Es uno de esos sitios de visita obligada por lo pintoresco. Nosotros

Es uno de esos sitios de visita obligada por lo pintoresco. Nosotros fuimos con mi familia "guiri" y les hizo mucha gracia el bullicio, la gracia de los camareros y el xampanyet. Las tapas son de calidad (tomate seco, ventresca, anchoas, jamón, etc....) pero escasas y caras. En cuanto al vino coincido con lo anterior. Siempre tomamos algún vino a copas que casi siempre está recién abierto por la rotación del local. Esta ocasión al ser seis personas tomamos botellas enteras. La temperatura era correcta. Pero claro aún no apretaban las calores.
No acostumbramos a ir mucho por los pequeño e incomodo que es cuando está a tope que es casi siempre.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar