Restaurante Cocina Thai

11
Datos de Cocina Thai
Precio Medio:
29 €
Valoración Media:
5.7 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
6.6 10
Entorno:
5.5 10
Calidad-precio:
5.7 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: L'Olivereta
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Asiática, Tailandesa
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 22,40 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


11 Opiniones de Cocina Thai

Bueno, pues intenté varias veces localizarlos para reservar y no había manera. Le pregunté incluso a un compañero de Verema si sabía si seguían abiertos, pero despues de dejarles un mensaje en el contestador y ellos llamarme, al final si que fuimos a probar este restaurante.

La verdad que es una pena ver el restaurante tan vacío (eramos 4 mesas) y que aqui en España no haya tal interés y por consecuencia oferta de restaurantes tailandeses como en otros paises (donde hay hasta "chiringuitos" de comida thai para llevar.... lo que solíamos hacer como min. 1x a la semana...es lo que más echo de menos....).
Pero aunque solo sea un restaurante thai ya me conformo!

El restaurante me parecío más acogedor de lo que pensaba. Teniendo en cuenta que no es una gran empresa (como Thai Gardens, p.e.) que está detrás de este proyecto.

Han tenido que contratar una camarera española recientemente. Aunque la dueña/cocinera muy amablemente nos explicaba desde la ventanilla de la cocina sus recomendaciones.

La variación de entradas es perfecta para 2 personas.
Que una sopa se pudiera compartir me era nuevo, pero nos encantó y fue la cantidad exacta para nosotros.

Los platos principales era lo que esperabamos econtrar.
El pato crujiente, estaba tierno por dentro y crujiente por fuera, la salsa sabrosa: perfecto.
El curry verde con pollo estaba igualmente perfecto. Llevaba todos los condimentos originales que tenía que tener (no sé de donde se abastecerán, ya que a mi no me ha sido posible encontrarlo por ninguna parte en VLC).

Un poco raro nos resultó el postre: era como una sopa de crema de coco salada con platano. Pero bueno, estamos abiertos a todo lo nuevo.

La carta de vinos no la valoro, porque tampoco se va a un restaurante tailandés a tomar vino.

En general estuvo muy bien y espero que sigan abiertos por mucho tiempo para poder disfrutar de una cocina tailandesa original (a cambio del muy bonito, pero en cuanto a comida "pseudo-thai" de Thai Gardens).

Despedimos el año con este restaurante tailandés el cual hemos visitado en tres ocasiones. Me sigue pareciendo una opción imprescindible para los amantes de la cocina oriental. Los matices de sabores, los puntos del picante y las originales mezclas hacen de este tipo de cocina una opción más que recomendable. Tras visitar el Thai Garden, el otro restaurante tailandés de la ciudad, solo puedo decir que este restaurante rezuma originalidad, sin mezclas o fusiones extrañas, cosa que busco en los restaurantes de temática restringida.
A destacar las elaboraciones con el curry verde y el pato crujiente que me pareció el mejor plato de la noche.
Esta vez y viendo el servicio del vino y las copas de las anteriores visitas, nos decantamos por la cerveza y el agua, así que el apartado de servicio del vino se queda en blanco.

Por cierto, el menú degustación sale algo más caro que pedir plato sueltos, como hemos podido comprobar.

Un restaurante al que seguro volveré.

Hemos ido hoy miércoles a comer al Thai en Maestro rodrigo 23, solo había otra pareja. Nos encanta la comida asiática, y en especial thailandesa y vietnamita.
El menu degustación hemos visto era muy caro, 25€ por persona (uno de los platos que se ofrecian era el arroz al jazmín que se supone lo ponen gratis como guarnición), así que hemos pedido a la carta. Por cierto hemos tenido que hablar en inglés porque la camarera no sabía el idioma y aunque la carta es corta, no había de la mitad de los platos, supongo que debido al escaso de la clientela al menos entre semana.

De primero para picar hemos pedido 1 de tung tong, la ración era 4 bolitas fritas enanas rellenas de carne y guisante, una ración miserable. Y otro plato para compartir que pedimos era de arroz con gambas (khao phad kiew waan) algo abierto, me refiero pasado de cocción, no suelto. De segundo mi marido pidió masa maan nua que no es otra cosa que un guiso de ternera con patatas, pero pequeñito, por suerte nos ha ofrecido bol de arroz al jazmin para acompañar los segundos, que es lo típico (va incluído con carnes o pescados). Yo me he pedido magret de pato en salsa Krua (en inglés nos ha dicho que de ostras, pero bueno, era muy dulce, el sabor a ostras no lo he notado. Igual entendimos mal, era la salsa de la casa porque el restaurante en realidad se llama Krua Thai, el pato justito y no se salía. Para beber agua mineral y yo no quería postre, mi marido si. De postre había fruta de lata típica asiática de esa que compramos en los chinos, o helado, pero además 3 platos de postre típicos pero no había ni del 1 ni del 2, solo del 3 que era platano con leche de coco. Ya viéndome el percal le he dicho a mi marido: te partiran un platano y echaran 1/4 de lata de coco por encima, como mucho te lo freiran el platano. Bueno no iba descaminada, el platano crudo partido en un cuenco de leche de coco salado y aguado, eso si, al menos caliente el coco.

El ambiente: no se han gastado mucho ni en mesas ni sillas que son corrientes, ni siquiera en pintar por profesionales y ni en el suelo, ni la decoración (unos cuadros de paisajes idilícos de Thailandia), todo muy justito.

La broma con agua y platos escasos y sin gracia al cocinarlos nos ha salido por 44,80€ sin vino, sin cafes y solo con un postre, la comida valía la mitad de lo que hemos pagado, en realidad lo que hemos comido no valía por la cantidad, la calidad y el sitio más de 10€ por persona por lo que no lo puedo recomendar. El domingo cenamos en Madrid en otro por un poco más también los dos, 51.90 y el restaurante en comparación era de lujo, y hablamos de que en Madrid que se supone más caro. 30/07/09

Fuimos a probar cocina thailandesa en Valencia ya que por aquí es bastante complicado encontrar un buen Thai, que en Londres o NY están a la vuelta de la esquina. Nada más entrar da la sensación de acogedor con una decoración muy de allí digamos.

Pedimos menú degustación que consta de 1 entrante con un par de rollitos muy flojos y una especie de wan ton crujiente (bien) y tres segundos muy buenos los tres; un curry verde espectacular, unos tallarines con gambas y pollo muy bueno también.

Para beber cava Jané Ventura Brut Nature bueno aunque el servicio muy justo. Postres y cafes 68€. Un buen lugar donde degustar este tipo de cocina.

Local como ya han dicho pequeño, habia muy poca gente el sabado para comer y estuvimos cómodos y muy bien atendidos. Pedimos el menú degustación, la comida está bien y es suficiente, un buen sitio para probar nuevos sabores aunque si lo comparo con cualquier restaurante de Tailandia no es comparable, pero para recordar esa maravillosa comida nos puede valer.
Buena R.C.P.

Local algo pequeño, con las mesas un poco apretadas, pero decorado con curiosidad (ese retrato de la que supongo será la Cory Aquino tailandesa). Atención muy amable, aunque con problemas de comunicación, debido a la poca fluidez en castellano de una de las personas que nos atendieron.
Carta de vinos apañada para lo que es habitual en estos locales, así como el tema de copas. Mantelería y vajilla correctas.
Como bien habeis comentado, la carta señala el grado de picante de los platos, lo cual es de bastante ayuda. Nos decidimos por el menú degustación que consta de tres primeros en un mismo plato (una pequeña ensalada de mango, unos rollitos y una especia de bolas fritas rellenas, siento no poder dar más detalles, pero no recuerdo la carta). Los segundos se despachan en unos curiosos boles, acompañados de arroz blanco. En nuestro caso, ternera con salsa de coco, pollo con verduras y unos langostinos un poquito picantes. Todo lo servido estaba bastante rico, y tampoco picaba a rabiar.
El menú, más que suficiente incluye el postre y una bebida (copa de vino, agua, o una buena cerveza tailandesa). Además, pedimos una botella de Distinto. Precio por persona, incluídos los cafés y té, 30 euros. Buena RCP. Recomendable para probar sabores nuevos.

Restaurante pequeño,aforo para 40 personas ,decoracion tailandesa con su reina incluida ,presidiendo el salon.servicio amable , carta de vinos muy reducida ,respecto a la comida ,me esperaba mas calidad despues de leer los comentarios de verema .Quiza no acertamos en lo que pedimos. Le daremos otra oportunidad

Local de reducidas dimensiones, con decoración ecléctica pero con un resultado agradable para este tipo de restaurantes. Música creando ambiente. Carta amplia, indicando el nivel de picante de cada uno de los platos. Optamos por el menú degustación (25€), que incluye cerveza thai, refresco o agua. El menú es muy completo, más que suficiente. Nosotros no pudimos acabar con todo. El servicio es muy amable, muy interesado en agradar, llegue a percibir que incluso se molestan si te pones tu el cava, como si estuvieran cometiendo algún fallo. Optamos por un Gramona Imperial (22€). Cambiamos los postres por el café (a ofrecimiento de la responsable de sala). Una muy buena opción.

Local pequeño pero agradablemente decorado. Buena separación entre mesas que junto al hilo musical dan cierta sensación de intimidad que en otros restauantes se pierde. Servicio muy amable aunque casi no entendían el castellano.

Las copas son correctas y el resto de vajilla, mantelería... simplemete aceptable. Entre los entrantes y principales se cambian los cubiertos.

Cocina sabrosa y bien elaborada, destacando la originalidad de las salsas. De entre lo probado destacar el pato con salsa de tamarindo muy rico. los entrantes me parecieron algo escasos, no así los principales que eran abundantes

La carta de vinos es corta pero con referencias suficientes, con alguna propuesta interesante, con presencia de espumosos y a buen precio.

Visitamos este restaurante después de ver el comentario de Dani.C y la verdad es que nos ha gustado.
Local pequeño, sencillo y agradable con una iluminación y decoración muy acertada.
Pedimos menú degustación (25€) compuesto por 3 entradas en un primer plato acompañadas de dos salsas y 3 platos principales para compartir acompañados de arroz. El menú incluye además el postre y una bebida.
Un menú variado y equilibrado, con raciones generosas, que es la mejor opción para hacerse una idea de en que consiste este tipo de cocina. Nos gustaron todos los platos, en especial, el pollo con la salsa de albahaca y el solomillo con verduritas. De postre tomamos un flan que supuestamente era de coco pero que no sabía a coco y un curioso postre a base de platano y leche de coco, ambos muy ricos.
Buena carta de vinos, muy bien presentada y buenas copas, sobre todo teniendo en cuenta el tipo de local y precios más que razonables.
En definitiva, un opción recomendable si se quiere probar algo diferente con una buena relación calidad-cantidad-precio en un ambiente especial.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar