de toda la vida.

Después pedimos una ensalada con salsa César, flipas la ración pero de lo buena que estaba Mila no dejó ni los restos. Por mi parte me decanté por una ración de atún, muy muy bueno!. Se pidió todo sin sal y así fue!

De postre, probé la tarta de queso deconstruida (en el top10 fácil) y los pequeñajos unas bolas de chocolate que al morderlas hacen el efecto de peta zetas; eso decían, no dejaron ni una.

Como aperitivo nos sirvieron algo estilo japonés cuyo nombre soy incapaz de recordar, pero estaba realmente espectacular!

Dos, muy buenos, cafés culminaron la comida.

De beber, dos botellas de agua, coca cola zero, cuatro Nestea y dos Kas de naranja. Si lo sé, no hubo burbujas. No mire siquiera la carta de vinos (el formato de las cartas está muy chulo).

Total abonado, 110€. Para la cantidad, calidad y servicio regalado.

El servicio de sala, doblándose entre barra, terraza y mesas de 10!

Una opción de sobresaliente en Laredo! Nosotros volveremos fijo!

Gran eleccion la de este restaurante tipicamente laredano despues de una larga temporada con mas pena que gloria.
Gran relacion calidad-precio,estupendamente servidos y una comida riquisima,bien servida,buena vajilla,raciones justas para quedarte a gusto en cuanto a cantidad y calidad.
La opcion de los pinchos especiales y muy bien elaborados me parece una estupenda idea.
Probe el Risotto y el huevo poche y ambos pinchos exquisitos.
El menu del dia muy bueno en cuanto a la calidad y la cantidad,postres igual de buenos.
Por decir algo a mejorar,seria conveniente separar la zona de barra y la de comedor,con unos simples biombos bastaria.
En definitiva,ampliamente recomendable.
Gracias Julito ¡¡

Apertura, una vez reformado de uno de los clasicos de Laredo, con un nuevo estilo, dejando a un lado la cocina clasica y un poco antigua, para dar paso a otra mucho más elaborada, pero sin perder de vista los sabores de siempre. Para comenzar un rissoto de autentico lujo, suavidad y cremosidad, no se lo pierda, el FOIE a la plancha en su punto, y las croquetas de jamón y hongos, irrepetibles. Las carrilleras de iberico se funden en el paladar, el rabo de toro, deshuesado, un lujo. Pescados merluza y salmonetes frescura y sabor. Los postres muy bien elaborados y presentados. Carta de vinos corta pero muy bien seleccionada.
Lo mejor es que se puede tomar la carta entera de una sentada, ya que se sirven "tapas", aunque más bien se trata de cocina en miniatura. Excelente la calidad y la presentación. También raciones completas, pero aconsejo la primera vez hacerlo de la primera manera, para degustar en profundidad el gusto del cocinero. Se nota su formación "donostiarra", y la influencia de sus maestros, Luis Irizar y Juan Mari Arzark.
Comiendo a base de tapas, se puede hacer por unos 20-25 €, incluido postre y vino.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar