Restaurante El Trasgu

Datos de El Trasgu
Precio Medio:
68 €
Valoración Media:
7.9 10
Servicio del vino:
7.8 10
Comida:
8.8 10
Entorno:
8.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Madrid
Localidad: Torrelodones
Dirección: C/ Cudillero,2
Código postal: 28250
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 55,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


6 Opiniones de El Trasgu

Poco voy a decir de la terraza, tiene una vistas inmejorables del Skyline de Madrid. La comida estaba buenísima en especial el atún rojo. También cabe destacar el tiramisú (uno de los mejores que he comido hasta ahora).

Por último decir que el trato fue exquisito, todos muy atentos y eso se agradece. Volveremos sin dudarlo.

Volverán a vernos en su terraza. Tienen una carta de cócteles muy seductora.

Terraza muy agradable si el tiempo acompaña, la tempura de verduras exquisita y el servicio atento y agradable sin excesos. Muy recomendable para un día de primavera.

EL sábado fuimos a cenar a un restaurante que, aunque no está muy lejos de casa, nunca fuimos a visitar. Salimos contentos.
Nos pusieron una rica chistorra de aperitivo. Pedimos manzanilla, nos trajeron Tío Pepe.
De entrante un delicioso pulpo a la brasa, que se acompañaba con un puré de patata y manzana.
De segundos:
Lubina a la sidra, al estilo tradicional, muy bien tanto de cantidad como de sabor.
Tartar de atún, rico sin más.
1 menta poleo y chocolate a las tres texturas (bien) para terminar.
Agua con gas (Vichy) y Terras Gauda 2010 (19 euros) acompañaron la cena.
Carta de vinos con buenas elecciones y precios comedidos.
Bonita bodega acristalada, entorno agradable (sobre todo su terraza de verano), buena separación de mesas, copas normales (sin marca).
Servicio con ganas de agradar. Correctos.
Nos es barato pero tampoco caro en mi opinión.
Para repetir en verano.

La entrada está un poquito escondida: llegamos desde Madrid por la carretera de La Coruña, salida 29 direción Torrelodones, casi hay que hacer un cambio de sentido hacia Madrid. Disponen de aparcacoches.

Comimos en el interior, perfectamente dividido en varios salones con mesas muy amplias y bien separadas. De la decoración me llamó la atención al salir varias puertas donde el cristal de arriba tiene unas medusas vivas en medio!!

Servicio muy atento durante toda la comida, pero sin resultar cargante, muy bien.

Carta de vinos que, sin ser super extensa, tiene lo necesario para disfrutar, o al menos dispone de muchos de mis 'chicos predilectos', como Mauro, San Román, Malleolus, Ossian, media docena de champagnes, otra media de cavas... Nos sirvieron en copas decentes un Ossian (29 euros) del 2007 que acompañó estupendamente la comida.

Y qué comida!
Empanada de zamburiñas, muy buena.
Pulpo a la brasa: imprescindible, diferente y delicioso.
Huevo trufado: espectacular, buenísimo.
Yo además me metí un par de ostras, una gallega y otra francesa, frescas y bien presentadas.

Los segundos no desmerecieron:

Dos excelsas lubinas salvajes a la sidra: posiblemente la mejor que haya comido nunca, mejor probarla.
Otra lubina envuelta en hojaldre, por dentro con una especie de crema de marisco: deliciosa según la comensal que la disfrutó.

Postres:

Una mousse de tres chocolates, muy rica.
Unas filloas de crema, crujientes y muy ligeras.
Una torrija flambeada, bien.

El ambiente, la compañía y la espléndida comida invitaban a tomar una copa, pero la campaña de control de alcoholemia no, así que nos fuimos con unos cafés con hielo, reservandonos para casa nuestro Gin de Pink 47 con un Cohíba robusto.

La verdad, una impresionante sorpresa, de las tres mejores comidas de este año, si estás dispuesto a gastarte el dinero que cuesta este restaurante, en mi opinión lo vale de sobra. Para recordar.

No cabe duda que la terraza con unas impresionantes vistas de Madrid son su mejor reclamo, pero tambien estamos en un restaurante donde las cosas se hacen muy bien.

La terraza es de indispensable reserva si el tiempo acompaña, los salones interiores amplios con mesas separadas, pero que una vez lleno se vuelve demasiado bullicioso.

La comanda es atendida por una simpatiquísima señorita, y el servicio atento, puntual e invisible. Atienden la mesa con esmero pero sin dejarse notar en ningún momento.

Buena carta de vinos, bien acondicionados y servidos a temperatura correcta. Juve Camps Reserva 25.-€ + Abadia Retuerta SE 23.-€

Lamentablemente las copas no son las más adecuadas y la excusa de que las "otras" se rompen con facilidad no tuvo sentido.

Crujiente y sabrosa la tempura de verduras, la empanada de vieiras suave y deliciosa, el foie con boletus y setas muy rico.

Atún a la plancha en buena ración, bien. El cogote de merluza muy bueno, aunque yo le rebajaría el grado de vinagre del sofrito..

No nos decidimos por las carnes, pero el chuletón tenia una pinta muy apetecible.

Los postres muy decentes, el mouse de yogurt sobresaliente, así como la milhojas de manzana, sin desmerecer la tarta de queso, del sorbete de limón hubiese esperado algo más de cremosidad.

Nos invitaron a probar un postre en "fase de pruebas", una espuma de mojito con helado de limón, nos gustó a todos, muy ligero y de franco sabor.

Rematamos con GT de Citadelle, sin una preparación a destacar, pero bien servidos.

Parking privado con aparcacoches, sin problemas.

Entorno 10 en terraza, 7.5 en salones interiores.

Excelente Restaurante. Volveremos, espero que mucho. Servicio excelente. Cocina tradicional. Amplia carta. No puedo asegurarlo, pero me hablaron que el cocinero antes fué de Conbarro ?¿. Aunque al final de temporada, nos ofrecieron Lamprea guisada en salsa.(No es de nuestra devoción, pero llama la atención este plato en la Sierra). Para empezar nos tomamos un dry Martini. Bien preparado. entradas foie a la plancha y empanada de vieiras. Muy bueno. Segundos: merluza "a nuestro estilo" y Rape. Fantasticos. Raciones generosas. El punto del pescado, inmejorable. No llegamos al postre. Eso si, nos tomamos un Gin Tonic en copa Balon de Gordon´s sin limon exprimido y con tónica FEVER TREE. Nos gustó muchisimo. Un punto mas amarga que la Schweppes pero nada acida y una burbuja minuscula.Solamente un pero que es la sonoridad del local. Retumbaba y era dificil entender las propuestas del maitre. Algo a mejorar. Dos salones separados de fumadores y no fumadores en diferentes niveles.Vino muy bien servido. Muga Gran Reserva 2003 2004 35 € copas Riedel bien servido. 2 Pax 160 € RESTAURANTE FANTASTICO

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar