Restaurante Cocina Thai: Caro y platos escasos y sin pretensiones


Hemos ido hoy miércoles a comer al Thai en Maestro rodrigo 23, solo había otra pareja. Nos encanta la comida asiática, y en especial thailandesa y vietnamita.
El menu degustación hemos visto era muy caro, 25€ por persona (uno de los platos que se ofrecian era el arroz al jazmín que se supone lo ponen gratis como guarnición), así que hemos pedido a la carta. Por cierto hemos tenido que hablar en inglés porque la camarera no sabía el idioma y aunque la carta es corta, no había de la mitad de los platos, supongo que debido al escaso de la clientela al menos entre semana.

De primero para picar hemos pedido 1 de tung tong, la ración era 4 bolitas fritas enanas rellenas de carne y guisante, una ración miserable. Y otro plato para compartir que pedimos era de arroz con gambas (khao phad kiew waan) algo abierto, me refiero pasado de cocción, no suelto. De segundo mi marido pidió masa maan nua que no es otra cosa que un guiso de ternera con patatas, pero pequeñito, por suerte nos ha ofrecido bol de arroz al jazmin para acompañar los segundos, que es lo típico (va incluído con carnes o pescados). Yo me he pedido magret de pato en salsa Krua (en inglés nos ha dicho que de ostras, pero bueno, era muy dulce, el sabor a ostras no lo he notado. Igual entendimos mal, era la salsa de la casa porque el restaurante en realidad se llama Krua Thai, el pato justito y no se salía. Para beber agua mineral y yo no quería postre, mi marido si. De postre había fruta de lata típica asiática de esa que compramos en los chinos, o helado, pero además 3 platos de postre típicos pero no había ni del 1 ni del 2, solo del 3 que era platano con leche de coco. Ya viéndome el percal le he dicho a mi marido: te partiran un platano y echaran 1/4 de lata de coco por encima, como mucho te lo freiran el platano. Bueno no iba descaminada, el platano crudo partido en un cuenco de leche de coco salado y aguado, eso si, al menos caliente el coco.

El ambiente: no se han gastado mucho ni en mesas ni sillas que son corrientes, ni siquiera en pintar por profesionales y ni en el suelo, ni la decoración (unos cuadros de paisajes idilícos de Thailandia), todo muy justito.

La broma con agua y platos escasos y sin gracia al cocinarlos nos ha salido por 44,80€ sin vino, sin cafes y solo con un postre, la comida valía la mitad de lo que hemos pagado, en realidad lo que hemos comido no valía por la cantidad, la calidad y el sitio más de 10€ por persona por lo que no lo puedo recomendar. El domingo cenamos en Madrid en otro por un poco más también los dos, 51.90 y el restaurante en comparación era de lujo, y hablamos de que en Madrid que se supone más caro. 30/07/09

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar