Restaurante El Deseo en Granada

Restaurante El Deseo

Datos de El Deseo
Precio Medio:
36 €
Valoración Media:
8.4 10
Servicio del vino:
8.1 10
Comida:
8.9 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
8.1 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Granada
Localidad: Granada
Dirección: Plaza de la Romanilla, 20
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


4 Opiniones de El Deseo

El pasado Sábado, tras muchas dudas, nos quedamos en la terraza de este restaurante, en parte porque estaba cerca del hotel, en parte por las reseñas. La verdad es que fue una cena muy agradable. El Delirio de Tomate al principio era correcto sin más, pero el Manjar de Carillera y los Soles de Pasta estaban exquisitos. Postres a la altura del resto de la comida (mi volcán de chocolate recordaba a aquel Chocolatísimo que nos comimos en La Gloria de Montera hace tantos años mi mujer y yo...). Carta de vinos muy original, incluyendo denominaciones variadas y proponiendo cosas muy diferentes (al menos para mí) como el Luigi Pira Barolo 2004 que regó la comida. Servicio correcto y simpático, si acaso un pelín demasiado "colega" para mi gusto. En definitiva, recomendable y una grata sorpresa entre tanto local a la busca y captura del turista.

Bonito local con concurrida barra de tapeo, terraza exterior en la plaza de la romanilla muy agradable si el tiempo acompaña. Cocina de corte puramente italiano con ciertos toques de autor. Sólo tomé cerveza, así que no puedo comentar el servicio del vino. Carta completa, con ensaladas, entrantes, pizzas, pastas y platos únicos. Muy buenas las berenjenas rellenas, de las mejores que he probado. Más que correctas las pastas, bien de cocción y de sazón, aunque las elaboraciones no sean excesivamente complicadas. Bueno el risotto de alcachofas con cigalas, así como la tagliatta di Manzo. Impresionante el sorbete de mojito y correcto el sumergido de café, aunque algo decepcionante tras el nombre. Buen servicio, atento y eficiente.
Interesante carta de vinos españoles e italianos, sin ser excesivamente amplia (eché de menos un rosso de montepulciano, aunque en Granada siempre tomo la alhambra 1925, recuerdos del pasado)
En resumen, buen local para disfrutar de una buena mesa, aunque podría tomar un punto más de riesgo en cuestiones técnicas.

  • Sorbete de mojito

  • Risotto de alcachofa

  • Berenjenas rellenas

No Sabíamos donde ir, y un amigo mio nos recomendó este restaurante junto a la catedral de Granada. Por la zona nos temimos un buen sablazo en el precio, pero si por algo destaca es por su buena relación calidad precio.

Nos pedimos de entrante una muy rica ensalada de pollo con una cremita de queso que le ponen muy rica, y un cartuchito de pescaito de los mejores que he probado, servido en su cono de papel típico de Cadiz. luego nos tomamos de plato principal unos espaguetis bogavante exquisitos, una tagliata como le dicen ellos que es un entrecot de ternera que te lo dan fileteado ya con una ensaladita, un risoto que lleva oro comestible y mi amiga se pidió una lasagna que va enrollada en forma de brazo de gitano pero buenisima también.

Tienen una carta muy variada de vinos, casi todoas las denominaciones de origen de españa, y muchas italianas, aunque lo mas curioso que a cada vino le han puesto un adjetivo para que te lo pidas según te sientas... Nosotros nos pedimos ese dia el Generoso (Sentido, de ribera del duero) porque pagabamos nosotros... jaja

Compartimos postres, los que nos recomendó el camarero, Volcán de chocolate y mojito del Deseo un helado de hierbabuena sobre frutas y ron que nos sorprendió muchisimo.

El Servicio de lo mejor, todos muy atentos y no esperamos casi nada para que nos fueran atendiendo, la verdad, muy recomendable y en pleno centro...

Visitamos este restaurante para un almuerzo el 13 de marzo de 2010. Cuatro personas.
Tomamos una copa de ribera crianza (Sentido de Neo) con una tapa de arroz cortesía de la casa (estamos en Granada).

De entrantes pedimos para compartir ,tentáculo de pulpo braseado con patatas al vapor y alioli, muy rico y conseguido, así como unas berenjenas rellenas a la parmesana, tremendas.

Los platos individuales, dos lasagnas brazo de gitano, de lo más autentico, con una boloñesa y bechamel genuinas; tallín de huevos cocinados a baja temperatura con trufa negra y virutas de jamón( con patatas), todo un espectáculo, y, mi elección, jugosísima carrillada ibérica glaseada con "sangría" y castañas, tiernísima y espectacular. Todo regado con un monastrell de cepas viejas de Juan Gil, Jumilla, con la etiqueta de elegante;(es curioso que cada vino se presenta con una etiqueta con un adjetivo que describe el vino)

Los postres, sencillamente alucinantes, volcan de chocolate, mojito (helado) del deseo, hojaldre del Mulhacén y sumergido de avellana con zabaglione. Los acompañamos con un pedro jimenez de Sanchez Romate. Orgásmico.

El servicio en sala muy atento y correctísimo, haciéndote sentir muy agustito.
Como único punto negativo, que los precios en carta no incluyen el IVA, algo que todavía suele ser bastante frecuente.

Nos fuimos con una sonrisa de oreja a oreja y deseando volver.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar