Restaurante Sagardi Valencia Centro en Valencia

Restaurante Sagardi Valencia Centro

5
Datos de Sagardi Valencia Centro
Precio Medio:
36 €
Valoración Media:
6.3 10
Servicio del vino:
5.7 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.6 10
Calidad-precio:
4.8 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: L'Eixample
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 16,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


5 Opiniones de Sagardi Valencia Centro

Opino del restuarante situado en el primer piso. En la entrada, abajo, es el bar de pinchos del que no puedo opinar más que tenían buena pinta.
Restaurante de corte moderno con mucha madera "gobernado" por dos toneles de sidra de importantes dimensiones de donde te sirven nada más sentarte dos vasos de sidra.
Comida basada en la cocina vasca. De primero pedimos tomates de caserío, txistorra y ventresca de atún con guindillas en vinagre. Todo muy bueno pero la ración de tomate ridícula. Era el equivalente a 1 tomate mediano con sal, aceite y vinagre, cobrado a 8 euros. Si ponen otro no creo que se arruinen. Pero buen tomate.
De segundo un chuletón de vaca viaje de 850 gramos para los dos con patatas. Hecho con leña de encima. Excelso.
De postre un pacharán Baines.
buen servicio de mesa, menaje y cristaleria. Servicio del vino como en casi todos los sitios, abrir y servir.
Buena cena como colofón a una buena faena de Morante en la monumental valenciana que le valió 1 oreja.

Dia 29 de Noviembre, martes, 13,30 horas, Sagardi. Alli estabamos convocados un grupo de personas aficionados a la buena cocina, al buen yantar y al buen beber. Se habia creado una gran expectacion. ¡¡¡ Jornadas Gastronomicas del Buey !!! ¡¡¡ Pero si creiamos que no quedaban !!! El local impacta. Serio, Elegante, Ubicado en una de las calles emblematicas de Valencia. ¡¡¡ Menuda barra de pintxos !!!. No los contamos, pero seguro que habian mas de 80. Frios o Calentitos. Apetitosos. Algunos de los mas glotones, hubieramos empezado por una punta de la barra y acabado por la otra.
Bellas, sonrientes, simpaticas, amables y elegantes señoritas nos atendian. Jorge Gutierrez, el Director, y Mikel Lz. Viñaspre no perdian detalle. Accedimos a la planta alta. A la vista de todos ¡¡¡ La Gran Parrilla con sus brasas humeantes !!! Nos recibian el ganadero de los bueyes y el maestro asador. Comenzo el Menu. ¡¡¡ Espectacular !!! Txistorra frita de Orio. Tan buena estaba que valia la pena definirla con un leguaje sofisticado de nouvelle cousine. Alubias potxas de Tolosa. ¡¡¡ Madre de Dios, que alubias !!! Y llego el momento crucial. Aparecieron los ¡¡¡ Chuletones de buey !!!. Perfectamente deshuesados, troceados, al punto de asado. ¡¡¡ Felicidades Maestro Asador !!! Carne roja, marmoleada, entreverada con grasita natural, con aromas de una buena crianza.
Acompañados de unos pimientos de piquillo, pelados y asados a leña. ¡¡¡ Excepcionales !!!. Los mas glotones repetimos. Y despues una seleccion de quesos artesanales vascos, famosos por su elaboracion con leche cruda de oveja y variedad de sabores. Todo lo regamos con un buen vino tinto argentino. Rotundo. 14,5º Cafe, Gin-Tonic. El servicio, atento, señoritas bellas, amables, profesionales. Hasta recitamos alguna poesia. Y como no podia ser de otra manera, se cantaron Albaes. Jornada finalizada con exito. Gran dia.
Avisadnos para las VIII Jornadas Gastronomicas. Que no tarden

En pleno centro y a tiro de piedra de la Plaza de la Reina en Valencia, Sagardi ofrece un restaurante-asador y una barra de pinchos supuestamente vascos. Se trata de una cadena que, curiosamente, no tiene ningún restaurante en Euskadi y declara en su web once restaurantes sitos en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Valencia y Andorra.

A las 14:00 el restaurante estaba vacio pero la barra bastante poblada por lo que decidimos quedarnos en el único hueco que quedaba y comer de pintxos que parecían de éxito, basados en la misma estructura de otros locales ofreciendo frios que te sirves tu mismo (parecen más, pero son unos 9 tipos que se repiten, directamente mostrados en barra -sin protección por cierto y eso que había huevos, mayonesas, etc.) y calientes que van saliendo y son ofrecidos por las camareras a modo de catering.

En general son pintxos ajustados de tamaño, simples de diseño y bastante tradicionales. Todos ricos pero sin algarabías. Sólo uno resultó incomestible: el atún estaba absolutamente seco.

Los precios, a mi entender,ajustados en los pintxos, subidos en las bebidas:
Pintxo: 1,80 EUR (razonable)
Coca-cola botella estándard: 2,50 EUR (ya vale)
Caña (pequeñita) de cerveza nacional que dicen de Bavaria: 2,50 EUR (clavada)
Sidra (muy buena y muy bien escanciada desde el barril a presión) servida en vaso: 1,75 (pasada)

Atención: Contad los pintxos porque una vez se llevó los platos, la camarera nos cobro 25 unidades en lugar de 21 pintxos que nos comimos sin posibilidad de discusión pues los palillos ya estaban
en la basura. En total 4 personas por 63,80 Eur con bebidas incluidas.

Para comer rápidito, vale.
Saludos

Huyendo de los p***** controladores, el estado de alarma y demás puñetas, nos permitimos un homenaje en este restaurante-asador. Lo que nos convenció para acudir aquí fue el hecho de que dispusieran de auténtica carne de buey gracias a la matanza de dos ejemplares.
A pesar de ser sólo tres, nos sientan en una mesa grande, donde perfectamente podrían caber seis personas.
Pedimos una tabla de quesos vascos: idiazábal, ronkari... y algunos más que no reconocí. Vienen acompañados por unas mermeladas. Me quedo con la gelatina de guindilla. ¡Espectacular!
Otro entrante: unos pimientos asados y pelados. Sabrosos, con un buen aceite y de sabor intenso. Nos trajeron un chuletón de 900 gr. para tres. Un poco justo, así que cuando lo estábamos acabando pedimos otro de aprox. 700 gr. El chuletón estaba en su punto, con una ligera costra por fuera y poco hecho por dentro, como debe ser. Excelente.
Los vinos son otro cantar. La carta no está mal pero los precios son x2,5. Por ejemplo, Les Alcusses a 21 €. Pedimos un Castillo de Monjardín (Rioja) correcto y un Sierra Cantabria muy flojo, me decepcionó este vino. Las copas correctas. Las cambiaron con el segundo vino. Se limitan a abrir la botella, pero prefiero eso a tener a alguien pegado a la mesa pendiente de si bebo o no. Hay que decir que el servicio de sala es muy atento, sin ser empalagoso, y profesional. Me sorprendió, la verdad.
La RCP es elevada,sobre todo por culpa del vino, pero en general la sensación que te queda es que has comido calidad y la has pagado.

Local perteneciente a una popular franquicia de pintxos vasco-navarros (en el piso de arriba tienen restaurante de corte asador). Varias decenas de variedades la mayoría muy sencillos y clásicos, otros más modernitos. Te dan un plato y sobre el pones los pintxos y dejas los palillos que luego cuentan al pedir la cuenta (a 1.80€). Siempre con muy buen ambiente al estar en el casco histórico.
Para unas prisas no es mal sitio. Algunos pintxos conseguidos, otros no tanto.
Tomé 7 pintxos y un par de cervezas bávaras, muy bien tiradas (a 2.50€).

Aunque no tomé vino, tienen algunos por copas en un armario climatizado; también sidra. No puntúo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar