Restaurante Alfileritos 24 en Toledo
  

Restaurante Alfileritos 24

12
Datos de Alfileritos 24
Precio Medio:
28 €
Valoración Media:
5.7 10
Servicio del vino:
4.9 10
Comida:
5.2 10
Entorno:
7.3 10
Calidad-precio:
5.4 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 15,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


12 Opiniones de Alfileritos 24

Restaurante ubicado en una antigua casona del centro de Toledo, relativamente cerca de la Catedral. Edificio renovado con aires de modernidad y conservando lo bonito y atractivo de lo clásico. Zona baja atractiva, interesante y cómoda; zonas superiores un tanto incómodas, sobre todo para los que suben las escaleras muchas veces a lo largo de la noche. El lugar tiene su encanto, es agradable. Nos sentimos bien atendidos, con cierta rapidez y con buenas recomendaciones a la hora de la elección.

Cocina con cierta elaboración donde le dan un toque moderno al producto clásico.

Las mesas: muy bien vestidas, buen mantel, vajilla y cubiertos, además de unas copas adecuados al vino que se solicita. El servicio del vino es correcto, aunque no parecen grandes entendidos, pueden servir un vino correctamente, después de dar unas buenas orientaciones para su elección.

La carta de vinos, bastante buena, con una mayos cantidad de vinos de cercanía, de varias denominaciones; después vinos de las más solicitadas Ribera y Rioja, de las que tienen vinos interesantes. En resumen, una buena carta.

De la comida, unas mollejas de cordero excelentes, un plato de quesos combinados, con una exquisita y atractiva presentación; una carne que estaba al punto que solicitamos, bien cocinada y de buen sabor.

Buena experiencia haber cenado en este restaurante.

Una lastima que semejante local pueda morir de éxito al menos en lo tocante a lo gastronómico. Quizá por su desmesurado tamaño la cocina no dá de sí ni en calidad ni en rapidez. El personal, joven, competente y atento, se desvive subiendo y bajando escaleras y los ascensores no paran de trabajar pero aún así los tiempos de espera son inadmisibles,mas de tres horas y media para una comida nos llevó la última vez que estuvimos.
La carta es interesante y resultona, demasiado pretenciosa en realidad a mi entender. Una Ensalada donde la Perdiz llega seca, unos raviolis de rabo de toro bien resueltos pero donde se ha perdido toda la melosidad del rabo por el camino.
Probablemente la eleccion mi segundo, arroz con pisto, fuera error mio,(a quien se le ocurre en Toledo!!). Eso era exactamente,un buen pisto con un arroz soso y encima un velo de cigala que no aportaba ni sabor ni textura. Los demas segundos fueron mas afortunados pero no por ello destacaban.
Una pena que un local tan impresionante no centre mas sus esfuerzos en ser referencia gastronómica en esta maravillosa ciudad.

Buen sitio de tapeo en pleno casco histórico de Toledo. Repleto de turistas y locales, con buenas tapas a buen precio. Sirven vino en copas, sobre todo de la D. O. Castilla La Mancha y La Manchuela.

A destacar las berenjenas en tempura, los dados de carne de ciervo, los quesos manchegos y el jamón.

Está en la zona peatonal de Toledo.Local con decoración actual y servicio atento.Comimos un pica-pica que es una fuente con diferentes cosas para picar,algunas mejor que otras pero bien,media ración de queso manchego que perféctamente tenía el tamaño de una ración normal en muchos sitios,y unas cuantas copas de Isola y Pago del Vicario.Totalmente recomendable.

Es un buen sitio para tapear, lo cieto es que no probamos el restaurante pero como taberna de tapas esta bastante bien, el local es un poco agobiante por sus dimensiones, ademas de que al tener el techo bajo y "dejar" que la gente fume pues te puedes imaginar el agradable olor a tabaco con el que comes tu y tu ropa... y posiblemente por el propietario, ya que tiene un humor andaluz que puede gustar o no...

El resto del servicio muy bien, asi como la comida mas que aceptable, pedimos una pica-pica que es un plato compuesto de varias tapas (bacalao, croquetas de boletus, ciervo y bravas) todo muy bien salvo las croquetas por que tiene mucha bachamel.
Ensada de pollo y salsa rosa, tabien muy rica.
De beber una copa de aljibes, cerveza warsteiner sin y otra con alcohol.

Nos gusto y repetimos otro dia.

Fuimos a cenar con menu semi-cerrado un grupo de 30 personas. La verdad es que no iba muy entusiasmada a cuenta de los comentarios que hay aqui. Pero tengo que decir que lo que resultó no fue para nada parecido a las otras criticas. El menu consistió en:
Entrantes:
- Queso manchego con membrillo y nueces. Buen queso
- Croquetas de bacalao: muy buenas
- Ensalada cesar con pollo y queso rebozado: muy buena
Segundos:
a elegir entre
- Lomos de dorada: comentaron que estaban buenos
- Carrillera de ternera : muy jugosa y nada pesada. No recuerdo la salsa
Postres y cafes
El vino concertado no me gustaba y pedimos un cambio que nos hicieron ajustando el precio. La carta de vinos me pareció amplia con muchas referencias de la zona. Elegimos un Corpues del Muni 2008 que nos encantó a 14,50 euros.
En cuanto al local me parevio muy agradable con toques muy modernos dentro de lo que es un antiguo caseron en el casco historico de Toledo. Quiza no sea muy apropiado para cenas romanticas pero para grupos parece adecuado. El precio no lo sé.

En otras ocasiones hemos estado tapeando en la zona de abajo, y la verdad que tampoco resulto mal la experiencia. Nos decidimos a cenar en la parte de arriba, y un horror. El jefe de sala que tienen un mal educado, pasota y flojo. Siento las palabras pero fue lo peor. Nos hizo esperar abajo tomando algo hasta que hubiese mesa, y cuando paso mas de media hora nos llama que en cinco minutos nos prepara la mesa, que esperemos arriba. 45 minutos sentados en un rincon sin saber nada, y le tuvimos que preguntar nosotros si ya estaba porque pasó totalmente de nosotros. La carta es mas lo que parece que la realidad, caro para lo que es. En fin, que una pena, y sinceramente no somos personas exigentes, pero un minimo de educacion creo que se espera de cualquier sitio, y mas cuando tiene esos precios.

Bonita decoración, interesante barra para parar a tapear algo y continuar la vuelta por Toledo pero poco más.
Coincido con lo varios de los comentarios, carta que resulta ser un quiero y no puedo, platos pasados de cocción, o bien un amasijo de ingredientes sin pies ni cabeza.
La carta de vinos no sorprende, muy rutinaria, nada especial.
Y claro el servicio...si es fin de semana, el restaurante lleno y las 4 plantas se notan y mucho.
No resulta caro, pero ya es lo unico que haría falta para redondear la esperiencia.

Hacia tiempo que no comia en este local an cambiado la carta
la han majorado mucho se nota el tiempo que llevan
recomiendo las degustaciones tanto de carnes o de mar
y los rollitos de pato esquisitos el servicio mejorado y la cocina muy buena
el menu degustacion no le he pedido no puedo valorar pero con su cocina meagino que bien
los vinos cambiaron la carta siguen promocionando su region buenos para su precio
volveremos

Local perteneciente a una familia de varios restaurantes del casco y centro comercial de toledo.Este esta dividido en 2 partes una taberna con mesas para tapear y un restaurante bastante amplio y atractivo combinando lo rustico con lo moderno.Trabajan sobre todo la cocina manchega moderna.Nuestra eleccion tras un largo viaje fue el restaurante, una vez sentados nos ofrecieron algo de beber y a continuacion nos ofrecieron las cartas, y elegimos el menu degustación:
Empezamos con un aperitivo que no eran ni mas ni menos que unos doritos con unas sardinas en salsa de tomate, luego esperaran que pagues el cubierto¡¡¡
-Ensalada de tataki de atun:Compuesto de lomo de atún marinado con una ensaladita de acompañamiento y arroz inflado,un plato completo bien presentado y con estilo.
-Rollitos de pato:me quede pasmado al ver dos rollos de primavera rellenos de carne fritay aceitosa, nuevamente acompañada de ensalada.Tropiezo en el segundo plato.
-Verduritas:Incomibles, pasadas de coccion, sosas, frias, no crei que esto podia pasar en esta clase de restaurantes, intente comermelas por vergüenza pero no pude.
-Merluza con pure de patata:El nombre lo dice todo, con un poquito de lo que parece ser polenta que liquida cualquier sabor a pescado, ni fu ni fa.
-Secreto de cerdo: La carne pasada muy pasada tiesa y con sabor a quemado.
El menu deja bastante que desear, va con mucho estilo muy bueno pero se estrella en lo principal la materia prima, con gran cantidad de detalles en cada plato, pero esto debe estar bueno cuando te lo comas si no de que sirve el detalle.
El servicio deja bastante que desear no esplica ningun plato, teniendo que preguntar que es,por supuesto debes esperar que vaya a cocina a preguntar por que el tampoco lo sabe, desatento y con prisas, para beber un martue que no puedes evitar escoger por la insignificancia de la carta de vinos con referencias de supermercado y bastante elevadas de precio, mal servicio de vino no respetando ningun protocolo y omitiendo presentacion, copas de batalla impidiendo el disfrute, con cafe 115€ incluye iva.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar