Restaurante El lago

Datos de El lago
Precio Medio:
83 €
Valoración Media:
7.1 10
Servicio del vino:
6.8 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.5 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Málaga
Localidad: Marbella
Dirección: urba Elviria Hills
Código postal: 29604
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 80,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


9 Opiniones de El lago

DIEGO DEL RIO & PACO GARCÍA
Un mano a mano de Rugby
Javier Azcona. thedocadhocconcept.com

RESTAURANTE “EL LAGO”
Avenida de Las Cumbre s/n
Urbanización Elviria Hills
29604
Marbella
952832371
www.restauranteellago.com
https://www.facebook.com/diego.delriomena

LA NOCHE
Sabes que nada más llegar el servicio va a ser impecable y la sumillería también, los tiempos y las preguntas son pausadas y medidas. No tenemos prisa y ellos tampoco.
Es una noche para probar las nuevas creaciones del chef Diego del Río, un comienzo y ritual previo al Otoño de caza y setas.
Esta vez nos centraremos en los platos para que por si solos sean capaces de hablar, y de enseñar sus más recónditos secretos.

MENÚ a compartir

Aperitivo
Ostra con gazpachuelo frio de palo cortado y granizado de lima limón.

Entrantes
"Ensala aguá" de tomate con tronchos de lechuga, pepino en almíbar y sardinas ahumadas.
Tartar de atún rojo

Pescado y carne
Salmonete con almejas al ajillo, su jugo emulsionado y calabacín.
Solomillo con pera

Postre
Cremoso de chocolate con avellana, espuma de café, granizado de chocolate picante y sopa de chocolate blanco.

CRÓNICA AD HOC
El comienzo suele ser con espumas en copa, ya que en esta casa trabajan desde hace tiempo con Agustí Torelló Mata Reserva y está muy bien de RCP. Cuando llega Diego a la mesa, nos dejamos llevar por esas medias raciones para compartir, y así poder probar los nuevos platos elaborados por él. Ya nos hemos deleitado con unos pequeños y crujientes snacks que son acompañados por AOVE para untar y mojar. El aperitivo de Ostra, lo mejor que tiene es la sencillez y el sabor, pues la materia prima es de gran calidad. En los entrantes, también nos hemos dejado llevar por el producto, las sardinas y el atún. Ambos platos modernos pero con un toque “deja vu” de la cocina tradicional, como en la ensalá aguá!. Sabores de ensalada veraniega, muy frescos y conjuntados. El tartar, más rojo que nunca, y no lo digo por la inyección que a veces se hace, sino por su buena presentación y daditos. Los principales, también son otros 2 productos clásicos de Diego, el salmonete, buena pieza de troncho, y el solomillo con crema y pera, sin dudar de texturas y puntos perfectos, de 10.
En el final de la noche, un postre, que deja más ganas de seguir “rebañando” el plato, pues el chocolate, la avellana, el café y el chocolate blanco, son de auténtica gula.

SOBERANÍA
Un buen Amphora de tinaja con vino en su interior, debe tener poca producción y muy mimada. Creo conveniente, reflejar que este vino mejora con el paso del tiempo, al igual que su hermano tinto de la ribera del Duero. Ambos mejoran con más de 24 horas de evolución, como Diego, que no para de superarse día a día en su cocina de estrella, junto al gran Paco García, que entra en ese mano a mano de Rugby con el comensal, siempre en orden, sin llegar a forzar ninguna “melé”, sino lo contrario, seriedad y saber.

REDES SOCIALES
http://www.thedocadhocconcept.com/apps/photos/
http://www.thedocadhocconcept.com/restaurantes-gran-doc
http://www.thedocadhocconcept.com/apps/blog/show/42813285-el-lago-de-elviria
https://www.facebook.com/notes/javier-azcona-fabon/el-lago-by-the-doc/735558829861970
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.735557553195431.1073741955.100002235804725&type=1&l=baf3262066

Mi opinión y valoración de este restaurante, no es exclusiva por él mismo, sino por la escapada gastronómica, llamada Ruta del Sabor, que organiza el restaurante el Lago de Marbella. En la que realizan unas visitas muy didácticas, amenas y divertidas a una panadería, una huerta y una quesería, todas ellas artesanales y ecológicas, en las que además se catan los excelsos productos que en ellas se elaboran y producen. Después va una magistral ponencia con el amable chef Diego del Río, acompañándole y metidos con él en cocina elaboramos algunos de los platos del menú degustación que probariamos por la noche. En cuanto al menú degustación quiero decir que este es magnífico. A destacar el sobresaliente por simplicidad y resultado, atún de almadraba, marinado y sellado a soplete, el manjaroso Pulpo a la parrilla que se funde en la boca, con un sabor como si estuviese realizado en ascuas de carbón y fabulosa también la Presa ibérica adobada. Los vinos maridaron perfectamente con el menú. Probamos un blanco, otro blanco con madera, un tinto de la ribera del guadiana y un dulce de la tierra. Perdonad mi falta de memoria pero no recuerdo el nombre de ninguno de ellos. Los postres muy correctos. En fin en definitiva nos hicieron disfrutar muchísimo de un fin de semana GENIAL al realizar la ruta del sabor, la cual recomiendo a quien tenga un mínimo de sensibilidad gastronómica, donde la cercanía, amabilidad y atención del equipo del restaurante El Lago les ayudará a que disfruten una barbaridad, tal y como nosotros lo hicimos. Reitero mi nota es por la ruta del Sabor.
Por último un pequeño detalle que se les escapó y que es el único (aunque mínimo) y que es que no te dan ninguna hojita con el menú y los vinos degustados para tenerlo al menos como recuerdo físico en papel, ya que estarán para siempre en nuestra retina y memoria gastronómica. Gracias.

Como ya he comentado en alguna ocasión, el estado de ánimo y todo lo que influye en él (expectativas propias, momento personal, momento del propio día, comentarios previos de otras personas, acompañantes...) pueden hacer que la valoración que tengamos sobre una comida o cena sea muy diferente.

Dicho esto, mi estado de ánimo el día que fui a cenar al Lago no era precisamente el más adecuado para centrarme en disfrutar plenamente del menu pero desde la perpectiva que nos da el tiempo, he tratado de ser capaz de hacer una valoración lo más objetiva que he podido. En fin, que me pongo filosófico, vayamos al grano.

Antecendentes: sitio espectacular (lástima que fuera de noche y no se aprecie como debiera) entre los montes de elviria, con estrella michelín (desde 2005 creo) y que cumple este año su décimo aniversario.

Para esta primera visita, menú degustación, como no, "décimo aniversario" (también ofrecen otro más corto):

Entrantes clásicos pero de calidad y bien presentados: aceites de oliva de distintas variedades y orígenes (picual, hojiblanca y aberquina de córdoba, málaga y sevilla, aunque el orden no lo recuerdo) y varios fritos finísimos (patata, calabacín).

Ajoblanco de piñones con guisillo de codorniz: bueno sin llegar a excelente, ni el ajoblanco ni la codorniz destacaban sin dejar de ser un plato correcto.
Milhojas de pollo de escabeche con foie y manzana caramelizada: un clásico que me encanta con la variante del pollo escabechado en vez del queso de cabra habitual. Desde luego el sabor cambia bastante y no voy a decir que no me resultó agradable (la innovación debe ser premiada), sin embargo creo que el sabor del pollo mataba bastante al foie por lo que creo que no es la combinación perfecta. El plato es del año 2000, así que supongo que si lo mantienen será porque tiene éxito.

Pulpo a la parrilla con crema de patata asada y trufada: es curioso que últimamente en cada menú degustación que he probado hay un plato que me ha sorprendido gratamente y, curiosamente, suele ser el típico que nunca eligiría a la carta. Por eso, entre otras cosas, me gusta el menú degustación o, si no lo hay, dejarme aconsejar por el maitre o camarero (siempre que no me digan que está todo buenísimo, en cuyo caso, desconfiad, no son sinceros). El pulpo fue sencillamente espectacular, no sé si la fama alcanzada por el pulpo Paul ha hecho subir la autoestima de todos los cefalópodos del mundo, pero es el mejor sin duda que me he comido en la vida, qué ternura, qué sabor a brasa en su justa medida y qué toque la crema de trufa !! Y el tentáculo, crujientito perfecto... Plato sencillo, pero de gran categoría.

San Pedro salteado con calabacín, tomillo, melocotón y cítricos: mejor el acompañamiento que el pescado en sí. Encuentro que no estaba en su mejor punto de cocción o tal vez no era fresco del día, no sé....recuerdo que en Calima también comí un san pedro más logrado. El acompañamiento, de toques cítricos, eso sí, ligero y sutil me pareció muy adecuado para poder sacar todo el sabor del pescado, lástima que este no haya acompañado al 100%. Por cierto, me encanta el frenazo de la presentación del plato.
Presa ibérica marinada con especies, patata, morcilla de hígado y albaricoque: no recuerdo haberme comido nunca un taco de presa ibérica, lo cual me sorprendió porque es verdad que el corte cambia bastante el sabor. Recuerdo que fue de menos a más, acabé comiendo del de Rocío que no podía más. No es tierno como un solomillo, pero en sitios así me gusta probar cosas no tan típicas y la verdad es que me gustó. Los acompañamientos también bastante buenos, la patata crustillante que dirían los franceses, la morcilla con una textura agradable y el albaricoque, aunque tapaba un poco el sabor de la presa resultaba una mezcla muy agradable.

Valle del Guadalhorce...naranja, limón, mandarina, pomelo y lima: postre muy adecuado después de una gran comida como está para desengrasar. Cominación de cítricos muy lograda y fresquita para una noche de verano.

Bienmesabe...praliné de almendras, cabello de ángel, gelatina y helado de canela: es un postre típico de Antequera de origen árabe. Estuvo bien, aunque no sea el tipo de postre que me vuelva loco y me esperaba algo un poco más elaborado. Por ejemplo, justo unos días antes probé un postre que todavía me ronda en la cabeza, un gelée de gin tonic con helado de limón, espectacular !!! El sitio se llama la Piká y está en Málaga, a ver si vuelvo pronto y os lo enseño.

A todo esto, elegí la opción maridaje de vinos, que no era un vino por plato sino un rueda verdejo (Fuente Elvira 2009, muy recomendable), un albariño (Viña Meín 2007, en otro registro también me gustó bastante), un ribera del Guadiana (Primicia 2008, diferente y recomendable) y un moscatel (3 leones, para el postre). Me gustó esta opción porque no te obliga a mezclar 7 vinos distintos y por un precio adecuado pruebas varias denominaciones.

En resumen, una buena experiencia, espero volver de día para apreciar el sitio. A la cuestión sobre si merece la estrella, puesta en duda por algunos internautas, todo depende del baremo de cada uno. Seguramente haya sitios mejores que no la tienen y otros peores que tengan dos. Mi opinión es que en España hay pocas respecto a los méritos de nuestra cocina por lo que diría que no es que el Lago no la merece sino que hay otros muchos sitios (bueno, quizás no tantos) que sí la merecen.

De precio salimos a 80 euros p.p. (60 menu más 15 maridaje más extras). Eché en falta algunos detalles, petits fours, servicio poco experimentado y un mayor toque de originalidad en los platos, pero creo que repetiré no muy tarde, que en definitiva es el mejor argumento de un cliente para confirmar que le ha gustado. Por cierto, cada año organizan jornadas gastronómicas, este año juntaron a todas las estrellas michelín de Andalucía, así que en 2011 espero no perderme el evento.

Para ver las fotos de la cena, os invito a visitar nuestro blog adostiempos en verema o en wordpress: http://adostiempos.wordpress.com/

Decidimos cenar en este restaurante premiado con una estrella michelin, y no nos defraudó, el producto es de gran calidad, lo mejor del menu la carne, la presa ibérica buenísima,sin duda es un restaurante que va a mas, el servicio bien diriguido.
la carta de vinos buena pero limitada, en fin restaurante muy recomendable y con unas vistas al precioso lago espectaculares.
volveremos.

Sin duda forma parte de los realmente interesantes restaurantes de esta ciudad. justificada estrella michelin , aunque solo sea por lo poco que tienen que demostrar otros restaurantes europeos (Alemania , Italia , ETC )para conseguirlas. Destacar el exquisito trato al pescado , rica sopa de cabra de aperitivo , carta de vinos completa y razonable en precio , algo lento el servicio quizas motivado por su juventud .

Un entorno agradable y una cocina creativa pero sin extravagancias. Primero unos aperitivos de la casa, a destacar la sopa de queso. Después foie (demasiado salado) y por último solomillo de buey o ibérico de alta calidad. Quizás lo más destacable de los postres es la selección de quesos andaluces a cual de ellos más sabroso.
El servicio de vino es regular pero la carta tiene inquietudes y aporta una selección de lo mejor de cada zona de España. Paco el maitre / somelier se toma la molestia de investigar mas allá de Rioja / Ribera.
En resumen recomendable pero no creo que sea para 1 estrella Michelin

Restaurante premiado con la estrella michelin, fuimos con muchas expectativas y nos defraudo un poco, tomamos un menu degustación, con productos buenos pero faltos de creatividad, la verdad que lo venden a buen precio, lo que pasa es que creo que es un restaurante donde se cena bien, pero creo que para tener una estrella michelin hay que ofrecer muchas cosas mas y el lago no lo ofrece, lo peor del restaurante fue el servico, el restaurante estaba lleno, pero los precios son los mismos y hay que dar un servicio de calidad, sumiller no tenian y el servicio del vino fue bastante despreocupado.
Lo mejor del restaurante el entorno cerca de un lago ( precioso)

Comentando lo mismo que el compañero, me defraudo mucho, teniendo en cuenta que es un restaurante con estrella michelin, que son palabras mayores.
La cocina no me dice nada, falta de creatividad. Los productos buenos, pero mal trabajados.
Mencion aparte el malisimo servicio y el poco cuidado con los vinos, creo que hay muchos restaurantes al nivel de el Lago, y creo que no esta a la altura del premio de la estrella michelin.

Fui a este restaurante por su estrella michelin. Decepcion total . No entiendo como puede tenerla. Comida vulgar y bastante insipida. Poca creacion y muy simple. El servicio muy correcto y el trato con el vino aceptable. Tiene una buena bodega. Pero , para mi entender , hace falta bastantes mas cosas para estar a la altura de la famosa estrella michelin.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar