Restaurante Artabria en A Coruña

Restaurante Artabria

Datos de Artabria
Precio Medio:
42 €
Valoración Media:
7.8 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
8.6 10
Entorno:
7.2 10
Calidad-precio:
8.6 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: A Coruña
Localidad: A Coruña
Dirección: Calle Fernando Macías, 28
Código postal: 15004
Tipo de cocina: De mercado, Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 37,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


14 Opiniones de Artabria

Las cuatro o cinco veces que hemos estado en Coruña siempre hemos ido a este restaurante, y nunca nos ha decepcionado. Comida un domingo, el restaurante lleno hasta la bandera. El entorno es más que correcto, mesas decentes. El trato fue cordial toda la comida. Nuestra mesa estaba situada al final del restaurante, desde donde puedes ver por una ventanita al equipo de cocina trabajando.

Compartimos unas cestitas de zamburiñas con crema de nécoras: las recordaba pequeñas, pero en esta ocación venía una gran cesta por comensal, rellenas de varias zamburiñas, y al lado una cucharada con la crema de nécoras. Muy buenas, un plato contudente.

De segundo tomamos un delicioso arroz con carabineros, viene con dos ejemplares de un tamaño respetable, y con almejas. El sabor del arroz muy bueno, de cantidad para repetir (te dejan un barro con el resto del arroz en la mesa).

Al postre en esta ocasión no llegamos, tomamos cafés. También bebimos una clara, una 1906 y una botella de Emilio Moro Crianza 2013, a temperatura correcta. Una añada interesante, nos gustó. Pude probar el licor de café Lúa, que tengo entendido es de los mejores, muy bueno y delicado, para degustar con calma.

Volveremos seguro.

Si, Buen. Buen rollo, buen punto, buen genero,buena cantidad,buen precio.
Un pero, quizás las mesas un poco juntas, pero no molesta la sonoridad. Local muy luminoso con cocina vista.
Servicio profesional, empático en la medida que tú concedas. Adaptan los platos a las necesidades de la mesa, medias raciones.....
Buen pan.
Entrantes que excepto la ensalada, nos apetecía todo, nos decantamos por dos variedades de zamburiñas, horno,gratinadas con su concha y una salsita,muy jugosas y paquetitos rellenos con salsa de nécoras, muy potente para una unidad por cabeza, mejor una para dos si se quieren probar màs cosas.

Tartar de cigalas, fresco, ligero, el aliño no enmascara la sutileza de la cigala.

Langostinos crujientes con kataifi, guacamole y all i oli. Sabrosos, los acompañantes si no quieres no los mezclas, lo cual es de agradecer.
Me quedé con ganas de probar la tempura de pulpo.

De segundos, todos pescado, sanmartiño,rape con queso del país,salmonetes y atún, los comentarios fueron muy positivos de los platos. Volvieron vacios a cocina. Buenas raciones.
Comento el atún que es lo que comí yo, una especie de tataki con un lateral de sésamo tostado y negro muy bien de punto, acompañado con una pasta estilo oriental. Gustoso.

Nadie perdonó postre, pastel de chocolate caliente, texturas de gin tonic y el que para mí fué el mejor, leche frita.
Albariño Santiago Ruiz, varias cervezas, aguas y gin tonics de Nordest una ginebra gallega muy rica y orujos tostados.

Volvería sin dudarlo y probablemente sólo pediría entrantes a compartir, para picar.

Leí con atención las notas de restaurantes del Foro y me decidí por éste un día en La Coruña. La verdad es que las referencias son de fiar, comí estupendamente.
Me gustó la decoración moderna y con abundancia de cuadros, el espacio entre mesas suficiente, el menaje perfecto y el servicio profesional y amable.
Nos obsequiaron de aperitivo con una crema de puerros muy rica.
Compartimos de entrantes unas croquetas de marisco espectaculares y unas cestillas crujientes de zamburiñas también para chuparse los dedos.
De plato fuerte mi mujer un rape con queso del país y yo una merluza con ravioli de pulpo.
Ambos platos de ración generosa, elaborados y contundentes, con el pescado en su punto.
No tuvimos sitio para el postre.
Carta de vinos que me pareció de calidad, servicio muy bueno.
Pan de un tipo pero, como en toda Galicia, excelente.
Espero volver por esta preciosa ciudad y por este restaurante que mucho me gustó.
Lástima la abundancia de niños un poco molestosos, el personal no le daba importancia, parecía acostumbrado y lo llevaba muy bien, yo no tanto.
La RCP me parece muy buena.

  • La merluza

  • Rape con queso del país

  • Croquetas de matrícula

Una gratisima sorpresa y más aún tratándose de cenar un lunes...
Un servicio atento, el local elegante, por ponerle algún "pero" al sitio, con demasiada luz y el aire un poco alto, pero por lo demás una noche de diez.
Nos sacaron un aperitivo de crema de guisantes con croqueta de sepia impresionante, al igual q el resto de platos que pedimos: salpicón de marisco, saquitos de zamburiñas con crema de necoras como entrantes y de segundos, chuleton de ternera gallega y merluza con costra de changurro y rabioli de pulpo...esto último para morirse. De postre leche frita con helado de dulce de leche. Cafés, agua y botella de Gran Vos por 85 euros.
Relación calidad-precio inmejorable.
Lo dicho, si pasáis por A Coruña no dejéis de ir!!

Se llenó hasta la bandera, y en estos tiempos que corren es un indicativo de que aquí se come muy bien.

Compartimos unas ricas croquetas y un estupendo carpaccio de reno.
De segundos tres riquísimos lomos de lubina y una buena merluza envuelta en txangurro.

Probamos dos postres, una deliciosa tarta caliente de avellana y una delicia de helado de queso y yogurt.

Bebimos dos botellas de blanco: un alvario, Pazo de Señorans, y un Godello, Godeval, estupendos los dos.

Gran comida, lo pasamos muy bien. Cuando vuelva por Coruña vuelvo seguro.

Llegamos después de un paseo por la playa de Riazor, teníamos reserva para comer. El restaurante se llenó al completo, buena señal y más en estos tiempos.

Compartimos unas buenas cestillas crujientes de zamburiñas con salsa de nécoras, y de segundos un buen magret de pato y una ración de lamprea a la bordelesa: nunca había probado este plato, y francamente me gustó, aunque es diferente a todos los pescados que había probado hasta ahora y su sabor no lo veo apto para todos los gustos

De postre compartimos un delicioso bizcocho caliente de avellana.
La carta de vinos no está mal, probamos Más de Leda 2008 (19 euros) que nos gustó mucho.

Buen restaurante, RCP muy interesante.

Local agradable, cocina moderna sin estridencias, raciones abundantes y un excepcional gin-tonic deconstruido de postre. Carta de vinos quizás algo corta pero con claridad en las ideas y gran relación calidad-precio. Francamente bien. La comida fue en Agosto

Restaurante con la mejor relación calidad-precio-servicio de la ciudad.
Excelente materia prima y cuidadas elaboraciones.
Exquisitos platos desde los entrantes hasta el postre ¡si llegas¡, porque los platos son generosos, como nos gusta en Galicia.
Lugar acogedor y buen servicio.
Bodega con especial referencia a los vinos gallegos aunque quizá un poco corta.

He de reconocer que no iba muy convencida, aunque me lo habían recomendado, porque no hay forma de encontrar un buen restaurante en domingo noche. ¡Pero nada más lejos de la realidad!
Empezamos con un Carpaccio de reno con alcaparras y ensalada de queso Idiazábal, perfecto. Seguimos con unas Cestitas de zamburiñas, acompañadas de salsa de nécoras. Nos pusieron una por persona, pero la ración era más que grande.Como plato principal, un Bacalao con escalivada, y Lomo de venado con puré de castañas y salsa de ciruelas, delicioso. Muy buenos los puntos de ambos. Al agradarnos tanto el buen hacer de la cocina, decidimos tomar también dos postres, Tatin de plátano con fruta de la pasión y helado de yogur, para chuparse los dedos, y Gin Tonic en texturas, simplemente espectacular. El vino, Dominio de Atauta 2006, con el servicio un poco tosco, pero a buena temperatura. La carta de vinos bastante extensa, con, lógicamente, bastantes referencias gallegas, pero acertadas elecciones, y precios bastante ajustados.

En resumen, un sitio muy agradable y tranquilo, con equilibrio entre el servicio y la cocina, y una gran RCP (100€ dos personas, incluido el vino). Para repetir, sin duda.

Segunda vez que asisto a este restaurante. Creo que en el 2007 le dieron una estrella michelín. Comida creativa, con platos bien elaborados y con buena materia prima.
Creo que es uno de los Top calidad-precio en la ciudad de Coruña. Platos abundantes y sensación de haber comida muy bien. Unos canelones de setas silvestres y tomate, langostinos con queso de cabra, rape alborada y solomillo con foie al oporto, una botella de vino Castro de Lobarzán 2007 (11 euros), agua y 2 manzanillas por 75 euros.
Carta de vinos muy interesante con referencias de casi todas las denominaciones españolas.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar