Restaurante El Xampanyet (Ca l'Esteve)

6
Datos de El Xampanyet (Ca l'Esteve)
Precio Medio:
11 €
Valoración Media:
4.7 10
Servicio del vino:
4.0 10
Comida:
5.3 10
Entorno:
5.3 10
Calidad-precio:
4.7 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Ciutat Vella (Barcelona)
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 11,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: -

Teléfono


6 Opiniones de El Xampanyet (Ca l'Esteve)

Quizás no fue el dia ,ni la hora adecuada para conocer El xampanyet. Estaba a reventar, pocos nacionales y un mucho de turistas, tenias que entrar de "canto", esperar en segunda o tercera fila para que te sirvieran y hacer equilibrios con el vaso y el tapeo...

Y no hay para tanto, según leido en comentarios anteriores. Pedimos un par de vermuts Yzaguirre, nos sirvieron , sin avisar, el de la casa, pues no tenian. Mal vamos.

Pedimos unos boquerones en vinagre. Muy flojos, muy poco tersos y demasiados avinagrados.
Dos montaditos de pimiento y atún. Bien.
Un par de anchoas(4 filetitos) con un pan con tomate infame.

Y todo por la módica suma de 18 €.

Eso si, los dueños, vaya toda la familia, muy simpáticos....
El negocio es el negocio.

Genuina, detras de la barra, el abuelo, la abuela (la jefa), el hijo, la nieta..... autentico, Miercoles a las 22:30 y la bodega llena, si, algun guiri (uno de ellos venia con nosotros..) pero tambien bastantes "nativos" que imagino reconocen el local.

Buenas tapas, un pelin justas en la cantidad, pero muy buenas, impresionantes anchoas, las mejores de la ciudad?, montaditos de buen jamon, pimientos rellenos de queso, unos tomates secos buenisimos de sabor sorprendente y fresco y unas patatas rellenas de escalibada con un all i oli suave, con 6 copas (dos por cabeza) de Planella (D.O.Montsant) servido casi a temperatura ambiente en copas correctas eso si.

Servicio muy amable, entablas una conversacion muy facil, por cierto,son bastante cachondos
No podriamos decir que es un lugar comodo, es una taberna, muy de las de antes.
Muy recomendable

Si vas al Born tienes que ir al Xampanyet. Es un local de toda la vida, donde puedes comer a base de tapitas o simplemente tomar algo en barra a modo de aperitivo (yo siempre recurro a la última opción). El local lo regenta de toda la vida la misma familia: Padres (setentones avanzados) y su hijo (además de otros muchos que van apareciendo por la barra). Cerveza, vino o xampanyet y tapas a base de buenas conservas y algún pincho. Las mejores para mi sus anchoas (en Barcelona tan buenas como las del Reina o las de la Bodegueta), los tomates secos, y su salmón. Servicio agradable a pesar del hacinamiento que tienen en un local tan pequeño. El precio un tanto elevado pero la zona manda, y si además antes has pasado por la Vinya del Señor te parecerá barato. Al igual que en la vinya la mayoría de la clientela es extranjera.

Es un lugar imprescindible para ir a tomar unas anchoas (excepcionales, las mejores que hemos probado) y un "xampanyet" (un tipo de cava dulce) antes de una comida o cena. El local siempre está atiborrado de gente y lo más probable es que te tengas que tomar tu ración de pie, si tienes suerte puede que consigas un trocito de barra. Pero a pesar de las incomodidades, vale la pena conocerlo. El local es aunténtico.

Es uno de esos sitios de visita obligada por lo pintoresco. Nosotros fuimos con mi familia "guiri" y les hizo mucha gracia el bullicio, la gracia de los camareros y el xampanyet. Las tapas son de calidad (tomate seco, ventresca, anchoas, jamón, etc....) pero escasas y caras. En cuanto al vino coincido con lo anterior. Siempre tomamos algún vino a copas que casi siempre está recién abierto por la rotación del local. Esta ocasión al ser seis personas tomamos botellas enteras. La temperatura era correcta. Pero claro aún no apretaban las calores.
No acostumbramos a ir mucho por los pequeño e incomodo que es cuando está a tope que es casi siempre.

Bueno, pues otro de esos clásicos que no estaba por aquí.
No se puede considerar un restaurante, es un local reducido, de gran solera, familiar, y para tomar tapitas, casi siempre, de pie. La decoración es muy auténtica y agradable. Se hizo popular por su (valga la redundancia) "xampanyet", un vino espumoso, para mi gusto, nada interesante y diluido. Las anchoas sí que están buenas, así como el jamoncito, la tortilla, la chistorra... pero las tapas son chiquitillas. Hay también montones de conservas selectas. Por su proximidad al Museo Picasso, está siempre lleno de guiris que flipan, pero ya sabemos que muchos son fácilmente impresionables. Trato atento y rápido, incluso simpático. Buenas referencias en vinos y cavas (unos vecinos se apretaban un Mauro), pero escasísima oferta por copas. Cristalería de risa y temperatura tres o cuatro grados inferior a la ambiente. No es caro, pero dice mi madre que antes estaba "tirao" y que estaba lleno de estudiantes y tal... cosa de las modas, ya se sabe... ¿quien quería irse a vivir al Born o a la Barceloneta hace 15 años? Como cambian los tiempos!! Recomendable al menos una visita, o para enseñárselo a algún colega.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar